Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 17:46

Podría pasar en 2012 a manos privadas

Gobierno boliviano mantiene preocupación sobre gestión de ferrocarril chileno

por 20 noviembre 2011

Gobierno boliviano mantiene preocupación sobre gestión de ferrocarril chileno
"Tenemos mucho temor, yo lo digo con franqueza, de que EPA vuelva a transferir a TPA la administración del ferrocarril, como ha ocurrido con el puerto de Arica, y eso para nosotros sería consolidar un monopolio que nos está asfixiando", dijo Alurralde.

El Gobierno boliviano ratificó este domingo su "temor" por la posibilidad de que la administración del ferrocarril entre el puerto chileno de Arica y la ciudad de La Paz pase finalmente en 2012 a manos de una empresa privada que podría perjudicar a Bolivia.

El vicecanciller boliviano, Juan Carlos Alurralde, expresó esa preocupación en una entrevista con medios estatales, tras haber recibido información de la Cancillería de Chile sobre las inversiones para rehabilitar el ferrocarril que está parado hace varios años.

Alurralde admitió primero que se equivocó el pasado viernes al calificar de privada a la estatal Empresa Portuaria de Arica (EPA) a cargo de esa rehabilitación, pero ratificó su temor de que esa compañía transfiera en 2012 el ferrocarril a la firma Terminal Puerto Arica (TPA), de capitales privados chilenos y peruanos, como hizo en su momento con la administración de la terminal marítima.

"Tenemos mucho temor, yo lo digo con franqueza, de que EPA vuelva a transferir a TPA la administración del ferrocarril, como ha ocurrido con el puerto de Arica, y eso para nosotros sería consolidar un monopolio que nos está asfixiando", dijo Alurralde.

El funcionario recordó que Bolivia ha hecho reclamos a EPA porque TPA subió "indiscriminadamente", hasta en un 100 %, sus tarifas provocando problemas a los exportadores bolivianos.

Enfatizó que el ferrocarril fue construido por Chile como una compensación por la pérdida territorial sufrida por Bolivia en la guerra del Pacífico librada a fines del siglo XIX.

"A un privado no le interesa obedecer o respetar un tratado internacional, le interesan las ganancias", dijo Alurralde.

Agregó que el Estado chileno debería además volver a la administración del puerto de Arica o transferirlo junto con el ferrocarril al Estado boliviano.

Un 90 % de la carga que pasa por Arica proviene o está dirigida hacia Bolivia y el mismo ferrocarril será usado principalmente por pasajeros y carga boliviana.

Insistió en que la gestión privada de Arica "está ahondando" los problemas bilaterales y provoca más "desencuentros" y opinó que la defensa de un interés privado no puede distanciar dos países.

El funcionario también pidió que Chile dé "una señal concreta, real y positiva" y convoque con fecha a un encuentro del mecanismo bilateral de consultas políticas que no se reúne hace un año, con fin de analizar estos temas y otros de la agenda bilateral.

El asunto central de esas conversaciones congeladas en noviembre del 2010 es la demanda boliviana de obtener una restitución de su salida al mar, perdida en la guerra del Pacífico.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes