“Debemos incorporar al ideario UDI la mayor igualdad entre las personas” - El Mostrador

Miércoles, 13 de diciembre de 2017 Actualizado a las 01:29

Senador Hernán Larraín y la reforma tributaria

“Debemos incorporar al ideario UDI la mayor igualdad entre las personas”

por 27 enero, 2012

“Debemos incorporar al ideario UDI la mayor igualdad entre las personas”
El jefe de la bancada gremialista de senadores desde hace rato que viene navegando en contra de la corriente, respecto del debate acerca de la rebaja o aumento de impuestos, al interior de su partido. Su discurso difiere notablemente del esgrimido por las instancias oficiales de la colectividad y, sobre todo, del que ha socializado su par Jovino Novoa. A diferencia del representante de Santiago Poniente, estima que debido a que Chile no está endeudado “todavía hay espacio para tener más gasto público”.

Estas últimas dos semanas el debate ha estado centrado en las reformas políticas, a raíz del acuerdo suscrito entre RN y la DC para avanzar en la materia. Todas las energías de la UDI estuvieron, por lo tanto, enfocadas en desactivar esa incipiente alianza política de centro. Sin embargo, mientras el mundo político no ha logrado salir de este tema que, según parece, será el hit del verano, el senador gremialista Hernán Larraín intenta tener una mirada más amplia. Eso, porque, además de “la conducción política incierta” que ha caracterizado, a su juicio, al actual gobierno y la necesidad de un cambio de gabinete o de estrategia –según decida el Presidente Sebastián Piñera-, la reforma tributaria se ha convertido en una de sus principales obsesiones. Y, por la importancia que le atribuye, estima que su partido debe debatir profundamente una propuesta “audaz” en esta materia.

A fines de marzo o principios de abril el gobierno enviaría un proyecto al Congreso. Por lo mismo, Larraín estima que el debate respecto de este tema “no se ha agotado en la UDI”, ya que el documento elaborado por la Comisión Económica de la tienda no lo deja tranquilo, respecto de la necesidad de avanzar hacia una mayor igualdad. Está convencido que, aunque el gremialismo siempre ha sido partidario de jugarse por más libertad, ambos valores son “complementarios” y está dispuesto a trabajar -lo que sea necesari-o para convencer a quienes lo quieran escuchar en su tienda.

-¿Cómo ve que se pueda avanzar en una reforma tributaria, si al interior de la UDI hay dos miradas claramente distintas? Considerando que ya se especula que, de concretarse, contemplaría sólo una rebaja de impuestos propia de la postura más dogmática de su partido.
-Efectivamente, ese es un debate que no se ha agotado en la UDI. En realidad se han hecho exposiciones, pero no hay un debate. La directiva hace meses le encargó a la Comisión Económica que hiciera una propuesta y se hizo. Y satisface a muchos en la UDI, pero no a todos. A mí, desde luego, no me deja tranquilo, porque siendo un documento muy bueno, no ha sido lo suficientemente audaz, ni ha definido ciertos objetivos que me parece que son necesarios de instalar hoy día en el tema tributario, para darle una mirada más amplia.

Chile no tiene endeudamiento y, por lo tanto, estamos en condiciones de aumentar la carga tributaria, de hacerla más equitativa y de permitir, con esos mayores recursos, avanzar en la lucha contra la desigualdad. Ese objetivo es el que yo persigo y sé que hay varios en la UDI que comparten esta inquietud.

-¿Cómo cuáles?
-Pienso que el objetivo central que debe ordenar una reforma tributaria, y otro de carácter político, es el avance en la lucha contra la desigualdad. Y si nosotros nos jugamos por esa línea, no solamente tenemos que mejorar y hacer una verdadera reforma educacional y asegurar empleo digno y decente para todos, que son los dos grandes caminos para lograr una mayor igualdad, también hay que tener los medios para hacerlo. Y eso es lo permite una reforma tributaria. Si se modifica la estructura tributaria no sólo se aliviaría la carga de la clase media y de los más vulnerables, cargándole la mano a los que tienen más; sino que además se podrían reunir los recursos que harían posible esa reforma educacional. Entonces, la reforma tributaria es un elemento necesario en ese debate. Y la UDI tiene que asumir un compromiso en tal sentido, porque la siento partidaria de la igualdad de oportunidades, así lo ha venido manifestando fuerte en el último tiempo. Y, por lo tanto, si tenemos un debate completo, como el que yo espero que se tenga –tanto al interior de la UDI como de la Alianza-, espero que el gobierno se la juegue por una reforma tributaria un poco más ambiciosa que permita utilizar el aparato tributario no sólo para recaudar más fondos, sino que para avanzar en la igualdad.

-Pero eso va en contra de la postura tradicional de la UDI.
-Nosotros hemos sido siempre partidarios de que el Estado no sea gigante, porque eso, al final, asfixia a la capacidad emprendedora que es individual de las personas. Sin embargo, también estamos de acuerdo que el Estado tiene necesidad de tener fondos suficientes para llevar adelante sus programas, para hacer sus obras, su trabajo político y eso requiere de recursos. Por lo tanto, aquí la discusión es cuánto es lo que se requiere, cuál es el nivel de gasto que debe tener el gobierno. Yo pienso que todavía hay espacio para tener más gasto público, sin llegar a la situación de los estados de bienestar europeos que colapsaron por su alto nivel de endeudamiento. Chile no tiene endeudamiento y, por lo tanto, estamos en condiciones de aumentar la carga tributaria, de hacerla más equitativa y de permitir, con esos mayores recursos, avanzar en la lucha contra la desigualdad. Ese objetivo es el que yo persigo y sé que hay varios en la UDI que comparten esta inquietud.  Espero que en el debate logremos el mayor consenso posible sobre esa línea de trabajo que, creo, nos acerca más a la inquietud ciudadana.

¿Dogmáticos versus pragmáticos?

-¿Cómo se haría esta mayor recaudación, porque el senador Jovino Novoa, junto a un importante grupo del partido, se niega a aumentar los impuestos a las grandes empresas, que sería una de las fuentes que más contribuiría a aumentar los recursos del Estado?
-Eso es lo que tenemos que resolver. Porque si estamos de acuerdo en aliviarle los impuestos a la clase media y a los sectores más vulnerables, que significa reducir impuestos y al mismo tiempo queremos desarrollar una reforma educacional potente, ¿de dónde juntamos los recursos para hacer lo que ya se empezó a hacer? y que, en mi opinión, todavía no es todo lo que hay que hacer. Más bien se puede y se debe hacer más para garantizar un sistema educativo que realmente haga la revolución de la igualdad del ingreso en un plazo razonable –en una década, por ejemplo-, porque estos cambios no se hacen de un día para otro.

-Éste más bien parece un gallito entre dogmáticos y pragmáticos al interior de la UDI.
-No. Este es un debate que nosotros necesitamos tener en la medida que el tiempo y las circunstancias van planteando nuevos desafíos. Para los nuevos desafíos no se pueden tener las mismas respuestas que se tenían para desafíos antiguos. En este caso el énfasis va por otro lado. La UDI ha sido un partido que se ha jugado por espacios de libertad y eso lo ha hecho bien. Pero la igualdad no es antinómica con la libertad, es complementaria. Por lo tanto, esa disputa -que es una disputa antigua de la teoría política en que había que optar entre la libertad y la igualdad, se decía que los partidos de derecha se jugaban por la libertad y los de izquierda por la igualdad-, esa mirada, es la que la realidad ha superado. Y países muy distintos, desarrollados, con filosofías políticas de centro derecha han asumido el tema de la igualdad como uno de sus objetivos. No veo por qué nosotros no podamos hacerlo. Es una realidad nueva, tenemos que adaptarnos a ese debate, actualizando nuestros compromisos políticos. Por eso, más que ser una disputa entre dogmáticos y pragmáticos, es un debate respecto de cómo asumimos los nuevos desafíos que el país va teniendo, respecto de los cuales se requieren nuevas respuestas.

-¿Cómo se debería concretar en la UDI ese nuevo desafío?
-Debemos incorporar dentro del ideario político de la UDI, y de sus objetivos políticos más fuertes y prioritarios, que se refleje ese compromiso como partido popular e incorporar la mayor igualdad social entre las personas. Y que ese también sea un postulado que asuma la Alianza y el gobierno, en su desarrollo, y quizás pudiese ordenar su política en forma más clara ante la ciudadanía.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)