Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:47

Piñera será consuegro de uno de los empresarios cuestionados

Las redes en el ministerio de Agricultura ligadas a las avícolas acusadas de colusión

por 4 diciembre 2011

Las redes en el ministerio de Agricultura ligadas a las avícolas acusadas de colusión
Ricardo Ariztía, director de Indap, el subdirector de la entidad, Juan Carlos Domínguez Covarrubias, el director de fomento Ramón Arrau, y el jefe de gabinete del subsecretario de Agricultura, Federico Errázuriz, vienen o están ligados familiarmente a dos de las principales empresas acusadas por la FNE: Pollos Ariztía y Agrosuper. Algunos ocuparon cargos en esas firmas o en entidades relacionadas durante el periodo en que se las acusa del coludirse contra los consumidores.

El próximo 23 de diciembre el tercero de los cuatro hijos del Presidente Sebastián Piñera contraerá matrimonio con Carmen Ariztía Ovalle, nieta del dueño de las Empresas Ariztía, Manuel Ariztía Ruiz.

El casamiento de Sebastián Piñera Morel, al que asistirán relevantes figuras de la política nacional, oscurece la pista al mandatario quien en la práctica quedará directamente emparentado con uno de los cuestionados empresarios del mundo avícola que el jueves enfrentó una denuncia de colusión por parte de la Fiscalía Nacional Económica (FNE), que durante este año ha realizado cinco requerimientos ante el Tribunal de la Libre Competencia (TDLC).

Las tres compañías que concentran el 92% del mercado local -Agrosuper (60,1%), Ariztía (28,1%) y Don Pollo (3,5%)- son acusadas de implementar en la última década prácticas destinadas a limitar la producción de pollos, controlar los precios y asignarse cuotas de mercado. Antecedentes que, en medio del escándalo que enfrenta el retail tras el caso La Polar constituyen un balde de agua fría para el mundo empresarial.

Este escenario, unido al próximo matrimonio del hijo del mandatario con la nieta de uno de los dueños de las empresas de pollos hoy en el banquillo, ponen en una posición complicada a Piñera, quien el viernes realizó una férrea condena de los hechos. Luego de una reunión en La Moneda con el ministro de Economía, Pablo Longueira, el Presidente anunció la conformación de una comisión encargada de generar una nueva institucionalidad en defensa de la libre competencia.

Además, Piñera adelantó que encargó al jefe de la cartera de Economía liderar el esfuerzo para crear una legislación que termine con este tipo de abusos, poniendo énfasis  en el rol que tuvo el Estado en el caso, ya que después de su intervención y de la de Longueira, retomó la palabra para insistir en que “quisiera enfatizar que ha sido el Gobierno de Chile a través de la Fiscalía Nacional Económica, quien realizó esta investigación”.

No es el único funcionario de Indap ligado al mundo avícola. El subdirector de la entidad gubernamental, Juan Carlos Domínguez Covarrubias, estuvo vinculado a Agrosuper desde 2002. Ese año se integró a Agrosuper Comercializadora de Alimentos, donde se desempeñó como Product Manager de las áreas salmón, hortalizas y congelados. Luego entre 2003 y 2006 se suma a la empresa pesquera Los Fiordos, del holding de Agrosuper ligado a la marca Super Salmon.

Club de campo

Los nombres que se asocian a las principales empresas acusadas son los de Ramón Covarrubias Vives, fundador de Don Pollo;  Gonzalo Vial Vial, que levantó Agrosuper hace 40 años y Manuel Ariztía Ruiz, que es nieto del fundador de Empresas Ariztía.

El sobrino de este último, Ricardo Ariztía de Castro, es el actual director del Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP) dependiente del Ministerio de Agricultura.

Ariztía de Castro, no sólo está ligado a la cuestionada compañía Ariztía por vínculos familiares. Según el  currículum que aparece en la página de Indap quien fuera presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) y fundador de Federación de Productores de Fruta (Fedefruta ) ocupó el cargo de gerente general de  Agrícola Baracaldo, una de las cuatro áreas de negocios del holding Ariztía.

No es el único funcionario de Indap ligado al mundo avícola. El subdirector de la entidad gubernamental, Juan Carlos Domínguez Covarrubias, estuvo vinculado a Agrosuper desde 2002. Ese año se integró a la división Agrosuper Comercializadora de Alimentos, donde se desempeñó como Product Manager de las áreas de salmón, hortalizas y congelados. En 2003 se incorporó a la empresa pesquera Los Fiordos, del holding de Agrosuper ligado a la marca Super Salmon. Tal como detalla su currículum en el sitio de Indap, en abril de 2006 asumió como director Comercial de Agroeuropa en Italia y representante de Agrosuper en el directorio de la filial europea. Allí desarrollaba la planificación y coordinación de las estrategias de venta y control de costos.

En mayo de 2009, el ingeniero agrónomo fue ascendido a  subgerente de negocios de Agrosuper, a cargo de la planificación y coordinación de la producción de aves, planificación y coordinación de las ventas nacionales y oficinas en el extranjero y la definición de los planes comerciales y estrategias de negocios.

En abril de 2010 se convierte en asesor del subsecretario de Agricultura, Álvaro Cruzat (UDI), cargo que ejerció hasta junio de 2010, tres meses antes que la FNE iniciara la investigación que hoy tiene de cabeza al mundo de los pollos.

En Indap también trabaja el hijo de quien fuera gerente de asuntos corporativos por 27 años de Agrosuper y director suplente de la Asociación de Productores de Pollo (APA), Ramón Arrau de la Cerda.

Un gremio que, a petición de la FNE debe ser disuelto, ya que lo acusa de de coordinar el desempeño del cartel dedicado a “celebrar y ejecutar un acuerdo entre competidores consistente en limitar su producción, controlando la cantidad producida y ofrecida en el mercado nacional y asignarse cuotas de mercado de producción y comercialización de dicho producto”.

El hijo de Arrau de la Cerda, Ramón Arrau García de la Huerta, llegó en mayo de 2010 a ocupar el puesto de asesor a contrata del director nacional de Indap, Ricardo Ariztía de Castro, que en la práctica era la función de un jefe de gabinete. Por ese rol recibía un sueldo de $3.662.105, percibiendo además un bono de “función crítica de 82%” por comisión de servicio al extranjero desde el 31 de julio hasta el 19 de agosto de 2010.

Luego fue traspasado a un contrato a honorarios por $4.827.000 al puesto de asesor profesional con el fin “de hacer más eficientes los programas que van en apoyo a la agricultura familiar campesina”. La tarea duró tres meses, desde enero a marzo del 2011, tras lo cual fue nombrado en calidad de funcionario de planta como jefe de la División de Fomento de Indap, cargo por el que percibe $ 3.656.667, además de una asignación de alta dirección pública de 65%.

Dentro de la Subsecretaría de Agricultura también hay vínculos con el negocio de los pollos. Es el caso del jefe de gabinete del subsecretario Álvaro Cruzat, Federico Errázuriz Tagle, que fue  jefe del área de Pavos de Ariztía.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes