miércoles, 17 de octubre de 2018 Actualizado a las 20:48

Agenda del mandatario por 40 años del Golpe apuntaría a despejarse el camino para 2017

Piñera “reloaded”

por 9 septiembre, 2013

Piñera “reloaded”
En RN sostienen que el anhelo del jefe de Estado de volver a La Moneda es un verdadero secreto a voces al interior de la tienda y no descartan que sea un tema que monitoreen atentamente desde la UDI. A ello, es que atribuyen algunos hechos que han resultado perjudiciales para la candidatura de la abanderada del sector, como el poner en tela de juicio las palabras de la ex ministra en relación con los hechos de violencia ocurridos durante la dictadura militar.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Aunque las declaraciones del Presidente Sebastián Piñera, sobre el Golpe de Estado y sus repercusiones posteriores, tuvieron un efecto político evidente, tanto en el oficialismo —donde cayeron cual balde de agua fría—, como en la oposición, también provocaron una derivada más incómoda para su sector. Y, si bien en la Alianza evitan comentarla abiertamente, no son pocos los que de manera soterrada han analizado el tema, llegando a la polémica conclusión de que los dichos del mandatario constituyeron un verdadero misil contra la candidatura de Evelyn Matthei. Tanto así que a ello se atribuye la postura asumida por el entorno de la abanderada en relación con el tema de la seguridad pública. Esto, pues el mismo fin de semana el generalísimo de la aspirante de la derecha al sillón presidencial, Joaquín Lavín, criticó la actuación del gobierno en materia de delincuencia, postura que fue reforzada por la propia candidata en los días posteriores. Lo que para algunos fue “una vuelta de mano” por la crítica “infundada” que habría hecho el mandatario.

Al día siguiente de la publicación de la entrevista que el jefe de Estado concedió a La Tercera y en la que abordó el tema de la conmemoración de los 40 años del Golpe, el domingo 1 de septiembre, Lavín fue el invitado del programa Protagonistas de Canal 13. Esa fue la plataforma que el jefe de campaña utilizó para lanzar la contraofensiva. Al abordar el tema de la seguridad pública, señaló sin contemplaciones que en materia de delincuencia “el gobierno de Piñera está al debe”. Y, aunque en La Moneda optaron por dejarlo pasar, en el sector no pasó inadvertido este polémico intercambio de espolonazos, lo que comenzó a generar todo tipo de especulaciones.

Para un representante de la Alianza mucho más drástico en el análisis, el tema está claro. Siguiendo la tesis de que el jefe de Estado pretende volver al gobierno el 2017, especula con la polémica frase que “Piñera se cargó a Matthei y, mirando al 2017, pretende dejar constancia en el mundo de la centroizquierda que tiene visión distinta en relación con los atropellos a los derechos humanos y que nunca estuvo con el gobierno militar, para guardarse para más adelante”.

A pesar de que en el gobierno descartan que haya habido alguna mala intención de parte del mandatario cuando afirmó que si bien Matthei dijo “que tenía 20 años en 1973 y no tenía de qué pedir perdón. La verdad, es un poco engañoso, porque no estamos hablando sólo de ese momento sino de todo lo que pasó después”; lo cierto es que esas palabras calaron profundamente en el entorno de la candidata. Tanto, que la obligaron a cambiar su propio discurso. Pero además de eso, en algunos sectores de la Alianza surgió la suspicacia respecto de las razones que podría haber tenido el jefe de Estado para pronunciar una frase que a todas luces perjudicaba a la abanderada y la colocaba en una complicada encrucijada. En este contexto, fue inevitable que saliera a la luz el fantasma del “Piñeragate” que en 1992 terminó con las aspiraciones presidenciales de Piñera y Matthei, pues ese año ambos se disputaban la representación de RN en la carrera a La Moneda.

Ello luego que en el marco del programa “A eso de…”, el empresario Ricardo Claro sorprendiera a Piñera con una grabación telefónica en la que el entonces precandidato le insistía a un amigo que le pidiera al periodista Jorge Andrés Richard, panelista del mismo programa, entre otras cosas, que “apretara” a Matthei, en otro episodio al que había sido invitada. Lo que provocó un verdadero terremoto político y no sólo acabó con las aspiraciones de ambos, sino que los distanció por años. Si bien este episodio ya es parte de anecdotario político, en Renovación Nacional particularmente es un tema sensible. Tanto que para algunos militantes de la tienda constituyó un elemento de juicio a la hora de decidir el respaldo a la ex ministra del Trabajo, como abanderada presidencial del sector.

Mirada de largo plazo

De ahí que las palabras de Piñera, en el marco de la conmemoración de los 40 años del Golpe, generaran suspicacia y no pocas especulaciones e inquietud respecto de su objetivo. En la casona de Antonio Varas hay quienes, a diferencia de lo que se aseguraba en Palacio, tienen la convicción de que los dichos del jefe de Estado no fueron casuales. Por el contrario, dicen, “él es un hombre inteligente y con la larga trayectoria en política, que tiene que haber sospechado el efecto que sus palabras provocarían en la candidatura presidencial”. Así es que está comenzando a tomar más fuerza la idea, que el propio mandatario ha negado públicamente, de que pretende volver a La Moneda el 2017. Y que “así como ha inflado a todos los candidatos, antes de ser nominados y al principio de la campaña, después de un rato los deja caer”.

Los más osados incluso se atreven a teorizar con la conjetura de que el Presidente “ya dio por perdida la presidencial”. Lo que redunda en una tesis difícil de digerir para un parlamentario que tiene la convicción de que el jefe de Estado “ha apoyado con todo a la Matthei, porque sabe que es necesario que continuar otro gobierno de la Alianza para continuar con lo bueno que ha hecho y porque sería un fracaso para el sector que esto fuera debut y despedida”.

En contraste, están los que, como un consejero de RN, no descartan que “conociendo a Piñera, aunque él diga que no lo ha pensado, hace tiempo que tiene el bichito de volver en cuatro años. Eso es algo que se comenta hace rato en el partido. Y para eso, lo mejor es que gane (Michelle) Bachelet. Ese sería el mejor escenario para él, porque el próximo período va a ser muy difícil para cualquiera que gane la presidencial. Si ganamos nosotros, lo más probable es que el siguiente gobierno sea de la Concertación de todas maneras. Y eso terminaría con la posibilidad de que él todavía esté vigente. Porque cómo no va a aparecer otra figura, en nuestro sector, que pueda levantarse”. En este contexto, los más maliciosos le hayan sentido a las controvertida frase del mandatario, que perciben como “demoledora” para la candidatura de Matthei, e insisten en que no fue casual.

Para un representante de la Alianza mucho más drástico en el análisis, el tema está claro. Siguiendo la tesis de que el jefe de Estado pretende intentar volver al gobierno el 2017, especula con la polémica frase que “Piñera se cargó a Matthei y, mirando al 2017, pretende dejar constancia en el mundo de la centro izquierda que tiene visión distinta en relación con los atropellos a los derechos humanos y que nunca estuvo con el gobierno militar, para guardarse para más adelante”. Y agrega que en la tienda es un secreto a voces que “está obsesionado con que va a ser candidato en cuatro años más. Cree que, después de otro gobierno de Bachelet, se lo van a ir a pedir a la casa”. Y si bien quienes están convencidos de ello, también saben que las aspiraciones del mandatario “generan un ruido en la UDI, aunque quiere tenerla de su lado cuando llegue el momento”, especulan que justamente para aplacar la molestia de sus socios gremialistas es que ha tenido con ellos, especialmente con los parlamentarios, “un trato especial, particularmente en la campaña, en forma soterrada”.

Bajo esta premisa es que ya se murmura que tras la salida de Piñera de La Moneda, en marzo próximo, podría intentar asumir una posición de liderazgo dentro de RN, aunque no sea necesariamente la presidencia del partido. Ello, según especula un consejero, “para usarlo de plataforma para el 2017, tratando de recomponer la relación que durante su gobierno no ha sido de las mejores que se hubiera esperado entre un Presidente de la República con el partido que siempre lo apoyó”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV