jueves, 18 de octubre de 2018 Actualizado a las 14:06

Javiera Parada y la convención constituyente para una nueva Constitución:

“El Congreso no representa la realidad social y política de este país”

por 25 septiembre, 2013

“El Congreso no representa la realidad social y política de este país”
La vocera de Marca Tu Voto, cree en la posibilidad de convocar a todas las fuerzas posibles: partidos políticos y organizaciones sociales, para presionar y que después del 17 de noviembre la convocatoria sea hacer una convención constituyente para elaborar una nueva Constitución. Aunque el equipo coordinador constitucional de Bachelet ha anunciado que este camino no es el que tiene la prioridad, ella insiste en un punto para defender la asamblea: “El mecanismo es también el fondo”, enfatiza.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El año pasado Javiera Parada, ex colaboradora del comando de Michelle Bachelet y una de las voces reconocidas de la iniciativa Marca tu Voto, comenzó a informarse y a investigar sobre experiencias de asambleas constituyentes en el mundo. Convencida de que era el mecanismo válido para llevar adelante un cambio en la Constitución, este año comenzó a participar en la agrupación que llama a poner AC en las papeletas en las próximas elecciones.

“Es un mecanismo que existe desde hace muchos años en el cual se intenta que estén representados los más diversos grupos políticos, sociales y pueblos originarios para armar esa nueva Constitución”, dice Javiera sobre la iniciativa que cree que uno de los puntos cruciales de ésta es que a diferencia del Congreso, una vez que delibera para hacer la nueva Carta Fundamental, se disuelve. “Esa es una garantía de que no van a legislar a su favor”.

-Sobre todo con una clase política desprestigiada y con falsa representatividad
-El Congreso que tenemos en Chile no representa la realidad social y política de este país. O sea, hay partidos que están sub-representados, uno de ellos es el Partido Comunista, por ejemplo. El binominal no permite que estén representadas realmente las fuerzas políticas, pero al mismo tiempo hay movimientos y sensibilidades que no están en el Parlamento, como los pueblos originarios, por ejemplo. La asamblea constituyente tiene la capacidad de acoger esa realidad sociopolítica y étnica que es Chile. En las últimas votaciones ha participado muy poca gente y hay grandes sectores de la población que no se sienten llamados a participar de las deliberaciones políticas en este país. La asamblea constituyente, por ser representativa, tiene la capacidad de convocar, enamorar, entusiasmar a mucha gente que durante muchos años se ha sentido excluida de la toma de decisiones, de la construcción de la Carta Magna y, por lo tanto, de las reglas que van a regir nuestra convivencia.

-¿Los políticos que no han entendido esta realidad para la construcción de una nueva Constitución, no han entendido tampoco la interpelación del movimiento social?
-Yo creo que hay un temor a las decisiones de la ciudadanía. Aquí lo que está en juego es que las decisiones se sigan tomando entre cuatro paredes o que las decisiones las tomemos todos. El 2011 es un punto de inflexión en la historia del país. Hay varias generaciones que nacen después del término de la dictadura, que son generaciones que han heredado un modelo que no discutieron y nosotros hemos vivido bajo la herencia económica y política de la dictadura. En este país se hizo un pacto para respetar la herencia económica y constitucional de la dictadura, en la cual se vendieron las empresas del Estado y se impone el Estado subsidiario. Pero hay generaciones que no fueron parte de ese pacto y que dicen con todo derecho que quieren discutir el modelo de negocios de este país y dicen “no tenemos por qué asumir como una herencia los pactos que ustedes hicieron”. Lo que ofrece la asamblea constituyente es que discutamos eso en igualdad de condiciones, no dice qué emanará de esa asamblea. Muy probablemente la Constitución que salga de esa asamblea no es la que a mí me gustaría, pero es necesario que nos sentemos los empresarios, los trabajadores, los pueblos originarios, las regiones, a conversar cómo este país va a vivir los próximos 40 ó 50 años.

Yo, en lo particular, y mucha de la gente de Marca tu Voto, no tenemos intención de salir a estatizar las empresas y a transformar Chile en un país socialista. Lo que queremos es que las decisiones que afectan a los 17 millones de chilenos sean tomadas por representantes de esos 17 millones de chilenos y hoy no hay ningún órgano que sirva para eso… Lo que nosotros estamos pidiendo es que nos dejen participar en igualdad de condiciones; es un derecho humano participar en esas deliberaciones.

-El miedo de la derecha se puede explicar porque desde ahí emana la actual Constitución, ¿pero el miedo de la Concertación sólo se explica desde la necesidad de mantener la hegemonía del poder?
-Yo no estoy tan segura que la derecha esté cerrada en banda a discutir la posibilidad de una asamblea constituyente. Yo he tenido muchas conversaciones con personas de sectores liberales de la derecha e incluso con gente de partidos de derecha que están disponibles a sentarse a conversar cómo vamos a generar la nueva Carta Magna y ese nuevo pacto social que le permitirá a Chile seguir creciendo. Yo, en lo particular, y mucha de la gente de Marca tu Voto, no tenemos intención de salir a estatizar las empresas y a transformar Chile en un país socialista. Lo que queremos es que las decisiones que afectan a los 17 millones de chilenos sean tomadas  por representantes de esos 17 millones de chilenos y hoy no hay ningún órgano que sirva para eso… Lo que nosotros estamos pidiendo es que nos dejen participar en igualdad de condiciones; es un derecho humano participar en esas deliberaciones.

-Dices que en la derecha hay sectores liberales que entienden la necesidad de conversar la posibilidad de este mecanismo, pero la definición de “están fumando opio” salió de una de las figuras más importantes de un partido con peso absoluto en la Concertación, que es el PS.
-Yo no sé si el PS sea el principal partido de la oposición, pero es un partido al que le tengo mucho respeto; también a muchos de sus militantes y dirigentes. Hay muchos de ellos, como Maya Fernández, que participan en la iniciativa Marca tu Voto, y lo que ha dicho Camilo Escalona representa lo que él piensa, probablemente haya otra gente que tenga esa mirada, pero no es la opción mayoritaria. Yo, hace un par de meses, entrevisté al secretario general del PS Francisco Díaz, y él en esa entrevista en Radio Tierra, confirmó que en la mesa política hay un voto en pro de la asamblea constituyente.

-Pero la oposición a la asamblea no proviene sólo de Escalona. El coordinador del equipo constitucional de Bachelet ya anunció que el mecanismo para reformar la Carta Fundamental no será, en primera opción, la asamblea.
-Esta es una noticia que estaba dentro de las posibilidades. Lo que ha hecho la candidata es convocar a un conjunto de  constitucionalistas a proponerle mecanismos, esto no ha sido anunciado aún formalmente. Y creo que, por un lado, esto reafirma que hay una buena noticia porque existe la decisión de hacer una nueva Constitución; y, en segundo término, creo que ese es el programa de la candidata… Creo que en la Nueva Mayoría hay muchos partidos y dirigentes que son pro asamblea constituyente, por lo tanto, hoy toma más vigencia que nunca el llamado de la iniciativa Marca tu Voto para el día 17 de noviembre.

-Lo que dices es que no bastaría con la decisión de reformar. Sin embargo, el discurso es que el cambio de Constitución es lo importante, no así el mecanismo.
-Hoy día el mecanismo es también el fondo. El mecanismo de una asamblea constituyente asegura que los ciudadanos podamos participar de la construcción de la Carta Magna; y eso es fondo, no es forma. Nosotros creemos que el Parlamento está bastante deslegitimado y creemos profundamente en la necesidad de legitimar la política. Creemos en las instituciones y es por eso que llamamos a usar un instrumento legal para dar una señal clara a la institucionalidad.

-¿Y no entender esa lógica es no entender lo que pasó en el país?
-Creo que las prioridades están puestas en distintos lugares y que es labor de las fuerzas sociales y políticas crear las condiciones para que se entienda que Chile cambió y que queremos participar en la toma de decisiones, a nivel local y central. Aquí no sabemos las correlaciones de fuerzas que van a haber en el Parlamento. Y en este proceso constituyente, éstas van a ser muy importantes.

-Por eso te pregunto. En el quipo constitucionalista están representados los partidos políticos formales y la elección final fue no elegir la asamblea constituyente como primera opción. ¿Tomar esa decisión es no entender que el país cambió?
-Creo que es labor nuestra seguir convocando a la mayor cantidad de fuerzas políticas y sociales que involucran al conjunto de la sociedad civil y a diferentes partidos políticos… vamos a presionar para que después del 17 de noviembre la convocatoria sea hacer una convención constituyente y no que se delibere entre cuatro paredes.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV