Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:47

En entrevista con diario La Nación de Argentina

Piñera augura un buen segundo tiempo de su mandato

por 11 diciembre 2011

Piñera augura un buen segundo tiempo de su mandato
El jefe de Estado dijo que el 2012 será muy difícil a nivel mundial, lo cual tendrá impacto en los países latinoamericanos, “especialmente en aquellos que tienen gran integración con el mundo, como Chile. De hecho, ya nos afecta y nos seguirá afectando por la vía de las expectativas y la confianza, tanto de consumidores como inversionistas”.

El Presidente Sebastián Piñera cree que el segundo tiempo que iniciará su gobierno tendrá buenos resultados, ya que se focalizará en el combate a la pobreza y en reformas educativas y políticas, explicando el bajo apoyo que ha tenido su gestión en las encuestas, debido a que “no siempre la voz de la calle es la voz del pueblo”.

En entrevista dada al diario argentino La Nación, luego de su participación en la toma del mando de la Presidenta Cristina Kirchner, Piñera dijo que el próximo año será muy difícil a nivel mundial, lo cual tendrá impacto en los países latinoamericanos, “especialmente en aquellos que tienen gran integración con el mundo, como Chile. De hecho, ya nos afecta y nos seguirá afectando por la vía de las expectativas y la confianza, tanto de consumidores como inversionistas”.

Además, explicó que Chile está preparado para una crisis global, afirmando que “tenemos una economía sólida, equilibrio fiscal y reservas internacionales. Pero estamos preparando un plan de contingencia, para ir reaccionando según sea la magnitud de la crisis, tomando las medidas internas que nos permitan reducir el impacto de la crisis mundial en nuestro país. Particularmente, en términos de actividad económica y crecimiento, con políticas contracíclicas fiscales y monetarias, para proteger el empleo, a los sectores más vulnerables y a la clase media”.

En ese sentido, Piñera ve con buenos ojos a América Latina, ya que a su jucio está preparada para enfrentar una eventual crisis económica. “Esta nos encuentra en mucho mejor pie que la crisis del petróleo de 1973, la crisis asiática de 1998 o incluso la crisis financiera del año 2008. América latina aprendió la lección y hoy tenemos un continente con equilibrios sólidos, creciendo e iniciando un renacimiento”, sostuvo.

Respecto al costo político de tomar medidas impopulares, el mandatario señala que “un presidente debe tomar las medidas que se necesitan. A veces serán populares y otras veces, no. Pero un buen presidente no se guía por la popularidad de las medidas, sino por la sabiduría y necesidad de ellas. Si uno quisiera darles el gusto a todos, lo podrá hacer, pero por muy poco tiempo, y luego todo el país pagará las consecuencias. Esas son las políticas irresponsables y populistas: pan para hoy y hambre para mañana. Nuestro gobierno no sucumbirá a esos cantos de sirena”.

El segundo tiempo de su gobierno

En cuanto al segundo tiempo que se enfrentará su gobierno, Piñera dijo que “siempre nos hemos planteado objetivos grandes y ambiciosos, pero factibles. Recuperamos la capacidad de crecimiento, la inversión, creamos más de medio millón de empleos y hemos mantenido la inflación bajo control. Adicionalmente, quisimos acotar la pobreza extrema y sentar las bases para derrotarla antes de que termine la década. También avanzamos con los programas de ayuda social. En el terreno político, queremos revitalizar y rejuvenecer nuestra democracia. Por eso impulsamos leyes tales como la de inscripción automática y voto voluntario o de voto en el extranjero. El nuestro es un proyecto integral, que apunta a lo económico, a lo político y a lo social. Adicionalmente, tuvimos que hacernos cargo de la reconstrucción del terremoto. Nada nos ha sido fácil”.

Sin embargo, considera como una paradoja que pese a los números positivos, su popularidad sigue siendo baja.

“Es una paradoja. No coincide la temperatura de los termómetros, que es la realidad, con la percepción térmica de las encuestas. Pero sé que, más temprano que tarde, ambas coincidirán”, mencionó.

Entre las explicaciones que entrega para justificar esta baja popularidad, Piñera señala que corresponde a un fenómeno universal, “hay una ciudadanía en Chile y en el mundo mucho más severa, exigente e impaciente, que pide soluciones inmediatas y totales a problemas que se arrastran por décadas. Desgraciadamente, eso no es posible. Espero que, a medida que estos resultados objetivos vayan permeando las vidas de las familias y las personas, el apoyo vaya aumentando”.

La educación: “es una causa noble y hermosa”

Respecto al conflicto estudiantil, el mandatario señala que la educación es una “causa noble y hermosa, que nuestro gobierno comparte 100%. De hecho, era uno de los pilares de nuestro programa de gobierno: mejorar la calidad, el acceso, la cobertura y el financiamiento de la educación”.

Sin embargo, agrega que no es solamente la educación superior, ni de ciertos sectores y “por eso es que hemos puesto un énfasis muy grande en mejorar la cobertura y la calidad de la educación preescolar. Si a esos niños no los atendemos a temprana edad, las carencias serán irreversibles. Lo mismo con la educación escolar y superior. Ahora, los que más se han manifestado son los estudiantes universitarios y especialmente de las universidades públicas, que representan sólo un tercio del total de universitarios. Por tanto, no siempre la voz de la calle es la voz del pueblo”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes