Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 14:45

Krassnoff agradece a Labbé y califica a quienes “funaron” homenaje de “montoneras cavernarias”

por 1 diciembre 2011

Krassnoff  agradece a Labbé y califica a quienes “funaron” homenaje de “montoneras cavernarias”
“Términos tales como justicia, verdad, etc. y etc. en vuestros labios suenan vacías, por ser insinceras e hipócritas” dice una carta que escribió el ex DINA en el Centro de Cumplimiento Penitenciario Cordillera de Peñalolén, donde permanece tras ser condenado a 144 años de cárcel por crímenes como secuestro, tortura y asociación ilícita en 23 causas de violaciones a los derechos humanos.

El brigadier (r) Miguel Krassnoff agradeció al alcalde Cristián Labbé por el homenaje que recibió el 21 de noviembre pasado en el Club Providencia.

Ese día Agrupaciones de defensa de los Derechos Humanos realizaron una manifestación de repudio al acto donde se presentó la cuarta edición del libro “Miguel Krassnoff: Prisionero por servir a Chile”, escrito por la historiadora Gisela Silva Encina. Varios de los invitados recibieron una lluvia de escupitajos y fueron insultados duramente por los manifestantes.

Krassnoff permanece en el Centro de Cumplimiento Penitenciario Cordillera de Peñalolén condenado a 144 años de cárcel por crímenes como secuestro, tortura y asociación ilícita en 23 causas de violaciones a los derechos humanos. Desde su encierro el retirado oficial escribió una carta en la que agradeció a quienes participaron del acto y repudió la manifestación contra el evento.

“Gracias! autoridades edilicias de la I. Municipalidad de Providencia por permitir que en vuestras dependencias se haya podido llevar a efecto este acto y demostrar ante Chile entero que aún existen personas de notable hombría de bien que dignifican sus altas y muy delicadas responsabilidades, al hacerse respetar en sus correctas decisiones que les asigna la ley, sin aceptar cómodas componendas ni desmedidas presiones que les amenazaban por la realización del citado evento y ponían en riesgo vuestras legítimas aspiraciones de proyectarse en sus respectivos futuros. Uds., virtuosamente, han tenido la intrepidez de sacudirse del alienante concepto de lo “políticamente correcto”, acepción que a mi juicio equivale a castración mental”, dice el texto.

Además agradece a los asistentes al homenaje “por remover y aventar la perversa monotonía, pasividad y desidia que se había entronizado en buena parte de nuestra sociedad al no asumir en forma seria sus responsabilidades para la defensa y mantención de la democracia que tantos sacrificios nos costó recuperar a todos! ¡Respetadas personas!: Vuestra asistencia fue un verdadero homenaje, no a una persona en particular, sino que a una causa superior que trasciende en mucho a nombres, caras o personalidades”.

En tono sarcástico, y refiriéndose a quienes protestaron en las afueras del Club Providencia la misiva también agradece a “los integrantes de esas turbas irracionales, groseras y cobardes seguidoras de posturas dogmáticas intransigentes y ateas responsable de los pavores más espantosos que ha debido sufrir la humanidad y que -inútilmente- pretendieron mediante su característica violencia y sandez, empañar el desarrollo del acto”.

“Términos tales como justicia, verdad, etc. y etc. en vuestros labios suenan vacías, por ser insinceras e hipócritas. Uds., con sus ofensas, agresiones, piedrazos, destrucciones y verborrea inculta con la que actuaron ese 21 de noviembre de 2011 (amenaza de bomba incluida) se han desenmascarado ante el país entero, como un sector que jamás resolverá las justas aspiraciones del noble pueblo chileno. Montoneras cavernarias: ¡Gracias por mostrarse tal como son!”, expresó Krassnoff, reiterando su supuesta inocencia asegurando que “asesinatos, brutalidades, ejecución de desapariciones de individuos u otras atrocidades no son conceptos propios de mi idiosincrasia”.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes