martes, 18 de septiembre de 2018 Actualizado a las 18:19

Asegura que situación genera inquietud en los sectores moderados de la Concertación

Melero critica la ofensiva de Piñera por conmemoración del Golpe y lo culpa anticipadamente de una eventual derrota de la derecha

por 6 octubre, 2013

Melero critica la ofensiva de Piñera por conmemoración del Golpe y lo culpa anticipadamente de una eventual derrota de la derecha
El timonel de la UDI reitera lo desafortunada de la frase del mandatario sobre “cómplices pasivos”, afirmando que con eso se “generó un cuestionamiento a nuestra identidad histórica y a la legitimidad de la gente de derecha, que siempre fue muy partidaria del gobierno militar. Da la impresión de que por la vía de pretender cuestionar esa legitimidad se busca alcanzar una mayor popularidad”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El timonel de la UDI, Patricio Melero, criticó la ofensiva que hizo el Presidente Sebastián Piñera en la conmemoración de los 40 años del Golpe de Estado, acusándolo de un “daño” a la legitimidad e identidad histórica de la derecha y lo hace responsable anticipadamente de una eventual derrota del sector en noviembre próximo.

Así lo da a conocer en una entrevista en La Tercera, en la cual también se refiere a las reuniones sostenidas entre los timoneles del PS, Osvaldo Andrade, y de la DC, Ignacio Walker, con dirigentes del gremialismo, afirmando que el conflicto entre la Alianza y La Moneda generó inquietud en los sectores moderados de la Concertación que ven con preocupación un debilitamiento de la centroderecha.

Sobre el conflicto con el Ejecutivo, Melero admite que sí se provocó un daño a la candidatura presidencial y parlamentaria de la Alianza, pero explica que esta situación sea corregida porque “están dadas las condiciones para corregirlo”.

En ese sentido, el timonel del gremialismo precisa que para solucionar el tema hay que “darle un sentido a la gente que se siente afectada por los hechos que han ocurrido. Si no reaccionamos, no se va a citar a una asamblea constituyente para modificar la Constitución, porque van a tener las mayorías en el Parlamento. Ese es un análisis que la gente contraria a la Concertación y el PC tiene que meditar. No sólo está en juego la defensa de las ideas, sino que también el riesgo de que el país conserve sus equilibrios”.

Melero no habla explícitamente de la defensa del modelo, sino que de buscar consensos respecto a cómo el país tiene que seguir avanzando.

Sin embargo, advierte que la propia oposición está preocupada por un posible mal resultado de la derecha, ya que “se quedarían sin contrapesos al interior del gobierno. Eso puede desencadenar que las expectativas que han generado no tengan ningún elemento que los modere frente a los grupos más radicales. Esto es lo que he estado conversando esta semana con dirigentes de la Concertación. Se me han acercado para expresarme su preocupación porque, aunque parezca paradojal, ellos necesitan un contrapeso. Lo peor que le puede pasar a un presidente es que no tenga a quién echarle la culpa de no poder hacer todo lo que las expectativas generan. En un triunfo de Matthei también se necesita una fuerza política en el Parlamento que le ayude a tener gobernabilidad. El cuadro generado no solamente es preocupante en la centroderecha, sino que también para nuestros adversarios políticos”.

Respecto a la referencia usada por Piñera sobre “cómplices pasivos”, el también diputado no cree que haya habido una intención de descalificar a quienes formaron parte del gobierno militar, pero admite que fue una frase desafortunada que afectó la legitimidad del proyecto del sector.

“Esa frase del Presidente generó un cuestionamiento a nuestra identidad histórica y a la legitimidad de la gente de derecha, que siempre fue muy partidaria del gobierno militar. Da la impresión de que por la vía de pretender cuestionar esa legitimidad se busca alcanzar una mayor popularidad. El Presidente se dio cuenta de que no fue una frase afortunada. Después dijo que “haber participado del gobierno militar, de buena fe, no amerita reproche ni descalificación”, mencionó.

Y añade que las declaraciones del ministro de Defensa, Rodrigo Hinzpeter, sobre la “debilidad ética” de la derecha, también apuntan en esa dirección, ya que “después de estas frases tan inconvenientes se genera una coyuntura absurda: o eres cómplice de haber apoyado el gobierno militar o eres un traidor por no defender lo sustantivo de lo que significó ese período. Es absurdo”.

Sobre las consecuencias que ha tenido este conflicto en la derecha, Melero explica que muchos de sus partidarios no quieren ir a votar en las próximas elecciones y “se sienten abandonados. Hay que separar lo que fue la obra social y económica del periodo más oscuro de violaciones a los DD.HH.”.

El timonel del gremialismo también responde a una posible desafección de su partido con Piñera, afirmando que “muchos sintieron que era injusta su frase. Sin las precisiones posteriores, afectaba a muchas personas e, incluso, a muchos que son parte de su gabinete y a él mismo, que fue jefe de campaña de Hernán Büchi, un importante colaborador del gobierno militar. Pero me quedo satisfecho con las explicaciones que ha dado”.

Melero destaca el discurso que hizo el mandatario el 11 de septiembre  con motivo de la conmemoración de los 40 años del Golpe, precisando que “logró poner en un contexto equilibrado la responsabilidad que les cupo a quienes instauraron la violencia política desde 1967 -que fue, básicamente, el PS-, la incapacidad para evitar el quiebre de la democracia y lo grave de las violaciones a los DD.HH. El problema que ocurrió fue que más que recordar la historia, se pretendió revivirla con un fin político. La Concertación y el PC fueron exitosos en revivir la historia con una visión sesgada, a favor de ellos, que no tuvimos la capacidad de advertir. Los 40 años nos sorprendieron. Es una batalla que perdimos. Nos infligieron un daño”.

Además, responsabiliza al jefe de Estado ante una eventual derrota de la derecha en las próximas elecciones al señalar que “Piñera y el gobierno tienen ahora, después de todo esto que ha pasado, una mayor responsabilidad sobre el resultado de la elección. Y eso va a establecer con mucha claridad las proyecciones que tengan los liderazgos futuros. Pretender que solamente pueda apropiarse de un triunfo y desligarse de un mal resultado es una ingenuidad”.

Sobre la idea de refundar el sector, el timonel de la UDI explica que no se puede construir una nueva derecha desconociendo “el aporte que se hizo a la evolución hacia un sistema democrático desde el gobierno militar”.

“Me parece que es una ficción decir: ‘Bueno, hasta aquí hay una derecha que fue partidaria del gobierno militar, y de aquí en adelante vamos a construir una derecha que no tuvo nada que ver con ese gobierno militar’. Es como que la renovación del socialismo -que es real, que abandonó las ideas marxistas- dejara de defender el sello fundamental que tuvo el gobierno de la Unidad Popular”, arguye.

Y expone que dicha tesis no tiene futuro, ya que no parte de una base real y sosteniendo que “la derecha chilena fue contraria a la UP, fue partidaria de la intervención militar, fue contraria a las violaciones de los DD.HH., fue partícipe del plebiscito de 1980, y supo asumir su derrota e incorporarse para luchar democráticamente como lo ha hecho durante los últimos 23 años. Pretender establecer sesgos es desdecirse de lo que hemos sido. En eso hay que aprenderle a la Concertación. Tuvieron la capacidad de unirse quienes en el pasado fueron adversarios políticos acérrimos, como la izquierda con la DC, y construyeron un proyecto político exitoso sin renegar de nada de lo que fueron”.

Respecto a la decisión del Presidente de cerrar el penal Cordillera, Melero dice que la determinación no les fue consultada, pero explica que el tema no es el cierre de la cárcel, ya que comparte el principio de igualdad ante la ley, sino que “la clave es el conjunto de hechos que ocurrieron en septiembre, que, sumados, generan un efecto de abandono y deslegitimar un proyecto y una actuación que la derecha chilena ha tenido en el tiempo”.

“A nuestro juicio, hubo torpezas comunicacionales que provocaron un clima que pudo evitarse si el cierre se hubiera comunicado una vez concluido. Reconocemos y respetamos las facultades del Presidente, quisiéramos que él también reconociera el rol de la coalición política que sustenta su gobierno y respetara las identidades que conviven en nuestro sector”, concluye.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV