domingo, 23 de septiembre de 2018 Actualizado a las 01:22

Mandatario afirmó que "nada justifica" las violaciones a los DD.HH.

Piñera evita hablar de "cómplices pasivos" en acto por aniversario del Golpe tras fuertes presiones de la derecha

por 9 septiembre, 2013

Piñera evita hablar de
“En mi humilde opinión, también tienen responsabilidad quienes no respertaron el Estado de Derecho y promovieron la intolerancia y el odio en nuestro país (...), y con posterioridad a ese quiebre, esta responsabilidad alcanza a quienes ejercieron altos cargos en el gobierno militar, a quienes por su investidura pudieron alzar la voz para evitar estos hechos y subordinaron sus principios a sus intereses o sucumbieron ante su temor”, dijo el mandatario.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El Presidente Sebastián Piñera apeló este lunes a la responsabilidad de todos los sectores que llevaron al "desenlace previsible, aunque no por ello inevitable" del Golpe Militar de 1973, poniendo énfasis en que "nada justifica los graves atropellos a los Derechos Humanos" cometidos durante los 17 años de dictadura.

El jefe de Estado fue el único orador del acto oficial que llevó a cabo el gobierno en el Palacio de La Moneda para conmemorar los 40 años del Golpe Militar, oportunidad en la que destacó que en el "resquebrajamiento de la democracia" hubo responsabilidades, penales, políticas y morales.

Sobre estas últimas afirmó que "en mi humilde opinión también tienen responsabilidad quienes no respetaron el Estado de Derecho y promovieron la intolerancia y el odio en nuestro país (...) y con posterioridad a ese quiebre esta responsabilidad alcanza a quienes ejercieron altos cargos en el gobierno militar, a quienes por su investidura pudieron alzar la voz para evitar estos hechos y subordinaron sus principios a sus intereses o sucumbieron ante su temor".

No obstante, Piñera evitó hablar de "cómplices pasivos" de la dictadura, concepto que utilizó en una entrevista publicada el sábado 31 de agosto, y que le significó fuertes críticas por parte de la derecha.

El jefe de Estado, quien evitó utilizar la palabra dictadura,  reiteró en su discurso las críticas que anteriormente había formulado a los tribunales de la época por no haber acogido los recursos de amparo presentados por los familiares de centenares de detenidos y a los medios de comunicación que se limitaron a reproducir la versión oficial de lo que ocurría en Chile y por no haber investigado los graves atropellos que se estaban cometiendo.

Piñera recordó también que "el golpe no fue un fenómeno exclusivo de Chile; fue una realidad que en el contexto de la guerra fría se extendió por América Latina" y que se trata de una "intervención foránea que nunca más tenemos que aceptar en nuestro país".

No obstante, puso especial énfasis en resaltar que "respecto a las graves violaciones a los DD.HH. ocurridas en nuestro país, ninguno de los hechos, causas, errores o responsabilidades que condujeron al quiebre de nuestra democracia justifica los graves atropellos a la vida" y que "el fin no justifica los medios".

El acto se llevó a cabo pasado el mediodía en la sede del Ejecutivo, con la presencia del presidente de la Corte Suprema, Rubén Ballesteros, representantes de las Fuerzas Armadas y de orden, los candidatos a la presidencia de la República Alfredo Sfeir y Ricardo Israel, y también la abanderada del oficialismo, Evelyn Matthei, quien llegó atrasada a la actividad, además de ministros de Estado, parlamentarios de la Alianza y funcionarios de diversas reparticiones.

La actividad concluyó con un minuto de silencio, durante el cual se dieron 40 campanadas.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV