El largo brazo del lobby de las tabacaleras - El Mostrador

Domingo, 17 de diciembre de 2017 Actualizado a las 10:56

Estrategias de blanqueo social y legitimación de la industria

El largo brazo del lobby de las tabacaleras

por 9 febrero, 2012

El largo brazo del lobby de las tabacaleras
Más allá de alcanzar al Congreso y el Minsal, la estrategia de British American Tobacco, la principal tabacalera en Chile, incluye aportes a ONGs, a las comunidades donde cultivan y procesan el tabaco, y a instituciones del mundo de la responsabilidad social empresarial. Eso no es todo: Indap también aporta dinero mediante un convenio con la compañía.

Aunque en diciembre de 2011 ya se escuchaban las primeras advertencias hechas por el senador Guido Girardi respecto a la existencia de lobby de parte de British American Tobacco (BAT) para impedir los avances de la Ley del Tabaco, las denuncias hechas por el ministro de Salud, Jaime Mañalich, y el diputado Enrique Accorsi, terminaron de gatillar la hecatombe luego de que el pasado 18 de enero se rechazara en el Congreso el artículo que prohíbe fumar en pubs, restaurantes y casinos. De los 47 votos en contra, 30 pertenecen a diputados de la UDI y de RN.

“Lo que ocurre es que en Chile se fuma cada vez más en los sectores jóvenes, las mujeres fuman más que antes, y en ese sentido el costo social y económico que tiene que asumir el Estado para hacerse cargo de las víctimas del tabaco es gigantesco”, señaló el ministro Mañalich tras rechazarse el artículo, para expresar su preocupación por los gastos que deja el tabaquismo al Estado: US$ 200 millones.

A las audiencias públicas que se realizaron mientras se tramitaba la ley, se presentaron todas las partes interesadas para exponer sus intereses respecto al tema, entre éstas la British American Tobacco, la Asociación Chilena de Gastronomía (Achiga), los dirigentes suplementeros y los representantes de los casinos de juegos. Durante las instancias, BAT manifestó su inquietud por el aumento del tráfico ilegal de cigarrillos que podía generar una mayor restricción del negocio del tabaco. La Achiga, a su vez, presentó sus quejas respecto a lo que la modificación a la ley podía significar para los restaurantes que ya habían cambiado previamente sus instalaciones para cumplir con la normativa que dividía los locales en sector de fumadores y no fumadores, pese a que las medidas fueron financiadas por la tabacalera.

Según fuentes al interior de la Cámara Baja, algunos diputados presentaron varias indicaciones a la ley; entre éstas, una que permitía a cada local decidir si sus instalaciones ofrecían o no espacios para fumadores. El diputado José Antonio Kast, cuya familia es dueña de los restaurantes Bavaria, formó parte de este grupo de parlamentarios que sugirieron los cambios. Sin embargo, posteriormente se llegó a un acuerdo tras la propuesta del Ejecutivo, y se convino que los espacios al aire libre como terrazas abiertas y patios, sirvieran para este propósito.

Las mismas fuentes explican que a lo largo del proceso de aprobación de la ley, los grupos de lobby llegaron hasta el Congreso y se reunieron allí con los diputados en instalaciones de acceso restringido, sin que se les solicitara registrarse.

El problema de las regiones

En la Cámara Baja afirman que algunos de los parlamentarios más preocupados con la aprobación de la ley son aquellos que pertenecen a las regiones donde British American Tobacco tiene sus plantas de cultivo y procesamiento: la Quinta y la Sexta regiones. En éstas, la tabacalera no sólo posee sus fábricas, las que sirven como fuente laboral para los habitantes de la zona, sino que además ofrece varias iniciativas de responsabilidad social empresarial para la comunidad.

Karina Narbona, investigadora de la Fundación SOL –institución que realiza estudios y asesorías sobre el mundo del trabajo en Chile– explica que “en estas situaciones de comunidades abandonadas, se genera un neo paternalismo. El patrón, que es la empresa, se transforma en una especie de guía de la comunidad”. Sin embargo, “estas dinámicas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) son parte de la estrategia competitiva de la empresa. Hay bastante más de estrategia publicitaria que de un aporte sustantivo a la vida social y económica de las personas que viven donde están estas empresas”, afirma.

En San Fernando (Sexta Región), a 133 km. de Santiago, BAT posee su planta de desvenado donde recibe el tabaco cultivado por cerca de mil pequeños y medianos agricultores de entre la Cuarta y Octava regiones. La materia prima procesada aquí es luego transportada a la fábrica de Casablanca donde se producen 20 mil millones de cigarrillos que abastecen el mercado chileno y el de Colombia, Perú, Paraguay, Costa Rica, Panamá, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y República Dominicana.

Una de las iniciativas desarrolladas conjuntamente entre la tabacalera, las municipalidades de San Fernando y Casablanca, y la Corporación de Patrimonio Cultural de Chile es el proyecto Bus Cultural. La iniciativa consta de dos bibliotecas móviles que difunden obras culturales de todo tipo y ofrecen cursos de alfabetización digital. Además, en un trabajo conjunto con la Fundación Vida Rural de la Universidad Católica, la tabacalera ha contribuido con la instalación de escuelas de informática en ambas regiones. Y en cooperación con Fondo Esperanza, del Hogar de Cristo, apoya la formación de bancos comunales que ofrecen microcréditos para pequeños y medianos empresarios de la región.

Fuentes al interior de la Cámara Baja explican que, a lo largo del proceso de aprobación de la ley, los grupos de lobby llegaron hasta el Congreso y se reunieron allí con los diputados en instalaciones de acceso restringido, sin que se les solicitara registrarse.

Las subvenciones del Estado

La buena llegada que tiene la tabacalera en la zona queda de manifiesto con la alianza productiva que se estableció en 2011, entre el Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap) del Ministerio de Agricultura y BAT en la Sexta Región. En el marco de un convenio en que el organismo estatal apoya a 25 pequeños agricultores de la zona, el presupuesto anual es de $ 32.363.775. De éste, más del 50% es financiado por Indap ($ 19.9418.275), mientras que los aportes restantes pertenecen  a la empresa ($ 9.722.425) y los propios agricultores ($ 3.223.075).

Es precisamente en esta región donde se encuentra la planta de desvenado de tabaco. Esta alianza funciona pese al endurecimiento que ha tenido la normativa en Chile.

El ministro de Agricultura, Luis Mayol, explica que lo que hace el Ministerio de Salud es advertir sobre los efectos nocivos que implica el fumar cigarrillo. Se advierte en forma bastante explícita y expresa, pero obviamente cada chileno mayor de edad es libre de tomar las determinaciones  que le parezcan. Es como si prohibiéramos el cultivo de cebada por que con eso se produce la cerveza y el alcohol es dañino para la salud”.

En tanto, en la cartera de Salud no quisieron referirse al tema.

Los aportes y donaciones de BAT

Hoy, BAT es un activo socio de Acción RSE, la organización sin fines de lucro que busca guiar a un determinado grupo de empresas como Chilevisión, Coca Cola, Falabella, LAN, Mc Donald’s, Nestlé, Walmart entre muchos otras, a construir una imagen acorde a las tendencias del desarrollo sustentable. En 2007, la ONG incluso premió a la empresa por su excelente reporte de sustentabilidad; y en 2009, cuando se realizó el foro “Responsabilidad Social Empresarial en las Américas” como parte del 9º Encuentro Internacional de Acción RSE, el gerente de asuntos corporativos de la tabacalera, Carlos López fue invitado a participar como moderador de un panel. Al año siguiente, para el X Encuentro Internacional, “Reconstrucción, Sinergia y Emprendimientos”, los ejecutivos de la empresa volvieron a participar como panelistas.

Una actuación similar tiene British American Tobacco en el Foro Chileno de Reputación Corporativa, una iniciativa de la Pontificia Universidad Católica que reúne a varias empresas interesadas en mejorar su imagen como compañía. En éste participan también Telefónica, BBVA, D&S, Arauco, Anglo American, etc.

La tabacalera es también uno de los sponsors del Foro Económico de la Asociación de Periodistas de Economía y Finanzas, y formó parte del jurado que entrega la beca AIPEF a jóvenes estudiantes.

BAT es también una de las empresas socias de la Cámara Británica Chilena de Comercio, y miembro del Comité Cambio Climático, donde la representan su gerente de medio ambiente, Darío Díaz, y su gerente de comunicaciones corporativas, Verónica Pérez.

En cuanto a donaciones y aportes a fundaciones, BAT tampoco se queda atrás. El repertorio es amplio. Actualmente es auspiciador del programa “Mentores” de la ONG Comunidad Mujeres, una iniciativa que ofrece asesoría a microempresarias, donde han hecho tutorías figuras como Juan Emilio Cheyre, ex comandante en jefe del Ejército, y Alejandro Ferreiro, ex ministro de Economía.

En el marco de un convenio en que el organismo estatal apoya a 25 pequeños agricultores de la Sexta Región, el presupuesto anual es de $ 32.363.775. De éste, más del 50% es financiado por Indap ($ 19.9418.275). Es precisamente en esta región donde se encuentra la planta de desvenado de tabaco.

En 2010, la tabacalera hizo entrega de una donación de 100 millones de pesos a un Techo para Chile, monto que se le entregó al cura Felipe Berríos en una ceremonia el día 25 de marzo.

Otra donación importante que hizo a un organismo público fueron los más de dos mil libros entregados a la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM), esta vez junto a uno de sus principales accionistas, la administradora de fondos Larraín Vial.

Por último, la web de Chile Transparente, a la que aún se encuentra ligada en calidad de socia la directora de BAT Karen Poniachik, informa que la empresa fue uno de sus miembros cooperadores e hizo aportes que iban entre las 600 y las 2.500 UF.

British American Tobacco también realiza contribuciones en el área de la educación mediante el aporte de becas de estudio a la Corporación de Amigos del Arte del Teatro Municipal, cuyo directorio está integrado por varias mujeres de la elite nacional, y a través de su propia iniciativa “Un lugar para aprender”. Conocido internacionalmente como “We Challenge, es un programa de entrenamiento que recluta talentos de las universidades más destacadas de Chile y los envía a trabajar afuera durante dos años, para que luego se inserten en la compañía.

Los intereses de los inversionistas

Los vínculos de la tabacalera a las grandes empresas y al sector público se extienden también a sus principales accionistas. Entre las entidades que cumplen este rol y que no pertenecen a la propia tabacalera, se encuentran Banco Santander, Habitat y la Corredora de Bolsa Larraín Vial S.A., cuyo presidente Leonidas Vial es a su vez vicepresidente de la Bolsa de Comercio, socio de Endesa, Santa Carolina S.A., Compañía CIC, etcétera. El presidente de Habitat, José Antonio Guzmán, no es sólo director de Fundación Educación Empresa sino que también es miembro consejero de Libertad y Desarrollo. Y el director de Banco Santander, Carlos Olivos, es compañero del vicepresidente de BAT en el buffet Guerrero, Olivos, Novoa y Errázuriz.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)