miércoles, 19 de septiembre de 2018 Actualizado a las 18:19

Tenor de condolencias al hijo del ex director de la CNI son inaceptables para mundo de DD.HH.

Crece presión en Suecia para que la Cancillería remueva a embajador del Valle

por 10 octubre, 2013

Crece presión en Suecia para que la Cancillería remueva a embajador del Valle
Tanto en Chile como en el país nórdico ha comenzado una serie de gestiones para que el embajador Horacio del Valle dé explicaciones y sea removido. La carta que le envió al hijo de Odlanier Mena complicó su posición de representante del Estado y el pueblo chileno, en un país que recibió a más de 15 mil exiliados políticos después del 11 de septiembre de 1973. Pese a la presión que se ha levantado desde diversos sectores, la Cancillería ha apostado por eludir olímpicamente el tema.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Bajo presión se encuentra el embajador chileno en Suecia, Horacio del Valle. Sus palabras de condolencias para el hijo del ex general y ex director de la CNI, Odlanier Mena, generaron un fuerte repudio e indignación en la comunidad chilena de ese país, una de las más grandes de compatriotas en el extranjero, que incluye a muchos exiliados políticos y víctimas de la dictadura de Augusto Pinochet.

Horacio del Valle envió, a través de un canal oficial, sus “sentidas condolencias” por la muerte del general (r) Odlanier Mena al hijo de este, Hernán Mena, actual embajador de Chile en Nicaragua. En ellas destacaba al ex general como un hombre “de bien en pro de las convergencias, los derechos humanos, la paz y la seguridad de Chile”.

El martes pasado, 11 académicos chilenos que trabajan en distintas universidades suecas enviaron una carta abierta al gobierno de Sebastián Piñera, en la que exigen la destitución del jefe de la misión de Chile en ese país.

Y en los medios suecos el debate ya se instaló. Este martes el vespertino sueco Aftonbladet —uno de los más importantes en su país—, en su sección de debate, publicó una dura carta de Francisco Contreras, exiliado político y director de Solidaridad Suecia-América Latina, organización que trabaja “en conjunto con organizaciones de los movimientos populares latinoamericanos”.

La revista Folket i Bild, por su parte,  publicó una carta abierta  de Jorge Contreras, víctima de la tortura y represión durante la dictadura, al gobierno sueco. En ambas se pedía la destitución del embajador Horacio del Valle por sus halagadoras palabras hacia el ex general y jefe de la CNI, Odlanier Mena.

Y para las 17:00 hrs. de este jueves (12:00 hrs. de Chile) organizaciones sociales suecas, grupos de exiliados y víctimas de Pinochet, se congregarán frente a la embajada de Chile para “funar” a Horacio del Valle. También existe una campaña de recolección de firmas (suscrita por más de mil personas) que declara al embajador “persona non grata”  y en la que se solicita que deje su cargo.

De acuerdo a una fuente que ha ocupado puestos en embajadas, el procedimiento en estos casos no es el que siguió del Valle. “Cuando fallece un familiar directo  del servicio, más aún cuando se trata de un embajador, la dirección de personal lo notifica a todos los directivos y misiones. En ese mensaje se agrega  un mail del familiar para hacer llegar las condolencias del caso.  En esta oportunidad se recurrió a un mensaje oficial y, de paso, además de las condolencias, se agregaron valoraciones  que no se condicen con la cultura democrática del país”. Mientras se mantiene en suspenso el futuro del embajador, en la Cancillería parecen seguir apostando por mantener la cabeza bajo tierra.

Pero no es todo. La diputada Amineh Kakabaveh, del partido de Izquierda,  presentó una pregunta en parlamento sueco (Riksdag) que estaba dirigida al canciller sueco, Carl Bildt. Esta era sobre la carta de condolencia del embajador chileno y “lo poco conveniente que resulta que el Embajador siga sus funciones en Suecia”.

Todas estas acciones le ponen aún más presión al cuestionado embajador.

De Suecia a Chile: indignados

Después del Golpe de Estado, Suecia fue el país que lideró la ayuda para quienes eran  perseguidos por la dictadura. Uno de los actores más importantes en estas gestiones fue el entonces embajador sueco en Chile, Harald Edelstam.

Hoy existe una Corporación en su honor ­—que lleva su nombre— y que se dedica, entre otras cosas, a promover “el intercambio y los múltiples lazos existentes entre Suecia y Chile en diferentes ámbitos y bajo diferentes modalidades”.

Para su presidenta, Rossana Desdener, Horacio del Valle “no puede ser un representante de Chile en el extranjero, sobre todo después de los 40 años del Golpe. Por todo lo que se ha sabido y la apertura de algunas personas a aceptar lo que sucedió, sus declaraciones son extemporáneas, se queda en el pasado en una visión obtusa”.

Ayer esta organización le envió una carta al canciller Alfredo Moreno, en la que cuestionaban las palabras del embajador chileno en Suecia e instaban al ministro a que “tome medidas que desautoricen y condenen las palabras vertidas por embajador del Valle quien ha faltado a la obligación de su cargo de representar el sentir de las autoridades y del pueblo de Chile”.

Rossana cree que del Valle debería dejar el cargo y que esto no se trata de un tema político. “Estamos hablando de los Derechos Humanos y Odlanier Mena estuvo a cargo de uno de los organismos (CNI) que violó DD.HH. de miles de chilenos. Pensamos que el gobierno debería llamarlo y cambiar a ese embajador. Es una vergüenza para el país”, dice.

A su vez, el presidente de la organización Solidaridad Suecia- América Latina, Francisco Contreras, señala que las declaraciones de del Valle son inaceptables”. “No es compatible con la democracia ni con el respeto a los derechos humanos que un embajador chileno homenajee a un asesino, especialmente representando este a Chile en Suecia, país que le dio asilo y protección a miles de chilenos que huyeron de la dictadura de Pinochet. Si el gobierno de Piñera está realmente comprometido con los DD.HH. y la democracia, no puede tener un embajador que considere que a un general condenado por violación a los DD.HH. se le deba reconocer "el extraordinario papel que le tocó desempeñar como soldado", afirma Contreras.

Francisco también reconoce que existe un gran ejemplo del diplomático Harald Edelstam, por lo que “la carta de condolencia del embajador (Horacio del Valle) es una deshonra, un irrespeto y una provocación para los chilenos en Suecia y sobre todo para las víctimas de la dictadura”.

Canciller avestruz

Aparte de los quince segundos que Moreno le dedicó al tema desde Bali, en la Cancillería reina el silencio. La estrategia ha sido capear el tema, apostando a que decaiga solo.  En su escueta declaración, Moreno dijo que entendía que era un correo personal. Algo que a estas alturas no se puede seguir sosteniendo, ya que son evidentes las características públicas de la misiva.

Ante esto, el presidente del PPD, el senador Jaime Quintana, emitió el lunes un oficio para que Moreno y del Valle den una explicación por el hecho.

El silencio del Minrel responde claramente a una apuesta comunicacional de evitar que esto genere una “crisis mayor”. Buscar un nuevo embajador para  Suecia, a menos de seis meses de que Piñera deje La Moneda, es una tarea compleja.

Alfredo Moreno tiene un “colchón” de 74% de aprobación, 4 puntos menos que en agosto. Según la última medición Adimark, ocupa el primer lugar como ministro mejor evaluado.

“Las autoridades de la Cancillería pueden decir en Bali que no conocían el texto, pero a estas alturas ya deben conocerlo y tener una opinión y, por cierto, adoptar alguna medida, aunque, tratándose de un cargo de confianza presidencial, también puede ser una decisión de La Moneda”, comenta una fuente experta en relaciones internacionales.

Aparte de la presión social y de diversas organizaciones, uno de los puntos que más complica al embajador chileno en Suecia tiene que ver con la forma de proceder cuando ocurren fallecimientos. La diplomacia es el reino del protocolo y romperlo suele traer serias consecuencias.

Este es el caso de del Valle, quien habría incumplido uno de los oficios que existe para este tipo de casos, cuando fallece un familiar, al enviar el correo desde una embajada a otra (de Suecia a Nicaragua).

De acuerdo a una fuente que ha ocupado puestos en embajadas, el procedmiento en estos casos no es el que siguió del Valle. “Cuando fallece un familiar directo  del servicio, más aún cuando se trata de un embajador, la dirección de personal lo notifica a todos los directivos y misiones. En ese mensaje se agrega  un mail del familiar para hacer llegar las condolencias del caso. En esta oportunidad se recurrió a un mensaje oficial y, de paso, además de las condolencias, se agregaron valoraciones  que no se condicen con la cultura democrática del país”.

Mientras se mantiene en suspenso el futuro del embajador, en la Cancillería parecen seguir apostando por mantener la cabeza bajo tierra.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV