Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:18

En el Cementerio General exhuman restos de Rodrigo Anfruns

por 16 noviembre 2011

En el Cementerio General exhuman restos de Rodrigo Anfruns
El abogado Roberto Celedón, querellante en la causa, dijo que esta diligencia reafirma la tesis que "hemos venido insistiendo, en cuanto a que no estaba todo dicho respecto a las motivaciones del secuestro y homicidio de Rodrigo".

A las 08:15 horas comenzó en el Cementerio General la exhumación del cuerpo del menor Rodrigo Anfruns Papi, diligencia que pretende dilucidar el crimen acontecido en junio de 1979.

El menor desapareció por 11 días y más tarde fue encontrado sin vida en un sitio eriazo, próximo a su residencia, y que en los días previos fue revisado por los organismos policiales.

La pericia fue ordenada por el ministro en visita Manuel Antonio Valderrama. Hasta el recinto de Avenida La Paz llegaron también peritos del Servicio Médico Legal (SML).

Si bien las investigaciones de la época determinaron que el autor del crimen fue un joven de entonces 16 años, de iniciales P.P.V, existen dudas respecto de la participación de agentes del Estado en el crimen.

Puntualmente el magistrado realiza esta exhumación para pedirle a los peritos del Servicio Medico Legal que identifiquen eventuales restos orgánicos de terceras personas que pudieran estar en las uñas de Rodrigo Anfruns o en alguna otra parte de su cuerpo.

El abogado Roberto Celedón, querellante en la causa, dijo que esta diligencia reafirma la tesis que "hemos venido insistiendo, en cuanto a que no estaba todo dicho respecto a las motivaciones del secuestro y homicidio de Rodrigo".

Celedón insiste en que el niño fue torturado y que detrás de su muerte hubo participación de agentes del Estado.

El profesional ratificó en que el único inculpado por el crimen Patricio Pincheira Villalobos, de actuales 48 años, fue obligado a inculparse del homicidio, los mismos que, según Celedón, "hicieron desaparecer al pequeño de 6 años y tiraron el cuerpo en un sitio baldío próximo a la residencia de su abuela paterna, la madrugada antes de que fuera hallado".

Celedón agregó que se abre la posibilidad de que se confirmen las apreciaciones de científicos en materias forenses, en cuanto a que el cadáver del pequeño fue dejado a lo menos tres días antes de que fuera hallado cerca de un foso "justo en un sitio que durante varios días fue peinado, o sea, se determinó que no fueron más de 72 horas las que Rodrigo llevaba muerto antes de que fuera encontrado".

Lo anterior apunta a que el menor estuvo varios días secuestrado antes de ser asesinado.

Los peritajes a las fotografías tomadas por peritos de la Policía de Investigaciones de esa época permitieron concluir que el cuerpo del niño presentaba signos de haber sido golpeado y quemado con cigarrillos.

La causa había sido reabierta en 2004, luego de que el teniente (r) de Carabineros Jorge Rodríguez Márquez asegura ver, la madrugada del 14 de junio de 1979, a un grupo de policías cuando llegaron al peladero próximo al domicilio del pequeño y depositaron allí el cadáver. Versiones de diversas indagaciones periodísticas indican que Rodrigo Anfruns Papi fue secuestrado por error, en el marco de una operación ilegal de los servicios de seguridad del régimen militar, por una rencilla personal entre oficiales castrenses.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes