“El ministro Longueira se desenmascaró en la Comisión de Pesca” - El Mostrador

Miércoles, 18 de octubre de 2017 Actualizado a las 02:09

Senador Carlos Bianchi en el debate sobre el proyecto de ley

"El ministro Longueira se desenmascaró en la Comisión de Pesca"

por 14 noviembre, 2012

El representante de Magallanes está molesto. Y no sólo porque estima que la iniciativa, promovida por el titular de Economía no es buena; sino también por la forma en que se ha presionado desde algunos sectores para avanzar en una normativa que podría generar a mediano y largo plazo problemas de sustentabilidad, que es lo que se supone pretende evitar. También porque en el corto plazo no descarta movilizaciones sociales si es aprobada.

El lunes 12 de noviembre la Comisión de Pesca del Senado sesionó todo el día. Aunque la semana anterior se había vuelto a modificar la urgencia, de discusión inmediata a suma urgencia, para ajustar los plazos que ya han sido bastante cortos en la Cámara Alta, el Ejecutivo esperaba que los parlamentarios trabajaran hasta el total despacho en particular de la polémica iniciativa.

Pero esa jornada se iniciaba tras un debate acerca de la presencia del senador independiente Carlos Bianchi. Ello, porque en virtud del acuerdo al que las distintas coaliciones llegaron al inicio de este período de cuatro años, al parlamentario por Magallanes le correspondía integrar el organismo los años 2010 y 2011. El 2012 correspondía a RN y el 2013 a la UDI, según relata el propio afectado.

Pues bien, la semana pasada desde el oficialismo se le recordó el acuerdo, que hasta el momento todos habían olvidado porque a nadie le produce particular interés esta comisión, pero eso era hasta ahora. Fue tal la presión para que abandonara la instancia que, finalmente, Bianchi honró el compromiso y entregó el cupo. El mismo que RN le cedió a sus aliados gremialistas e ingresó el senador UDI Víctor Pérez tras la salida del independiente y firme opositor a la normativa inspirada por el ministro de Economía, Pablo Longueira.

En esta conversación con El Mostrador, el único independiente “químicamente puro” de la Cámara Alta, como le gusta recordar siempre, se explaya acerca de las dificultades que percibe en esta normativa y desmiente los argumentos del titilar de Economía para acelerar la tramitación de la iniciativa.

-Senador, usted dejó de integrar la Comisión de Pesca ¿Cómo se llegó a eso?
-Efectivamente y ocurrió en una situación que es absolutamente anormal, inédita e inentendible. Según un acuerdo me correspondía estar en la comisión los dos primeros años —ya llevo siete años— y esta es una comisión que generalmente no hay muchos senadores que estén muy entusiasmado por integrarla; se me pidió que siguiera y seguí. Con un trabajo de por medio que era abocarnos a la nueva Ley de Pesca, por lo que el presidente Antonio Horvath me lo pidió y yo acepté. Lo anormal, lo curioso, es que este año le hubiese correspondido a Renovación Nacional integrarla y, por lo que pude apreciar, hubo presiones desde la UDI que le pidió el cupo a RN, ellos se lo dieron —la verdad que no tuvieron ningún miramiento con lo que yo estaba haciendo—, y se lo entregó justo el día que se comenzó a votar el proyecto en particular en la comisión.

-Sin embargo, usted igual participó en la comisión el lunes, ¿no es así?
-Sí claro. Fui a la comisión, estuve un rato. Quise ver cómo iban a abordar la materia. Pero la verdad es que a estas alturas no me sorprendió ver que senadores, de Concertación y Alianza en una unión que en esta materia me cuesta entender, pidieron que se votara hoy (lunes), ahora, en el momento nuevamente el proyecto y el presidente accedió a que así sea. Y comenzó la votación, artículo por artículo, de las indicaciones.

-¿Hubo mucho debate?
-No, aunque a estas alturas me dejó de llamar la atención, porque se votó casi todo unánime. Y, por lo tanto, preveo que más del 90 por ciento, o más, del proyecto salga unánime desde la Comisión de Pesca y llegue así a la Sala del Senado.

-Entiendo que el trabajo de la comisión ha sido monitoreado directamente por el ministro de Economía, Pablo Longueira, con cuyo nombre se ha bautizado esta polémica iniciativa.
-Yo diría que el ministro se desenmascaró. Dijo quién era. Lo dijo en la comisión, y está en acta, y yo no tengo ningún problema en repetir lo que él dijo muchas veces: dijo que si fuera por él, le hubiese otorgado a la pesquería industrial autorización de por vida, por siempre. Y la justificación que dio es que eso garantizaba empleabilidad en el país y que él, como ministro de Economía, hubiese estado feliz si les hubiese podido otorgar las autorizaciones y los permisos ad eternum, por siempre a la pesca industrial. Al escuchar eso y ver que no había movilidad para sugerir nada, ni para llegar a ningún otro acuerdo, y viendo, además, que todo se estaba votando de manera unánime, por sanidad mental decidí retirarme y seguir trabajando en paralelo los temas que voy a pedir analizar en Sala una vez que corresponda.

-¿A propósito de estas coincidencias que usted ha observado entre los dos bloques diría que hay determinados intereses que están cuidando?
-Lo que veo es mucho deseo, anhelo, entusiasmo, mucha coincidencia en querer zanjar este tema lo antes posible.

-¿A qué atribuye eso?
-Probablemente al entusiasmo por legislar de los senadores en esta materia. Al deseo de sacar rápido esta ley, que algunos han tratado de justificar con que tenemos que tenerla votada antes de diciembre, lo que no es así.

-Ese argumento apunta a que la actual regulación vence el 31 de diciembre.
-Sí, y no se da la película de terror que pinta el ministro Longueira de que si no hay ley tenemos una carrera olímpica. Eso es una falsedad absoluta.

-¿Es decir que es posible prorrogar para darle más tiempo al debate?
-Sí, además es aconsejable prorrogar. Porque si usted le pide al gobierno un sustento técnico científico de lo que van a regalar o distribuir en los próximos 25 años ¡no hay nada, nada! Se van a entregar los recursos sin tener estudios que determinen qué es o cuánto estamos entregando. El Estado no ha invertido nada en esto. Lo que yo pedí es que se haga la inversión que hay que hacer parea determinar lo que vamos a entregar por los próximos 25 años.

Sustentable para los industriales

-Se supone que el objetivo de esta normativa era asegurar la sustentabilidad del recurso pesquero.
-Justamente el espíritu de esta ley es dar sustentabilidad, esa es la mayor inspiración que tiene este proyecto de ley. Y el ministro señala que todo lo que se ha hecho es para tener sustentabilidad para los próximos años. (Pero) la única sustentabilidad que yo aprecio en este proyecto de ley es lo sustentable que va a ser económicamente para los industriales en estas pesquerías, en los próximos años. No puede hablarse de sustentabilidad cuando no tenemos estudios científicos; cuando estamos entregando a 20 años las autorizaciones, o como quería el ministro quisiera, por siempre; cuando seguimos teniendo pesca de arrastre, que no sólo se está permitiendo, se está incentivando. Eso es algo que tendrán que explicar los que están aprobando.

El ministro Longueira y el subsecretario han actuado con un grado de soberbia impresionante, producto de que tiene el acuerdo con los votos de un sector de la Democracia Cristiana; de un sector del PS…Y con ese acuerdo político puede contar con los votos para poder sacar adelante este proyecto.

-¿Y las autorizaciones son limitadas o renovables automáticamente?
-Sí, se va renovando. Esto es por siempre y para siempre. No hay sanciones, aunque habrá un reglamento para las sanciones. Y, lo más grave, es que hay regiones, como la que yo represento, donde está la mayor cantidad de recursos y los industriales no van a tener límites. Esta situación va para allá. Según la distribución que hizo Pablo (Longueira) en esa mesa de diálogo que implementó de espaldas al Congreso, el 40 por ciento de la pesca está dividido en siete familias y el otro 60 por ciento entre más de 80 mil pescadores artesanales. Así es que hoy día estamos haciendo que esta ley favorezca directamente a los industriales.

-¿Cuál es su evaluación del manejo del gobierno en este proyecto?
-El ministro Longueira y el subsecretario han actuado con un grado de soberbia impresionante, producto de que tiene el acuerdo con los votos de un sector de la Democracia Cristiana; de un sector del PS… Y con ese acuerdo político puede contar con los votos para poder sacar adelante este proyecto.

-¿A qué atribuye que haya parlamentarios oficialistas y de la Concertación que hayan concurrido a un acuerdo que a todas luces empuja un proyecto inequitativo?, ¿qué tipos de intereses habría detrás de esto?
-A mí no se me ocurre nada, nada, que pudiera justificar un acuerdo que atente en contra de un sector tan importante como la pesca en general, pero fundamentalmente artesanal. Qué hace que una autoridad tome una decisión apenas comenzamos a ver el proyecto en el Senado. Sin ninguna discusión ¡Si eso es lo curioso! Es más, quienes están apurados porque esto se vote, ni siquiera nos acompañaron a regiones. Ya tenían tomada la decisión.

-¿Si este proyecto se aprueba tal como está qué vaticinaría usted?
-Lo primero es el desaprovechamiento de parte de un Estado que no fue capaz de elaborar un estudio científico para el otorgamiento de la pesquería en Chile. Eso me parece grave. Segundo, algo que no deseo, que va a traer como consecuencia lógica movilizaciones sociales en todo el país, que perfectamente podían haberse evitado, en la medida de haber acogido puntos que eran absolutamente abordables y que por el deseo de zanjar este proyecto sin más acuerdo del que había, porque se sabía que estaban los votos, simplemente se dejó de escuchar a los actores importantes, que son los de la pesca artesanal.

-¿Qué es lo que podría haber mejorado este proyecto?
-Obviamente la distribución de cuotas es lejos la situación más importante. La situación de las cinco millas, que hoy sólo llega hasta la Décima Región y se había pedido la ampliación hasta la de Magallanes, porque ahí están los industriales y hay caladeros que es donde se dan todos los productos. Mayor cuota para el consumo humano, la pesquería incipiente… Bueno, el tema de la licitación que es lo más grave, porque hay sectores que no quieren que esto se licite y eso es lo más sano. Si no es todos los años, a lo menos cada cinco o diez años.

-Póngale rostro a esos sectores.
-Hay de los dos sectores. Como esta cosa ya está consensuada, arreglada, hay de los dos sectores. Ya lo he dicho con nombre y apellido, cuando hablo de dos sectores estoy hablando de la Comisión de Pesca que integran dos sectores políticos y cada uno conoce a sus integrantes (el RN Antonio Horvat; UDI Alejandro García-Huidobro y Víctor Pérez; el PS Fulvio Rossi y el DC Hosaín Sabag). El tema de las licitaciones es del todo razonable y no se hace. Entonces, aquí claramente hay intereses que están por sobre la lógica. Pero quedan ventanitas, porque luego de la Comisión de Pesca, el proyecto pasa a la de Hacienda. Y se pueden reponer algunas indicaciones que fueron declaradas inadmisibles y podría llegarse a algún acuerdo. Y entiendo que en este caso en particular, la integran la senadora Ximena Rincón (DC) y el senador Ricardo Lagos Weber (PPD) que votaron en contra en la idea de legislar y tienen  mucho interés en que no se cometa un horror, como se está cometiendo con esta ley y están dispuestos a seguir la misma línea que yo he seguido y ver si se puede consensuar algún criterio con el Ejecutivo.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)