Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 18:07

Aclara informaciones de prensa

Hinzpeter desmiente renuncia por 24 horas a su cargo

por 12 noviembre 2011

Hinzpeter desmiente renuncia por 24 horas a su cargo
“No estuve renunciado ni 24 horas, ni por un espacio de tiempo superior o inferior a eso. No sólo no he renunciado, sino que estoy muy comprometido, muy entusiasmado en mi cargo y muy orgulloso de lo que el gobierno ha hecho en estos 20 meses de administración”, agregando que “me siento con la plena confianza del Presidente, y mientras el Presidente mantenga su confianza en este ministro, este ministro se mantendrá en su cargo”.

El ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, desmintió informaciones de prensa referidas a que en septiembre pasado estuvo renunciado a su cargo por 24 horas, afirmando de paso que mientras tenga la confianza del Presidente Sebastián Piñera se mantendrá en su puesto.

En una entrevista a El Mercurio, Hinzpeter dijo que “no estuve renunciado ni 24 horas, ni por un espacio de tiempo superior o inferior a eso. No sólo no he renunciado, sino que estoy muy comprometido, muy entusiasmado en mi cargo y muy orgulloso de lo que el gobierno ha hecho en estos 20 meses de administración”.

Además, Hinzpeter agrega que “me siento con la plena confianza del Presidente, y mientras el Presidente mantenga su confianza en este ministro, este ministro se mantendrá en su cargo”.

“Dentro del gobierno hay bastante más formalidad de lo que la opinión pública o el mundo del periodismo pareciera intuir. Yo soy ministro del Interior hasta que el Presidente me pida que deje de serlo, y no me parece que los ministros tengan que estar tensionando las relaciones por la vía de renuncias o cuestiones de esa naturaleza”, explicó.

Además, señala que se siente muy comprometido con lo que el gobierno está realizando, “así que no hay espacio dentro de esa convicción y entusiasmo para renuncias”.

Lucha contra la delincuencia

En el tema de la delincuencia., el ministro Hinzpeter ha tenido que lidiar con el aumento en un 10,1% en los casos de policiales por delitos de mayor connotación, de acuerdo a las encuestas que se han realizado, pero también con el Ministerio Público tras el emplazamiento que hizo a los fiscales para investigar ciertos casos.

El caso de mayor connotación y que llevó a Hinzpeter a cuestionar el actuar de los fiscales fue en el que murió un adolescente alcanzado por el disparo de unos amigos que jugaban con un arma, ocasión en el que pidió explicaciones al Ministerio Público por haber declarado como “testigos” a quienes acompañaban al autor del disparo.

Respecto al aumento de la delincuencia, lo cual se refleja en las cifras de encuestas, el jefe de gabinete tiene una tesis sobre el tema, la cual apunta a la incidencia de los actos violentos que han ocurrido al finalizar las marchas de los estudiantes.

“Se trata de un trimestre en que hubo mayor demanda por orden público y también mayor cantidad de vandalismo en nuestras calles. Cuando hay desordenes, no marchas tranquilas -que es algo distinto-, el primer damnificado es la lucha contra la delincuencia”, sostiene.

Y añade que “son unos 1.400 carabineros que, en cada ocasión, han debido abandonar funciones normales de patrullaje para perseguir a encapuchados y lanzadores de bombas molotov. El problema también está en que el artículo que sanciones los desordenes públicos es antiguo, muy vago y con penas muy bajas. Entonces, es muy barato cometer estos actos. Así de grave y así de claro, aunque a muchos les moleste que en orden público nuestro gobierno llame las cosas por su nombre. Por eso hemos planteado la ley anti-saqueos y anti-encapuchados”.

Asimismo, asegura que su intención no ha sido polemizar con el ministerio público, ni con el Fiscal Nacional, Sabas Chahuán, sino que “prender las luz sobre los roles de cada cual, y no ha sido mi propósito polemizar”.

“Sinceramente, creo tener el derecho, como ministro del Interior y Seguridad Pública, a manifestar mi desazón con que personas que son parte de un hecho delictivo sean consideradas testigos”, explica.

En tal sentido, señala que no es “posible ni razonable desprender, a partir de su autonomía, que me encuentre bajo un imperativo de silencio o una especie de veto para expresar una opinión cuando discrepo de una decisión que cae en el campo de lo que es parte sustancial de mi ámbito de responsabilidad”.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes