miércoles, 17 de octubre de 2018 Actualizado a las 03:35

El primer efecto político del proceso que atraviesa su hijo

Larraín anuncia que no participará en la Comisión Mixta que zanjará discrepancias en “Ley Emilia”

por 24 septiembre, 2013

Larraín anuncia que no participará en la Comisión Mixta que zanjará discrepancias en “Ley Emilia”
Aunque en RN no creen que exista conflicto de interés alguno, el propio dirigente tomó la decisión de restarse de la instancia que ha sido emblemática. En la oposición sostiene que no debe participar en ninguna de las etapas que restan a la tramitación de esta norma.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El accidente en el que participó el hijo del presidente de Renovación Nacional, senador Carlos Larraín Peña, y que se hizo público este fin de semana, ya comenzó a provocar efectos indeseados, que en la tienda hubieran preferido obviar. Aunque mayoritariamente descartan que la difícil situación provocada por Matías Larraín Hurtado (24) no tiene por qué entorpecer en normal desempeño político de su progenitor. Tanto es así que el controvertido dirigente, previendo que su alto cargo pueda generar algún tipo de consecuencia tanto para su descendiente como para él mismo, prácticamente ha rogado que no se mezclen las cosas y que el joven formalizado el pasado viernes 20 no sea dejado como un “desalmado”. El punto es que lo primero que saltó al tapete fue la polémica Ley Emilia que busca sancionar de manera más drástica a los conductores que, en estado de ebriedad, provocan lesiones gravísimas o la muerte en el marco de un accidente de tránsito. Por lo mismo fue que el jefe de RN anunció que se inhibirá de participar en la comisión mixta que analiza el tema y la cual integra, algo que desde la tienda no estiman necesario.

Se quiera o no, el debate está abierto. Y si el senador intentó apagarlo con su anuncio, lo cierto es que eso no se percibe del todo probable. Como político experimentado que es, el controvertido timonel debió ver venir que el tema produciría, al menos, un cruce de opiniones, y decidió tomar la iniciativa haciendo el anuncio de que no participará de la comisión mixta que debiera zanjar las discrepancias en la tramitación del polémico proyecto. Ello, porque desde la oposición mayoritariamente estiman que es algo imprescindible de hacer.  Y es que pese a lamentar lo sucedido con el hijo del timonel de RN y “empatizar con lo que está pasando el dirigente”, el diputado DC también integrante de la mixta, René Saffirio, advierte que “aquí (Carlos) Larraín enfrenta un evidente conflicto de interés y, por lo mismo, es indispensable que sea reemplazado por otro senador de su bancada”.

A juicio del diputado falangista, “lo correcto es que se inhabilite y que sea otro senador que lo reemplace, porque él no es partidario de aumentar las penas y ese es el principal conflicto que debe resolver la comisión mixta y al que él se enfrenta con lo sucedido. De hecho, eso lo votó en contra”. Saffirio alude a la principal discrepancia entre la Cámara y el Senado que provocó que la tramitación se alargara hasta la conformación de la comisión mixta. El punto es que los diputados aumentaron a 15 años las penas para los conductores que, en estado de ebriedad, provoquen heridas gravísimas o la muerte. Mientras que el Senado rechazó aquella medida con la argumentación de que dicha infracción no puede tener una pena más alta que el homicidio”.

Es por ello que Saffirio estima que “lo mejor para la imagen del Senado, incluso lo más sano, es que su comité designe a un reemplazante”. De ahí que lo anunciado por Larraín sea considerado lo mejor dado el contexto familiar que enfrenta.  Otro parlamentario opositor, plantea que “es imposible no sensibilizarse con lo sucedido. Quienes somos padres no podemos menos que ser comprensivos cuando algo así sucede. No importa en que lado del espectro político estés. Pero es evidente el conflicto de interés que enfrenta el Presidente de RN lo obliga a dejar su cupo en la comisión mixta que zanjará la discrepancia surgida entre el Senado y la Cámara  a otro de sus compañeros de bancada”.

Muy diferente piensan en la tienda de Antonio Varas. Por lo pronto, el secretario general de la colectividad, Mario Desbordes, tiene la convicción de que el timonel no tendría por qué inhabilitarse de participar o votar incluso en la última etapa de la tramitación de la llamada Ley Emilia. Según el dirigente, Larraín no tendría que inhabilitarse dado que “el resultado de la tramitación de la Ley Emilia no será retroactivo, por lo que no va a afectar a su hijo. No se le va a aplicar a él. Porque se entiende que el trato que se le va a dar, también, al hijo es el mismo que a cualquier ciudadano”.

Quienes han logrado hablar con el senador, aseguran que está “devastado” por lo sucedido y si en algo el partido se ha ordenado es detrás de su timonel, en esta difícil etapa familiar. Y mayoritariamente también se estima que el problema en el que se encuentra su hijo Matías pudiera afectar la labor política de Larraín. Por el contrario, incluso quienes habitualmente discrepan internamente con sus posturas, no ven por qué podría resultar afectado políticamente. Un diputado afirma que “no sé en qué pueda influir el accidente de un hijo que deja la embarrada en la labor política de Larraín. Además, ni siquiera es candidato a la reelección, así es que menos tendría que afectarle”. Es decir, Renovación Nacional al fin está cuadrada con un discurso común. Pese a que minoritariamente están los que creen que esta situación “debilita” la imagen política del timonel, conocido por sus posturas duras y conservadoras, particularmente en materias valóricas.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV