martes, 16 de octubre de 2018 Actualizado a las 12:54

Votó en leyes que lo beneficiaron a él y sus parientes

Los graves conflictos de interés del senador Sabag (DC) que complican su reelección

por 21 octubre, 2013

Los graves conflictos de interés del senador Sabag (DC) que complican su reelección
Una investigación develó cómo el senador propició leyes que favorecían sus intereses empresariales y también los de su familia. Las reformas a la ley forestal y al código de agua son dos de los ejemplos donde esto ocurrió. No es la primera vez que el parlamentario se ha beneficiado económicamente de su posición. Hace algunas semanas se conoció que recibiría más de $230 millones por expropiación de sus terrenos para la construcción de la autopista Concepción Cabrero, de la que fue el principal promotor.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Cabrero, en la octava región del Bío Bío, es la comuna donde Hosaín Sabag tiene sus negocios. El senador y sus familiares se reparten empresas en distintos rubros: forestal, energético, inmobiliario y transportes.

Hace algunas semanas, El Mostrador publicó un artículo sobre la millonaria indemnización ($230 millones) que recibiría Sabag por la expropiación de sus terrenos para la construcción de la autopista Concepción-Cabrero. Este proyecto fue impulsado desde el principio por el senador DC.

CIPER publicó hoy un reportaje de investigación en el que quedan en evidencia los conflictos de interés de Sabag y como este jugó un papel fundamental desde el senado a favor suyo y de sus familiares.

Sabag ha sido un defensor de la energía hidroeléctrica, respaldando los proyectos de ley que estén relacionados. Por ley Sabag debería haberse abstenido de votar la Ley de Concesiones Eléctricas. Pero no lo hizo: participó en la comisión respectiva sosteniendo que “por fortuna, hemos ido subsanando esos muy difíciles ‘lomos de toro’ por la vía legislativa. Hoy día se pueden construir pequeñas centrales de pasada para la generación y la explotación eléctrica”.

El conflicto es evidente, ya que su hijo lidera el proyecto hidroeléctrico de la central Trupán.

El senador también tiene conflictos de interés en el rubro forestal. Durante la discusión de la Ley de Fomento Forestal, Sabag no se inhabilitó de participar en la modificación del Decreto Ley Nº 701, publicado en mayo de 1998, pese a que es dueño de Forestal Peñuelas Cabreros S.A. Y a largo plazo esto lo benefició. En 2005 recibió un subsidio, que contempla la ley, por $28.905.616 para la recuperación de suelos degradados en Cabrero, con el que plantó eucaliptus.

Sabag también apoyó la Ley 20.017 que modificó el Código de Aguas. La reforma central de la ley era una multa a los titulares de patentes que no utilizaban sus derechos. Esto implicó que el titular debía pagar la multa o vender su derecho.

En 2005, una vez publicada la ley, el senador compró una serie de derechos que eran liberados y que hoy son cruciales para el proyecto de central de pasada Trupán. Los derechos, según publica el artículo de CIPER, corresponden a aguas de los afluentes del Río Diguillín, donde se encuentra el Canal Zañartu y cuyo agotamiento rige desde julio de 1994.

“Una de estas compras tuvo lugar el 22 de julio de 2005, cuando Hosaín Sabag adquirió derechos de aguas por $4.850.000, correspondientes al Canal Colicheo, cuya bocatoma se ubica en la ribera norte del río Laja. La superficie total bajo riego es de 21.000 hectáreas. El canal está en servicio desde 1928 y la entidad que administra esta obra es la Asociación de Canalistas del Canal Zañartu, precisamente la entidad que preside su hijo Patricio. CIPER encontró otras dos adquisiciones de derechos de agua de los Sabag, relacionadas con el Canal Zañartu: la primera fue hecha por el propio senador el 20 de diciembre de 2012, por $55 millones; la segunda, la concretó su hijo Patricio el 8 de junio de 2011, por $3.000.000”, según consigna  el artículo.

LEY COMO SOLUCIÓN

Quien quiera construir una central hidroeléctrica debe tener los títulos de aprovechamiento de agua regularizados ante la Dirección General de Aguas (DGA). Este no es el caso de la central Trupán, que está paralizada y ha enfrentado a la asociación de Canalistas Zañartu con la DGA. .

En  2008 el Ejecutivo presentó un proyecto de ley que simplificaba la regularización de los derechos de aguas. La nueva ley, que aún no se promulga, permite que, con una presentación ante la DGA, una asociación pueda regularizar sus títulos (anteriormente se necesitaba una presentación por cada representante de la organización).

La ley le permitirá a Patricio Sabag solucionar el problema que tiene estancada la central Trupán.

El artículo de CIPER revisa precisamente la tramitación de la ley, e identificó que el senador presentó las indicaciones que favorecían al proyecto de su hijo. La indicación que modifica los procedimientos para regularizar los derechos tiene la firma de Sabag. La otra pretendía que un proyecto de centrales tuviera el visto bueno para la edificación antes de que se terminara el proceso de regularización. Actualmente el proyecto tiene dos indicaciones del senador Sabag.

Cuando éste sea promulgado, la central Trupán –de su hijo Patricio– tendrá el camino despejado.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Krassnoff

Envíada por Rodrigo Reyes S | 16 octubre, 2018

Cartas al Director

Noticias del día

TV