Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:27

Expresada en declaraciones de ministros, parlamentarios y columna de El Mercurio

Académicos UC denuncian presión de grupos de derecha para sancionar a alumnos que funaron acto de la Fundación Jaime Guzmán

por 21 diciembre 2011

Académicos UC denuncian presión de grupos de derecha para sancionar a alumnos que funaron acto de la Fundación Jaime Guzmán
"Los estudiantes de la Facultad de Artes de la UC resultan siendo amenazados, en este momento, por fuerzas que los superan largamente y por razones e intereses que exceden lo propiamente universitario. Es decir, no estamos aquí sino una injusticia. Y una injusticia inaceptable", dijo el académico de la escuela de Teatro Francisco Albornoz.

Preocupados están los académicos de la Pontificia Universidad Católica por las presiones que están recibiendo las autoridades de la casa de estudios superiores, por parte de grupos de derecha, para que se apliquen duras sanciones a los jóvenes que funaron el acto organizado por la Fundación Jaime Guzmán en el Campus Oriente de la UC, al conmemorarse el pasado 15 de diciembre el vigésimo aniversario de la creación de la entidad que lleva el nombre del asesinado parlamentario y fundador de la UDI.

A través de una declaración enviada a El Mostrador, el académico de la escuela de Teatro, Francisco Albornoz, consideró que los hechos registrados la semana pasada “pueden no ser un ejemplo ideal”, pero que  debe ser analizado “en coherencia” con el ideal universitario, indicando que es una visión que comparte con sus pares.

“Como profesor del Campus Oriente, vivo el debate sobre los hechos del jueves pasado no sólo como un asunto de argumentos e ideas, sino como rostros concretos y conocidos de estudiantes con los que compartimos horas de trabajo, de aprendizaje mutuo, de conversaciones, en fin, de vida universitaria. Nada diferente, por cierto, de la experiencia de cualquiera que participe en estos espacios”, dijo.

Y por lo anterior manifestó su preocupación porque “por un lado, grupos de derecha dentro y fuera de la universidad están poniendo una enorme presión sobre nuestras autoridades para que los involucrados en esos incidentes terminen transformados en cabezas de turco de este conflicto”.

“Las intervenciones de ministros y parlamentarios se suman a una columna publicada hoy en El Mercurio que es explícita en este sentido: proyecta un eventual sumario a los jóvenes como un sumario a la presencia de las artes en la Universidad. Pero no es sólo un problema interno, ya que indirectamente plantea este proceso como un juicio al movimiento estudiantil de este año, y peor aún, en un buen ensayo general para todo lo que nos espera el año próximo", sostuvo.

Albornoz indica que, por otra parte, “el debate entre académicos, por ahora, no parece salir del marco de ‘si la violencia...’ de ‘si Jaime Guzman era o no era...’ de ‘si la politica...’ es decir, un debate que enuncia temas muy importantes pero que, en el contexto de las presiones ya descritas, no logra articular las diferentes perspectivas del tema, manteniéndolo en el área que los mismos grupos de derecha parecen desear. Nuestra natural prudencia e inclinación a complejizar el análisis, en este caso, termina resultando totalmente útil a la cerrada presión que un poderoso grupo realiza”.

Asimismo, expresó que “preocupa que los estudiantes, más allá de los detalles del evento y sus implicancias, no vean otras voces colectivas, claras, que propongan que cualquier investigación interna debe, por un lado, seguir el ejemplo que el Rector Sánchez marcó ese jueves, al no ceder a presiones indebidas que invocaban la represión policial al interior de la UC, y por otro lado, que dicha investigación, para ser justa en el sentido más amplio -y no solo en el administrativo- debe abrirse a considerar interrogaciones al juicio de prudencia que permitió llevar un homenaje de 500 comensales de la Fundación Jaime Guzmán a los patios del Campus Oriente. No porque haya espacios prohibidos o vedados al interior de nuestra comunidad, sino porque aquí caben preguntas sobre los criterios que una administración responsable debe considerar en el contexto de una sana convivencia democrática”.

Finalmente advirtió que sin estas prevenciones, “los estudiantes de la Facultad de Artes de la UC resultan siendo amenazados, en este momento, por fuerzas que los superan largamente y por razones e intereses que exceden lo propiamente universitario. Es decir, no estamos aquí sino una injusticia. Y una injusticia inaceptable”.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes