Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 14:45

El 61% de los chilenos quiere ser recordado por haber sido un buen padre o madre

por 1 noviembre 2011

El 61% de los chilenos quiere ser recordado por haber sido un buen padre o madre
El 46% de los consultados cree que la tragedia aérea en Juan Fernández fue el evento que más lo marcó recientemente, seguido del terremoto de 2010 en Chile, con un 29%. Cifras muy superiores al rescate de los 33 mineros o la tragedia de la cárcel San Miguel.

El II Estudio “Los chilenos y la muerte” realizado por la Consultora Visión Humana y Parque del Recuerdo a nivel nacional determinó que el 61% de los chilenos quiere ser recordado por haber sido un buen padre o madre, cifra que da cuenta de la importancia que las personas le otorgan a sus vínculos familiares y al legado familiar que dejan antes de partir.

La muestra, desarrollada durante octubre de este año, recogió los resultados de 481 encuestas telefónicas realizadas en hogares con hombres y mujeres de entre 18 y 80 años, residentes en las principales ciudades del país, con un error muestral del cinco por ciento.

Juan Pablo Donetch, gerente general de Parque del Recuerdo, explicó que “por segundo año consecutivo realizamos esta investigación para plantear un tema que es inherente a la vida humana y que de alguna manera todos vamos a enfrentar. Es por ello que, desde nuestra perspectiva, es fundamental comenzar a educar a las personas, a las familias y sobre todo a los niños, respecto del tema de la muerte, el duelo y muy especialmente sobre cómo abordarlo en la vida cotidiana”.

Otra de las conclusiones del estudio es que 6 de cada 10 chilenos cree que hay vida después de la muerte, en tanto que un 61% cree en la resurrección, mientras que la reencarnación representa las creencias del 38% de los encuestados, cifra superior a la de 2010. Destaca que, de un año a otro, se registró una baja del 7% en la creencia de que “existe el diablo”.

Respecto de la orientación religiosa, el 59% de los chilenos manifiesta practicar la religión católica, mientras que el 15% se declara evangélico y el 8% dice no profesar ninguna religión. El 92% de los encuestados cree en la existencia de Dios, siendo las mujeres y los estratos de menores ingresos (C2-C3–D) las que tienden a declarar con mayor fuerza esta tendencia. En tanto el 63% cree en los espíritus y el 62% en la vida después de la muerte.

Otra conclusión importante es cuán presente han sentido las personas el tema de la muerte durante este 2011. El 70% lo ha sentido algo o muy presente, siendo las mujeres y los segmentos de entre 18 a 44 años los que más han sentido cercana esa presencia, ya sea por temas personales como por información expuesta por los medios de comunicación. El principal motivo, según los datos arrojados, se debe a la muerte de personas en eventos o accidentes de difusión pública, como el accidente aéreo de Juan Fernández, que el 46% de los chilenos identifica como el evento público que más los ha marcado emocionalmente, seguido el terremoto de 2010 en Chile, con un 29%. Cifras muy superiores al rescate de los 33 mineros o la tragedia de la cárcel San Miguel.

Sin embargo, los chilenos, al igual que el año anterior, han pensado muy pocas veces en el tema de la muerte y sobre qué puede llegar a ocurrir en el caso de un deceso. El 77% no conversa en ninguna circunstancia ni momento sobre ella. En este ámbito, el sector socioeconómico C2 es el que demuestra una mayor tendencia a hablar sobre el fin de la vida.

“Las personas aparecen demasiado seguras de que cuando mueran se encontrarán con Dios, pero cuando se tienen que enfrentar en el momento práctico de la muerte de un ser querido es puro temor. Por lo cual se ve una disonancia y una inconsistencia en lo que se hace y dice”, señaló Patricio Polizzi, gerente general de la consultora Visión Humana.

Respecto de los sentimientos o emociones que provoca la muerte, para el 70% de la muestra evoca conceptos como tranquilidad o paz; el 68% la asocia a la pena o tristeza (cifra 10% mayor que la del 2010), mientras que el 41% la vincula al temor o al miedo. No obstante, la asociación negativa como la impotencia, la frustración, la rabia o la culpa es mucho mayor que lo manifestado en 2010. “Sin duda, y dado los acontecimientos que hemos sufrido en el país, existe una suerte de replanteamiento hacia el tema de la muerte, lo que se manifiesta en el aumento de los sentimientos y emociones más negativas hacia el tema, esto más allá de vivenciarlo como un proceso natural de la vida”, agregó Andrés Mendoza, director de investigación y tendencias de la consultora Visión Humana.

Acerca de cuál es la mayor inquietud o intranquilidad que produce la propia muerte, 3 de cada 10 chilenos manifiesta que su peor miedo es la pérdida del contacto con los seres queridos o producir dolor a los demás, mientras que el 29% cree que pasar a mejor vida es el concepto que más se asocia a la temática.

Aspectos negativos, como dejar de existir o no creer que la muerte implica un descanso, marcan una tendencia que habla sobre el temor que existe actualmente en torno al tema. Asimismo, la muerte de un hermano, seguido por la muerte de un amigo, son las principales causas de temor para los encuestados.

Un aspecto fundamental que concluye esta muestra es el tipo de muerte que prefieren los chilenos: el 78% prefiere morir sin dolor y el 70% morir durante el sueño. Este aspecto tuvo un crecimiento de un 19% más que el año anterior, lo que da cuenta que las personas han percibido la muerte como algo trágico, inmediato y extremadamente negativo para quienes quedan en esta tierra.

Al ser consultados sobre cómo les gusta recordar a los familiares fallecidos, el 47% de los consultados prefiere hacerlo conversando con otras personas, mientras que el 31% prefiere participar en misas y el 30% visitando su tumba en el cementerio.

Sobre la manera cómo le gustaría ser recordado después de su muerte, el ser un buen padre o madre se da mayormente en las mujeres, mientras alguien que aportó a la sociedad tienen mayor relevancia en los grupos etarios desde los 18 a los 30 años. Asimismo, a 4 de cada 10 chilenos encuestados le gustaría ser recordado como alguien que entregó mucho amor y un 27% por ser de una forma especial. Todo lo anterior tiene directa relación en lo importante que se ha convertido el dejar un legado en esta vida.

Niños, educación y muerte

Debido a la manera cómo los medios de comunicación han tratado el tema de la muerte, principalmente la televisión y prensa escrita, el 36% de los chilenos cree que los medios se refieren a la muerte manera incorrecta, mientras que sólo el 11% cree que se habla adecuadamente.

Esta exposición ha llevado a pensar que son los niños los que han estado más expuestos a esta temática y por ende deben ser informados y formados adecuadamente. Según los consultados, el 58% está de acuerdo con esta medida, principalmente las mujeres y aquellos padres que tienen hijos en edad escolar.

Maribel Corcuera, psicóloga del Parque del Recuerdo precisó que las cifras muestran que queda en evidencia “una cierta inconsistencia por parte de los padres, que por un lado se expresan muy a favor de que sus hijos sean formados y educados en el tema de la muerte, pero que, por otro, hablan muy poco con ellos sobre esta situación”.

Y es que frente a la pregunta sobre si se ha hablado o conversado de la muerte con los hijos, un 34% de los encuestados manifiesta que nunca lo ha hecho, mientras que el 25% lo ha hecho con ellos sólo frente al fallecimiento de algún familiar. Solo el 23% lo hace de manera cotidiana.

La psicóloga del Parque del Recuerdo indicó que estas cifras se explican porque “los padres y las madres no sólo desconocen cómo enfrentar y tratar la muerte con los hijos, sino que, además, no cuentan con herramientas para hacerlo”.

Sobre los medios más adecuados para educarlos en el tema, 6 de cada 10 chilenos prefiere hacerlo directamente, el 39% prefiere que se haga a través de charlas o actividades en el colegio, mientras que el 11% le encantaría enseñarles a través de cuentos.

“Lo ideal es hacer del tema en los niños lo más lúdico posible. No expuestos a temáticas que no son de su edad. Lo ideal es que un niño tenga un duelo sano y para ello debe ver al adulto en un duelo sano y sin temor a enfrentarlo”, agregó la especialista en psicología infantil.

Sepultura, costos y 1 de noviembre

Un aspecto fundamental considerado por el estudio de Visión Humana y Parque del Recuerdo fue la falta de información respecto del tema de la muerte, al consultar si los chilenos saben o no cuánto cuesta una sepultura. Un 33% no tiene idea sobre su valor. Cifra igualmente importante cuando se les consulta sobre cómo proceder frente los trámites que se deben realizar ante la muerte de un familiar cercano, frente a lo cual el 28% desconoce los procedimientos.

Dentro de las fechas conmemorativas más importantes del año asociada al ritual de la muerte, el 1 de noviembre se ha convertido para el 39% de los chilenos en un día para ir visitar a los parientes fallecidos al cementerio, cifra 9% superior a la del año pasado. Esto da cuenta de que el Día de Todos los Santos a retomado su rol conmemorativo, sobre todo para los segmentos más bajos, que lo asocian a un rito familiar ineludible. Lo anterior se contrapone con la opinión que tenían la mayoría de los chilenos en años anteriores respecto de que esta fecha era sólo un día feriado más del calendario.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes