Ballesteros afirma que no se arrepiente de haber participado en consejos de guerra en 1976 - El Mostrador

Miércoles, 13 de diciembre de 2017 Actualizado a las 01:18

Ballesteros afirma que no se arrepiente de haber participado en consejos de guerra en 1976

por 6 enero, 2012

Ballesteros afirma que no se arrepiente de haber participado en consejos de guerra en 1976
"Más que haber perjudicado a gente, resolví conforme a derecho y beneficié a mucha gente que pudo haber tenido condenas o penas más graves", sostuvo el nuevo presidente del Poder Judicial.

El ministro Rubén Ballesteros asumió este viernes como presidente de la Corte Suprema para el bienio 2012-2013 en una ceremonia realizada en el salón plenario del Palacio de los Tribunales.

Ballesteros recibió el mando del ministro Milton Juica Arancibia, quien volverá a integrar la Sala Penal de la Suprema.

Al acto asistieron altas autoridades, entre otras el presidente del Senado, Guido Girardi; el presidente de la Cámara de Diputados, Patricio Melero; el Fiscal Nacional, Sabas Chahuán; el presidente del Tribunal Constitucional, Raúl Bertelsen; el Contralor General de la República, Ramiro Mendoza, y el ministro de Justicia, Teodoro Ribera.

Tras asumir el cargo Ballesteros conversó con la prensa sobre los diversos temas que ocuparán su gestión.

En ese sentido, el magistrado comenzó reconociendo su participación en Consejos de Guerra en la ciudad de Osorno entre los años 1976 a 1978, instancia en la que le tocó revisar muchos casos de detenidos por la dictadura y aplicarles sanciones.

Ballesteros confesó no estar arrepentido de haber participado en estos tribunales que eran convocados por los generales de los Regimientos de cada división.

"No, no me arrepiento. Si tuvieran la oportunidad de ver mis fallos, podrían percatarse que hay una gran cantidad de sentencias donde el presidente del Consejo, quien redacta la sentencia, está pidiendo que se declare la absolución del condenado por las razones que ahí se explican", dijo.

El nuevo representante del Poder Judicial aclaró que no se arrepiente porque "más que haber perjudicado a gente, resolví conforme a derecho y beneficié a mucha gente que pudo haber tenido condenas o penas más graves".

Para el supremo una situación que revisará dentro de su mandato será la posibilidad que la Contraloría General de la República pueda fiscalizar los movimientos de la Corporación Administrativa del Poder Judicial, en pos de tener mayor autonomía financiera.

En ese mismo ámbito, mostró su disposición a entrevistarse con la fiscal que investiga las presuntas irregularidades Ximena Chong, con el fin de colaborar con la indagatoria.

Según dijo es necesario en el corto plazo iniciar la discusión de fondo sobre la modificación del Código Civil y también del Penal, además de introducir cambios en la Reforma Procesal Penal.

En tanto, el presidente saliente Milton Juica agradeció a todos los que trabajaron durante su gestión y resaltó los avances en materia de transparencia y gestión judicial.

"Soy un convencido de que una justicia moderna, eficiente, transparente y cercana a las personas sólo se alcanza con el trabajo comprometido de nuestros jueces, funcionarios y empleados, pero también con la colaboración de todos quienes forman parte del sistema de justicia. Concluyo mi labor como presidente con la gratificación de haber recibido de todos ustedes la mayor cooperación. Por mi parte, termino con la tranquilidad de haber cumplido en plenitud el compromiso que asumí ante mis colegas y mi país, pues ejercí la presidencia de la Corte Suprema con la misma vocación y amor con que he ejercido la judicatura por más de 40 años", afirmó el ministro Juica.

CARRERA JUDICIAL DE PRESIDENTE BALLESTEROS

El ministro Ballesteros fue escogido como presidente de la Corte Suprema en votación realizada el pasado 19 de diciembre de 2011.

El magistrado inició su carrera judicial el año 1972 en Puerto Montt como secretario del Segundo Juzgado de Letras de la ciudad, sirviendo, desde entonces, diversos cargos.

En 1974 fue nombrado relator de la Corte de Apelaciones de Puerto Montt; el 1976, juez del Segundo Juzgado de Letras de Osorno y, en 1978, juez del Segundo Juzgado de Letras de Valdivia.

En 1983 ingresó a la segunda categoría del Poder Judicial como ministro de la Corte de Apelaciones de Punta Arenas, y en 1993 fue nombrado fiscal judicial de la Corte de Apelaciones de Santiago. En 1998 fue nombrado ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago, tribunal del que fue presidente en el periodo 2000-2001.

Rubén Ballesteros llegó a la Corte Suprema en 2005, con acuerdo del Senado, y desde esa fecha integró la Segunda Sala Penal del máximo tribunal.

Previo a su carrera judicial, entre 1969 y 1972 ejerció libremente la profesión de abogado.

El ministro Ballesteros Cárcamo tiene 72 años –nació en Castro el 12 de noviembre de 1939- y estudió Derecho en la Universidad de Chile, sede Valparaíso.

El magistrado fue presidente de la Comisión Bicentenario del Poder Judicial, forma parte de la Comisión de Transparencia y es miembro del Consejo Superior de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)