miércoles, 26 de septiembre de 2018 Actualizado a las 04:38

Zaldívar: "Fue un error de la DC no haber condenado derechamente el Golpe de Estado"

por 9 septiembre, 2013

Zaldívar:
"Sí es cierto que la visión de 'los 13' en el momento fue más realista, porque condenaba el golpe y no hacía ninguna observación más. En cambio, la declaración oficial reconocía que el golpe había sido inevitable y aceptábamos algo que las Fuerzas Armadas declararon en un primer momento: que iban a 'retornar al tiempo más breve posible a la democracia'", reconoció el senador de la falange.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El senador DC Andrés Zaldívar reconoció que su partido se equivocó al no haber condenado de manera oficial el Golpe de Estado del 11 de septiembre 1973.

En entrevista con Radio Cooperativa, el parlamentario explicó que "la directiva estimó el Golpe como algo inevitable y que no había sido provocado por la Democracia Cristiana, sino por el vacío de poder que se estaba sufriendo y por la confrontación que había entre las fuerzas políticas, como también las fuerzas violentistas que muchas veces impedían al Presidente Allende poder gobernar en la forma como correspondía".

"Hubo dos visiones y tanto unos como otros condenábamos el Gobierno de la Unidad Popular, ya que la declaración de los 13 también lo hace", puntualiza.

"Sí es cierto que la visión de 'los 13' en el momento fue más realista, porque condenaba el golpe y no hacía ninguna observación más. En cambio, la declaración oficial reconocía que el golpe había sido inevitable y aceptábamos algo que las Fuerzas Armadas declararon en un primer momento: que iban a 'retornar al tiempo más breve posible a la democracia'", indicó Zaldívar.

En ese sentido, señaló que "la Democracia Cristiana hizo fe en que ese hecho se iba a producir, que se iba a retornar hacia la Democracia, aunque no se condenó el golpe, efectivamente, y a lo mejor se debiera haber hecho".

El senador de la DC hizo un llamado a distinguir entre "dos tiempos: el periodo anterior al golpe y lo que pasa después del golpe. Error es no haber reconocido, no haber hecho el planteamiento que hicieron 'los 13' de haber condenado derechamente el golpe, pero en lo que sucedió después, toda la Democracia Cristiana estuvo en contra de todos los abusos y crímenes cometidos durante la dictadura".

Asimismo, insistió en argumentar que la DC no fue responsable del Golpe de Estado: "Nosotros fuimos una oposición democrática muy dura al gobierno de Allende por los hechos muchas veces arbitrarios que se cometían en ese Gobierno y por los grandes errores de tipo económico que se cometieron; tanto que provocaron una inflación que llegaba al 600 por ciento, donde había mercado negro y en las calles salían un día unos a desfilar contra el Gobierno y otros a favor del Gobierno".

"¿Qué hizo la Democracia Cristiana en plena crisis? Pretendió en dos oportunidades abrir un espacio de diálogo con el Presidente Allende para tratar de impedir el golpe, y en las dos oportunidades recibimos un portazo, no por el Presidente Allende, sino –como se ha reconocido estos días- porque el Partido Socialista le impidió llegar a un acuerdo con la DC", acotó el senador.

"Personalmente a mí se me encargó una negociación con quien en ese momento era el ministro de Justicia del Presidente Allende, Manuel Sanhueza, para tratar de solucionar el problema de las tres áreas de la economía, para impedir las tomas ilegales y todo el desorden que se había provocado por ese tipo de acciones. Llegamos a un acuerdo con Mariano Sanhueza en el Hotel Crillón, que recibió la aprobación del Presidente Allende, según él mismo me informó. Eso fue en el mes de julio, más o menos. Sin embargo, al día siguiente me llamó al ministro Sanhueza para decirme que había sido desautorizado porque Carlos Altamirano –que era el secretario general del Partido Socialista- había notificado al Presidente Allende de que cualquier acuerdo con la Democracia Cristiana significaba el retiro del apoyo del Partido Socialista al Gobierno, y por eso el Presidente Allende había decidido no seguir adelante. Eso significó la salida del Partido Radical del Gobierno de la Unidad Popular", indicó.

"Luego, una semana antes del golpe la Democracia Cristiana se reunió en su consejo general con todos los presidentes provinciales y tomamos el acuerdo de renunciar a nuestros cargos de parlamentarios a objeto de solicitarle al Presidente Allende que llamara a un plebiscito que determinara si se revocaba o no el mandato presidencial y se elegían nuevas autoridades", prosiguió Zaldívar.

"El Presidente Allende el día domingo antes del golpe estuvo de acuerdo en aceptar ese plebiscito. Sin embargo, nunca supimos por qué cuando él pensaba hacer ese anuncio el día lunes 10, lo postergó para el martes 11 y vino el golpe ese día. Todo el mundo sabía que al parecer el golpe venía, era como 'la muerte anunciada' de García Márquez, sin embargo, ese mismo martes el propio Presidente Allende no sabía si acaso el golpe se iba a dar o no se iba a dar, tanto es así que sabemos –por testimonio de Carlos Briones, ministro del Interior (desde junio de 73)- que el día 11 en la mañana el Presidente preguntaba por 'el pobre Augusto', el comandante en Jefe (del Ejército) que él había nombrado un mes antes", concluyó.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV