Perú avanza instalando imagen de Chile como “mal vecino” en círculos de La Haya - El Mostrador

Jueves, 19 de octubre de 2017 Actualizado a las 00:17

Al interior de la Cancillería arrecian las críticas al ministro Moreno

Perú avanza instalando imagen de Chile como “mal vecino” en círculos de La Haya

por 22 marzo, 2012

Perú avanza instalando imagen de Chile como “mal vecino” en círculos de La Haya
El vecino del norte ha construido un poderoso cabildeo en círculos diplomáticos europeos, logrando instalar la sensación de que Chile es un “país militarista”. Torre Tagle tiene contratada incluso una agencia de comunicaciones para este objetivo. Fuentes diplomáticas chilenas critican la escasa visión política de Alfredo Moreno y su limitado enfoque de cómo se manejan las relaciones internacionales, calificando de “despreocupado” el manejo del tema La Haya. Para muchos, actualmente el Edificio Carrera sólo está enfocado en las relaciones comerciales.

El exitismo basado en la argumentación legal de Chile sobre el litigio que interpuso Perú en La Haya, ha cegado a la Cancillería. Dicho optimismo, ventilado a través de un discurso oficial en los medios de comunicación, se contradice con una serie de informes y documentos reservados y secretos que apuntan en la dirección contraria.

De hecho, en diciembre de 2010, el embajador de Chile ante La Haya, Juan Martabit, quien además ostenta el rango de coagente ante la Corte Internacional de Justicia, envió un informe secreto al edificio “Carrera” en el cual exponía cómo la imagen de Chile se había deteriorado en los círculos de la Corte, debido a que se estaba instalando la sensación de que Chile era el “país problema” en este litigio. Esto gracias a una exitosa campaña comunicacional dirigida por Perú, cuyos reclamos hacia el armamentismo chileno y los reparos a las declaraciones de sus autoridades eran replicadas en influyentes círculos del Viejo Continente. En cambio, las declaraciones y alegatos de las autoridades nacionales no han encontrado el mismo eco en esas instancias.

Ante los informes de Martabit, la respuesta de la Cancillería fue insólita. El documento lo derivaron al Ministerio de Defensa donde se determinó que el embajador ante los Países Bajos debería entregar el “Libro Blanco de la Defensa” para informar debidamente a los europeos de lo avanzado por Chile en materia de transparencia y control del gasto militar. Sin embargo, el diplomático ha seguido de manera permanente enviando informes sobre la urgente necesidad de hacer “lobby” en los círculos de influencia de la Corte Internacional de Justicia. Pero no sólo eso, pues Martabit también fue el primero en alertar de los movimientos que estaba realizando el gobierno de Evo Morales en Europa. Sin embargo, no fue escuchado y Bolivia también ha logrado posicionar en los círculos diplomáticos europeos su demanda marítima contra Chile.

El malestar con la actual conducción del Ministerio de Relaciones Exteriores corre como secreto a voces por los pasillos de la Cancillería, donde los embajadores de carrera y funcionarios expertos en estas materias —que por lo general llevan décadas en esas funciones—, se sienten absolutamente dejados de lado, pues su expertise no es considerada. Así, fuentes de la Embajada de Chile en Holanda señalan que esa legación propuso a Santiago se mantuviera a algunos representantes diplomáticos de la pasada administración por sus buenos vínculos en los llamados “círculos de influencia” europeos. Esta propuesta estaba con nombres y apellidos e incluso el embajador Van Klaveren hizo llegar algunos. La respuesta desde Santiago nunca arribó y esos diplomáticos, que podrían haber servido de nexo en una misión extraoficial —trascendental para la causa chilena—, se perdieron.

Lo más complejo dice relación con permitir la instalación de una incómoda conceptualización sobre Chile, al que se le atribuye un carácter de “país belicista” y de “mal vecino”. Estas definiciones han sido estratégicamente colocadas por la Agencia de Comunicaciones Interimage Latinoamericana, S.A. —de propiedad del guatemalteco Julio Liogorría—, la que contrató el gobierno de Perú durante la administración de Alan García y que ha mantenido Ollanta Humala.

Para las fuentes consultadas por El Mostrador, la importancia del lobby y del relacionamiento con los círculos cercanos a La Haya es de suma importancia, pues —sostienen— los jueces emiten más que un voto estrictamente jurídico, un voto con fuerte componente político condicionado por los respectivos jefes de Estado de sus países de origen, quienes pueden inclinar la balanza para uno u otro lado. Y en estos momentos — aseguran— la balanza está a favor de Lima. Cabe recordar, que la fecha tentativa del fallo de La Haya es para mediados del 2013.

El ausente cabildeo diplomático de Chile

Tras la llegada de Piñera a La Moneda, se cortaron algunos vínculos y redes de influencia que por años cultivaron los diplomáticos concertacionistas en Europa, muchos de ellos con llegada y trato directo con jueces y personas influyentes en La Haya. Ese necesario y habitual cabildeo diplomático fue abruptamente dejado de lado, lo que ha sido aprovechado por Perú y recientemente por Bolivia, logrando introducir sus temas en las áreas de influencia de la Corte Internacional de Justicia. Lo más complejo dice relación con permitir la instalación de una incómoda conceptualización sobre Chile, al que se le atribuye un carácter de “país belicista” y de “mal vecino”. Estas definiciones han sido estratégicamente colocadas por la Agencia de Comunicaciones Interimage Latinoamericana,  S.A. –de propiedad del guatemalteco Julio Liogorría-, la que contrató el gobierno de Perú durante la administración de Alan García y que ha mantenido Ollanta Humala.

El problema, sostienen, es que Chile se ampara en una argumentación meramente legal para defender su tesis ante el Perú. Sin embargo, hay todo un trabajo paralelo de ambiente, con redes, contactos, relaciones sociales formales e informales, donde la Cancillería peruana ha logrado un avance extraordinario, cuestión que Van Klaveren y Martabit conocen al detalle y de la cual han advertido a la Cancillería chilena. No obstante, se encontrarían atados de manos para poder realizar los movimientos necesarios tendientes a contrarrestar la ofensiva peruana.

En las embajadas chilenas en Europa muchos altos funcionarios coinciden en señalar que a la actual administración sólo le interesa hacer negocios y nada más, comprar y vender; aunque de relacionamiento diplomático y construcción de alianzas políticas, muy poco. A Chile le reconocen ser un “campeón” del libre comercio, pero con baja propensión a los intereses de Estado.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)