sábado, 22 de septiembre de 2018 Actualizado a las 02:04

Ex presidenciable está alineado con Carlos Larraín en agenda de DD.HH.

El reproche en sordina que el mundo liberal de RN le hace a Allamand

por 3 octubre, 2013

El reproche en sordina que el mundo liberal de RN le hace a Allamand
Si es una estrategia, nadie la entiende. Lo cierto es que en los pasillos de la casona de Antonio Varas no son pocos los que intentan descubrir, sin éxito, qué es lo que pretende el aspirante al Senado al cruzarse de la forma que lo ha hecho en el proyecto de la “Nueva Derecha” que quiere reimpulsar la dupla Sebastián Piñera-Rodrigo Hinzpeter. Lo que sí está quedando claro es que el ex titular de Defensa perdió el liderazgo del sector que lo vio crecer políticamente.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Si las crudas declaraciones del ministro de Defensa, Rodrigo Hinzpeter Kirberg, provocaron un verdadero terremoto político en la derecha y alentaron un ánimo de introspección en Renovación Nacional, también suscitaron una reacción inesperada de parte de uno de sus más connotados líderes, el actual candidato al Senado por Santiago Poniente, Andrés Allamand. El mismo que, hasta hace sólo un par de años, fuera el principal representante del mundo liberal del partido, se opuso públicamente al cierre del Penal Cordillera, generando un fuerte rechazo entre quienes estiman que es necesario despercudirse del lastre que la dictadura ha significado para el sector tras el retorno a la democracia. Pero que, adicionalmente, el ex presidenciable de la tienda las emprendiera en duros términos en contra de su ex compañero de gabinete, sólo consiguió un respaldo cerrado al secretario de Estado y un debate en sordina acerca de las motivaciones del aspirante a la Cámara Alta, a quien ya no le reconocen liderazgo alguno en materias valóricas, porque se habría “aliado con el conservadurismo”.

En el mundo liberal de RN no dejan de especular respecto a las motivaciones que habrían llevado a Allamand a proferir declaraciones tales como las que hizo al programa Hora 20, el pasado lunes, en contra de Hinzpeter al recordar que “yo que lo conozco bien, fue siempre un partidario del gobierno militar, estoy casi seguro de que votó Sí. Siempre lo vi en posiciones de esa línea y hoy da la impresión de que quiere señalar que quienes tuvieron simpatía por el gobierno militar, por ese solo hecho, incurrieron en una falta ética”. Algunos que han seguido esta polémica casi como espectadores, sin dar crédito al cambio que perciben en Allamand, quieren creer que “existe una estrategia electoral en lo que está haciendo”. Así lo plantea un diputado que, sin embargo, aclara que “de todas maneras es raro, porque si piensa que así va a quitarle a (Pablo) Zalaquett el voto duro, ya debería saber —después de la primaria— que ese electorado lo tiene capturado la UDI. No tiene por dónde ganar así”.

Malos aterrizajes

Pero este es el análisis más suave. Quienes han seguido su trayectoria estos últimos años, particularmente durante la actual administración, consideran que el salto de Allamand “tiene más que ver con un revanchismo personal que lo tiene enfrentado hace años a Piñera y Hinzpeter”, lo que lo habría llevado a generar una alianza política con el timonel de RN, Carlos Larraín, lo que le habría despejado el camino para convertirse en el abanderado de la colectividad, lo que inevitablemente los habría desplazado desde su conocido perfil liberal hacia uno “mucho más conservador, pero que no le ha traído réditos políticos”. ¿El costo? Según se comenta en los pasillos de la casona de Antonio Varas es que habría “perdido todo el liderazgo que le tomó años consolidar en el mundo de la centro derecha”. Incluso un antiguo militante de la tienda no duda en sentenciar que las últimas actuaciones del aspirante al Senado dan cuenta de que “envejeció políticamente” y que “se desvistió como un discípulo aventajado de (Sergio Onofre) Jarpa”. En un análisis más crudo aún advierte que el ex ministro “tiene malos aterrizajes políticos”.

"Andrés no está visualizando que lo que viene a futuro es el quiebre de las alianzas políticas como las vemos hoy día. Él debería liderar este cambio, pero todo indica que no será así y que la dupla (Sebastián) Piñera-Hinzpeter es la que lo hará. Si no es ahora da lo mismo, porque es una evolución lenta, pero que va para allá, va para allá", sostienen.

Consciente de la pérdida de liderazgo de Allamand en el sector liberal de RN, un parlamentario que lamenta el “proceso” por el que está pasando, asegura no tener explicación; pero retrocede a la época en que él lideraba los cambios al interior del partido, como fue quien impulsó la política de los acuerdos e instó a los sectores más reacios de la tienda a avanzar en una serie de modificaciones a la Constitución como la eliminación de los senadores designados. Antes, continúa, “se adelantaba a la historia, pero resulta que ahora retrocede”. Al punto que un consejero de la línea liberal de Renovación comparte este análisis y agrega que, “por extraño que nos resulte a algunos, Andrés no está visualizando que lo que viene a futuro es el quiebre de las alianzas  políticas como las vemos hoy día. Él debería liderar este cambio, pero todo indica que no será así y que la dupla (Sebastián) Piñera-Hinzpeter es la que lo hará. Si no es ahora da lo mismo, porque es una evolución lenta, pero que va para allá, va para allá”.

Se busca líder

Lo cierto es que, tal como están las cosas al interior de RN, el cupo por el liderazgo del sector liberal está vacante. Y a pesar de que en la tienda existe conciencia de que por trayectoria y experiencia política Allamand era el llamado a encabezar un proceso como el que de manera optimista ven venir quienes apuestan por el proyecto de la “Nueva Derecha” que, según los más entusiastas, será el “verdadero legado” del gobierno de Piñera. Mismo del que Allamand pareciera estar desmarcándose con sus últimas actuaciones públicas.

Al punto que en la tienda se comenta que el candidato al Senado pidió apoyo a algunos parlamentarios para que lo respaldaran en su postura crítica del cierre del Penal Cordillera, algo que sólo fue acogido parcialmente por el sector más conservador de la colectividad, que se alineó con sus socios de la UDI en este episodio. Algo que fue muy mal visto por el mundo liberal de Renovación que se ha destacado por una apertura mucho mayor en el reconocimiento a que en dictadura se violaron los derechos humanos. Este capítulo de la larga historia política de Andrés Allamand sorprende a un militante de RN que sintió el llamado a inscribirse  en la colectividad en base al “ejemplo democrático” inspirado por el ex dirigente y que ahora sostiene que el candidato al Senado “perdió el norte”.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Plazos MOP

Envíada por Enrique Álvarez Jaque | 22 septiembre, 2018

Cartas al Director

Noticias del día

TV