Viernes, 2 de diciembre de 2016Actualizado a las 21:32

Justicia confirma sobreseimiento del último imputado por asociación ilícita en “Caso Bombas”

por 14 diciembre 2011

Justicia confirma sobreseimiento del último imputado por asociación ilícita en “Caso Bombas”
El defensor regional Leonardo Moreno fundó su alegato en que al ser absueltos los restantes 13 imputados, no existen sujetos activos para configurar la supuesta organización.

Cuando los defensores del activista okupa Cristian Cancino Carrasco, Helmuth Vargas y Claudio Aspe solicitaron en la audiencia de preparación de juicio oral el sobreseimiento definitivo, se apoyaban en el fallo que días antes el mismo Séptimo Tribunal de Garantía sobreseyó definitivamente a los 13 imputados por asociación ilícita terrorista del llamado "Caso Bombas".

En el Octavo Juzgado de Garantía se decretó el sobreseimiento a fines de octubre, pero la Fiscalía Metropolitana Sur, apeló y la vista en la Corte de Apelaciones de Santiago estuvo a cargo de la sala integrada por los magistrados Lamberto Cisternas, Juan Cristóbal Mera y el abogado integrante Emilio Pffeffer.

Por la defensa alegó el defensor regional Leonardo Moreno, quien argumentó la improcedencia de la apelación del Ministerio Público ya que, aparte de la falta de mérito de las pruebas, con el sobreseimiento desaparecieron los sujetos activos de la supuesta asociación ilícita.

Al respecto expresó que para que pueda configurarse este ilícito como “elemento fáctico esencial debe existir una asociación, esto es, un concierto de dos o más voluntades independientes encaminadas a la obtención de un fin”.

Moreno planteó que “este requisito indiscutido legal y doctrinariamente hace imposible que tal asociación ilícita pueda configurarse con la concurrencia de una sola voluntad que es lo que justamente ocurre en este caso”.

Después de los alegatos  el tribunal acogió los planteamientos de la defensa y por unanimidad resolvió confirmar el sobreseimiento definitivo del imputado.

En 2009, Cristian Cancino fue juzgado y condenado a 541 días por tenencia de explosivos, pena que cumplió en libertad vigilada. El joven fue sindicado como proveedor de pólvora negra para los atentados. La Fiscalía Sur lo vinculó con Mauricio Morales, estudiante muerto en mayo de ese año tras estallarle un artefacto explosivo que portaba en su mochila. Ambos participaban del colectivo okupa "Kasa Idea" del barrio Yungay.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes