Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 11:12

Discriminan y humillan a alumna de colegio de Viña del Mar por tener dos madres

por 2 diciembre 2011

Discriminan y humillan a alumna de colegio de Viña del Mar por tener dos madres
La menor contó a sus madres lesbianas el hecho, y el director llegó al extremo asociar a las personas homosexuales con la pedofilia y la zoofilia, “aconsejando” a la familia que retirará a la menor para que “no la pasara mal en clases de religión”.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) denunció hoy públicamente a la dirección del colegio Emmanuel de Viña del Mar por discriminar y humillar a una alumna de 10 años sólo por el hecho de tener dos madres, un matrimonio chileno-español de tres años.

Los hechos se remontan a comienzos de noviembre cuando dos  profesoras de religión del  establecimiento señalaron en una Asamblea Escolar, que reunía a estudiantes de kinder a sexto básico, que las personas homosexuales eran “enfermas” y que “el demonio se les metía por un orificio”, todo el marco de rumores previos sobre que la alumna afectada tenía dos madres.

La situación provocó malestar en la menor y la madre expresó vía telefónica su disconformidad al profesor jefe, Miguel González. “Desde ahí comenzó un calvario de humillaciones para esta familia homoparental”, señaló el activista del Movilh, Gonzalo Velásquez.

En efecto, el profesor sin consentimiento de sus madres sacó un día después a la menor de la sala de clases y la sometió  a un careo con la inspección general, lo que provocó llantos y angustias a la estudiante. Acto seguido, las madres expresaron su repudio al establecimiento, consiguiendo hablar con las profesoras de religión responsables inicialmente de los hechos.

“Nos trataron de hacer creer que la versión de mi hija era mentira. Increparon a nuestra hija para que desmintiera lo que había contado, pero no lo consiguieron porque la niña gracias a Dios fue siempre fiel a su versión de los hechos desde el principio y lo contó todo, con nombres de profesores incluidos”, relataron las madres al Movilh.

Añadieron que “esta reunión, lo único que produjo, aparte de provocar a nuestra hija llantos toda la mañana en el colegio por la presión psicológica que recibió, fue dejar a todos los miembros del colegio muy, muy nerviosos, por lo que el director nos citó a la brevedad a su oficina”.

Al inicio de la conversación con el director Luciano Villarroel, lo primera  consulta que éste hizo a las madres es si era lesbianas o no, tras lo cual agregó que las personas homosexuales “éramos pecadoras y prohibidas por la Biblia, justo donde se encuentra los asesinos, pedófilos,  zoofílicos y ladrones”.

Tras ello, y en lugar de ofrecernos tranquilidad y protección para la niña, “la única solución del director tras sus “bellas” palabras fue que sacáramos a  nuestra hija del colegio y cerráramos el año ya que según él ella se iba a incomodar mucho en la clase de religión”.

En la actualidad,  las madres ya encontraron un nuevo colegio para su hija y evalúan junto al Movilh el inicio de acciones legales.

“A la par ya hemos puesto a disposición del Ministerio de Educación todos los antecedentes del caso, a objeto de que nos reciban a la brevedad y contribuyan a hacer justicia por estos inhumanos actos que no respetan siquiera la dignidad de una menor de edad”, puntualizó el activista del Movilh, Alberto Roa.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes