Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 03:29

Miss Tierra Chile apuesta por "pequeños cambios" para mejorar el planeta

por 2 diciembre 2011

Miss Tierra Chile apuesta por
Podemos ayudar con el día a día, segregando la basura o usando una bicicleta en lugar de un automóvil. Es mucho más probable que la gente se quede con eso y lo haga más que en un gran proyecto ecológico", comenta la modelo de 22 años.

Camila Stuardo, representante chilena en el concurso de belleza Miss Tierra que se decide el sábado en Manila, apuesta por realizar "pequeños cambios en el día a día, como apagar las luces" para mejorar la salud del planeta.

"Me enfoqué en lo básico más que en grandes proyectos. Podemos ayudar con el día a día, segregando la basura o usando una bicicleta en lugar de un automóvil. Es mucho más probable que la gente se quede con eso y lo haga más que en un gran proyecto ecológico", comenta a Efe esta modelo de 22 años.

"Celebrando los bosques para la gente" es el lema de esta edición del concurso de Miss Tierra, creado por la empresa filipina Carousel para concienciar al mundo sobre la ecología y los efectos del cambio climático.

A diferencia de otras contendientes, que tuvieron que competir con candidatas de su propio país, a Stuardo le ofrecieron representar a Chile, ya que es una habitual de las pasarelas chilenas.

Miss Tierra

Esta joven, que lleva trabajando como modelo desde los 13 años y también estudia Relaciones Públicas, viajó a Filipinas preparada para enfrentarse a un clima hostil, pero tras más de dos semanas en Asia no ha tenido ninguna rencilla con el resto de competidoras.

"No me he agarrado de las mechas con nadie. Todas amigas. Venía muy preparada para la competencia y las mujeres bravas que te pueden romper el vestido y la verdad es que no ha pasado nada de eso y yo no le he roto el vestido a nadie tampoco", bromea la chilena.

Para esta belleza de sedosa melena castaña lo más duro de la experiencia son los horarios, ya que las múltiples actividades promocionales que ha emprendido por el archipiélago junto a las otras misses apenas le han dejado tiempo para dormir.

"Terminamos las actividades a las once o doce de la noche y nos levantamos a las cuatro o cinco de la mañana. Ha sido duro, tenemos ojeras, así que el maquillaje ayuda", declara sonriente la modelo.

La dura agenda y el cansancio no le han impedido disfrutar de los paisajes de Filipinas, "un país muy lindo, con gente simpática y amorosa".

La edición de este año estaba programada en Tailandia, pero las inundaciones ocurridas en ese país obligaron a trasladar el certamen a Filipinas.

La ganadora recibirá joyas valoradas en 25.000 dólares y se convertirá en la portavoz de la Fundación Miss Tierra así como de otras organizaciones ecologistas.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes