Las dudas y temores que genera Melero a la cabeza de la UDI - El Mostrador

Domingo, 17 de diciembre de 2017 Actualizado a las 04:10

Roces al interior del oficialismo serán parte de una compleja agenda 2012

Las dudas y temores que genera Melero a la cabeza de la UDI

por 8 febrero, 2012

Las dudas y temores que genera Melero a la cabeza de la UDI
Aunque en La Moneda no se muestran preocupados, en el resto del Ejecutivo sí existen algunas dudas y hasta resistencia respecto de la llegada del actual presidente de la Cámara de Diputados a la cabeza del gremialismo. Lo perciben como un representante del núcleo más duro de la tienda fundada por Jaime Guzmán y porque sus recientes declaraciones lo ubican más cercano a la línea de Novoa que a la de cualquiera de los ministros pragmáticos que integran el gabinete.

Aunque aún no está definida la fecha del Consejo General de la UDI en que se debería ratificar la nueva directiva del partido, ya se conoce que la encabezará el diputado Patricio Melero, secundado en la secretaría general por su par José Antonio Kast. También es sabido que esta dupla podría generarle conflictos internos al gremialismo, si el senador Jovino Novoa decide no repostular a la Cámara Alta por Santiago Poniente, porque ambos aspiran a reemplazarlo. Lo que se desconoce es el efecto que podría tener para el gobierno que la dirección de la tienda de calle Suecia pase de las manos de Juan Antonio Coloma a las de un parlamentario, quien es visto como un “duro” dentro de su colectividad. Todo esto dado el difícil escenario que se pronostica para los dos últimos años de la actual administración, entre otras cosas, debido a la compleja relación por la que están atravesando los partidos oficialistas y el hecho que “cualquier decisión que cada uno de ellos adopte repercutirá en el otro y en el gobierno”.

Y la de poner a Melero a la cabeza del partido, no es una determinación cualquiera, si se considera la buena relación que tuvo el Presidente Sebastián Piñera con el timonel gremialista saliente. A tal punto, que un alto personero de La Moneda admite que “el gobierno hubiera preferido que Coloma siguiera a la cabeza del partido”, pero no ve conflicto alguno en que sea Melero quien lo reemplace, porque recuerda que el diputado fue uno de los primeros en apoyar desde un principio la candidatura del jefe de Estado al interior de la tienda. Lo que atribuyen a que si bien es un “duro”, también es un negociador “práctico”. En este aspecto coincide un observador de RN quien, además, advierte que cuando sus socios quieren algo lo consiguen, porque una de sus características es el orden, por lo que en algunos episodios no hace mucha diferencia quién esté al mando del partido, aludiendo al episodio RN-DC, en el que según lo percibieron desde Antonio Varas sus socios presionaron hasta que consiguieron un pronunciamiento de Piñera –aunque éste cambie permanentemente-.

Sus declaraciones públicas en materia de reforma tributaria y sistema binominal colocan a Melero junto al senador Jovino Novoa. Se ha mostrado partidario de la rebaja de algunos impuestos y en contra de cambiar el actual mecanismo electoral por uno proporcional, porque “no lo consideramos positivos para la estabilidad del país”, según ha sostenido en reiteradas ocasiones. Aunque es menos conocido, ya que en eso su par Iván Moreira Barros le ha restado protagonismo, el futuro timonel gremialista es también un gran defensor de la dictadura encabezada por Augusto Pinochet. “En la UDI hay mucha gente que tiene un gran sentimiento de gratitud hacia lo que fue la obra del gobierno militar y los cambios que se hicieron en el país”, aseguraba un abatido Patricio Melero, tras visitar al general en el Hospital Militar, el 04 de diciembre de 2006, poco antes de su fallecimiento.

Larga carrera política

El agradecimiento tampoco es gratuito. Melero tuvo cargos, aunque a niveles medios, en el régimen militar. Fue vicepresidente del Frente Juvenil de Unidad Nacional y secretario general de la Secretaría Nacional de la Juventud hasta que fue nombrado alcalde de Pudahuel el año 1985, lo que le habría abierto las puertas hacia el Parlamento. Ésto, pues integra la Cámara de Diputados en representación de la UDI desde 1990 -en el distrito 16-, tras el regreso a la democracia. Ello, cuando la estrategia de la tienda fundada por Jaime Guzmán fue llevar de candidatos al Congreso, en su mayoría, a figuras que habían tenido cargos más o menos visibles en el régimen militar.

Tal vez, porque comparten su admiración por la dictadura o porque ambos quieren llegar al Senado, sin suerte aún, es que su amigo Iván lo proclamó como candidato a presidir la UDI cuando aún a nadie se le había pasado por la mente. A mediados de octubre del año pasado, Moreira lanzó su nombre en una entrevista que dio a El Mercurio: “Hay otras personas que podrían ser buenos presidentes de la UDI, como Patricio Melero. Él podría encabezar una lista de consenso y ha tenido una presidencia de la Cámara impecable”, algo que el representante de La Cisterna en la Cámara sigue repitiendo a quien quiera oírlo.

Pero están quienes lo ponen en duda, pues se le conoce más por su carácter de negociador “práctico”. De hecho, en RN no son pocos los que temen que tarde o temprano aflore con mayor fuerza su temperamento “dictatorial, que no es tan conocido por la opinión pública”. Lo mismo plantean desde la Concertación, donde sólo se declaran observadores de una disputa que estiman va a ser cada vez más profunda entre los partidos oficialistas. En la oposición no pueden olvidar la omisión de Melero al ex Presidente Salvador Allende en el discurso que pronunció a inicios de Julio, con motivo del bicentenario del Congreso. Donde sí mencionó al fundador de la UDI y al diputado socialista Carlos Lorca. Aunque se excusó señalando que “nunca estuvo contemplado un homenaje al Presidente Allende, no porque no lo mereciera. De modo que no hay ninguna ofensa. Entonces, terminemos con estas divisiones que no tienen ningún asidero”, en la oposición dieron por superado el impasse, pero muchos no creyeron en su explicación. Tal vez por lo mismo, su mesa estuvo a punto de ser censurada en más de una ocasión, aunque las amenazas y negociaciones para ello nunca llegaron a buen puerto.

La vieja guardia

A diferencia de muchos otros políticos gremialistas, que fueron “convertidos” y adoctrinados por Guzmán desde la Universidad Católica, donde hacía clases y por lo mismo la mayoría de ellos son abogados, Melero es Ingeniero Agrónomo de la Universidad de Chile. Una rareza en la UDI, igual que el actual ministro de Economía, Pablo Longueira Montes. Sin embargo, por sus posturas políticas se le reconoce como un fiel defensor de la doctrina gremialista, siendo ésto lo que podría terminar deteriorando las relaciones de la UDI con el gobierno, donde predominan los gremialistas “prácticos”. Y eso es lo que preocupa a un observador de RN que conoce la trayectoria de Melero y lo ubica como cercano a los “coroneles”, pero también como uno de los representantes de “la vieja guardia gremialista”, aunque en su partido aún hay quienes destacan entre sus cualidades para asumir, que es un “rostro nuevo” y que olvidan que ya fue secretario general de la tienda entre los años 2003 y 2005 y tiene una larga trayectoria política.

El hecho que Melero sea de la vieja guardia apunta también a su cercanía con Pinochet y, por lo tanto, existe el temor que tarde o temprano prime en él “la defensa del inmovilismo”. Lo que ha quedado en evidencia, aseguran en un sector de RN, con su postura respecto de la reforma tributaria y el cambio al sistema binominal. Por lo que si bien, añade, “el gobierno puede estar viendo como positivo que él sea un poco más pragmático, pero no creo que vaya a ser un factor que cambie mucho, porque va a estar sujeto por Kast que es absolutamente principista”.

En RN estiman que la senatorial va a ser un problema, pues mientras Jovino Novoa no confirme si va a la reelección, Melero y Kast, aspirantes a su sillón senatorial en Santiago, estarán “intentando diferenciarse a costa de Piñera”, lo que no sería bueno, porque el perfil debería aproximarse al de Novoa. En este escenario no faltan los que temen que si uno es duro, el otro lo será el doble. De allí que la definición de Novoa aparece como prioritaria para que se resuelva lo antes posible si alguno de los dos va a ir a la Cámara Alta y cuál. No faltan los que en el gremialismo especulan que ya que Melero tendrá la presidencia, lo lógico es que a Kast se le diera la candidatura senatorial, en el supuesto caso que el senador por Santiago Poniente decidiera dejar el Senado. Otros dan por segura la reelección de Novoa de quien aseguran “tiene cuerda para rato”.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)