viernes, 19 de octubre de 2018 Actualizado a las 09:28

Fuego cruzado entre Andrés Chadwick y Milton Juica

Escala conflicto entre La Moneda y la Suprema por imputados del caso bombas detenidos en España

por 14 noviembre, 2013

Escala conflicto entre La Moneda y la Suprema por imputados del caso bombas detenidos en España
El presidente (s) del máximo tribunal del país dijo que considera “grave” esas opiniones, viniendo de “un abogado” y precisó que “es una falta de deferencia, hacer un comentario sobre una situación ya resuelta”. El ministro del Interior le contestó: "Conozco perfectamente la Constitución, el que puede desconocerla al parecer es él, porque afecta mi legítimo derecho de expresión y opinión".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

No es la primera vez, es más, ha sido una de las relaciones más tensas y conflictivas que ha tenido estos casi cuatro años la administración de Sebastián Piñera y hoy se ha reflotado el fuego cruzado entre La Moneda y la Corte Suprema. Todo debido a la lluvia de declaraciones que generó la detención en España de los chilenos Mónica Caballero y Francisco Javier Solar, absueltos de responsabilidad el 2012 en el polémico “Caso Bombas” y que ahora podrían estar vinculados en la colocación de un artefacto explosivo en la Basílica del Pilar de Zaragoza de Barcelona.

En su momento, el “Caso Bombas” fue todo un dolor de cabeza para el gobierno de Piñera, por las acusaciones de montaje y, en especial, porque gatilló varios conflictos con el Poder Judicial, dadas las duras declaraciones y cuestionamientos que el entonces ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, hacía sobre la labor de los jueces. Por lo mismo, conocida ayer la información de la detención de Caballero y Solar, La Moneda no escatimó en despliegue comunicacional para recalcar que la absolución que se hizo de ambos fue influida por jueces de garantía y “liderazgos políticos” que hicieron eco de campañas y “obsesión” con Hinzpeter. Es más, el hoy ministro de Defensa criticó que “un juez de garantía, lo que me resulta incomprensible, se convirtió en un verdadero muro que excluyó una infinidad de pruebas”, en alusión al magistrado Luis Avilés.

Las declaraciones de Hinzpeter fueron avaladas y complementadas en todo momento por el ministro del Interior, Andrés Chadwick, quien desplegó una intensa ronda de entrevistas a los medios de comunicación sobre el tema.

Con este escenario, esta mañana desde tribunales se comentaba que se había optado por “no responder” a los cuestionamientos de La Moneda, “no hacerles el juego”, porque se entendían motivados por intereses electorales, dado que la elección parlamentaria y presidencial está a la vuelta de la esquina.

Sin embargo, Chadwick siguió la arremetida y este mediodía afirmó que el gobierno lamenta “que pudo haber apresuramientos en otras instancias en el pasado, que quizás impidieron desarrollar un juicio con más tiempo” y que “no queda bien nuestro Sistema Procesal Penal cuando ocurren estas situaciones”

Agregó que con sus palabras “no he emplazado a la justicia, es bueno no colocar en boca cosas que no he dicho, no he emplazado a nadie, dije que sería bueno la explicación de algunos tribunales, quienes descartaron el 60% de las pruebas que puso a disposición el Ministerio Público (…) eso puso un obstáculo a la investigación”.

Chadwick fue un poco más allá y acotó que, en todo caso, no estarían mal unas palabras sobre el tema de los tribunales de justicia chilenos, porque “no se trata de tribunales celestiales, son tribunales donde actúan personas que pueden cometer errores, como la policía, el Ministerio Público”.

Dicho esto, muy poco se demoró el presidente (s) de la Corte Suprema, Milton Juica, en salir al paso de Chadwick: “De alguna manera se está quebrantando lo que dispone el artículo 76 de la Constitución que le entrega el ejercicio único de la jurisdicción a los tribunales de justicia y que prohíbe al Presidente y al Congreso hacer revivir procesos fenecidos o hacer apreciaciones que vayan contra el contenido y fundamento que tomaron los jueces”.

El ministro Juica dijo que considera “grave” esas opiniones, viniendo de “un abogado” y precisó que “es una falta de deferencia, hacer un comentario sobre una situación ya resuelta”. Insistió en que existe un sistema de separación de los poderes del Estado, en el que “cada uno tiene un grado de competencia privativa en la que los otros órganos no se pueden involucrar”.

Tras señalar que le preocupa que autoridades de gobierno hagan declaraciones que dejan en mal pie la dignidad de los jueces, Juica recalcó que “el poder judicial no comenta lo que hacen otros órganos del Estados” y que, en relación a ese respeto, “lamentablemente eso se ha perdido (...) La causa se terminó, bien o mal, esa es la verdad jurídica y hay que respetarla”.

Fue categórico en precisar que a nivel personal considera que todo este debate está “teñido con la situación electoral actual y casi convendría no atizar las cuestiones que se puedan producir por un asunto ya fallado, donde no hay nada que hacer, para evitar que se malinterpreten las aseveraciones”.

Pero el tema no terminó ahí, el fuego cruzado entre el palacio de La Moneda y el de tribunales siguió, porque no pasó ni una hora desde que habló Juica cuando Chadwick salió al patio de los cañones expresamente a responderle: “Lamento el tenor de las declaraciones del ministro Juica, conozco perfectamente la Constitución, el que puede desconocerla al parecer es él, porque afecta mi legítimo derecho de expresión y opinión (…) si él (Juica) se siente con la autoridad de emitir opiniones, este ministro también”.

El tema de los chilenos detenidos en Barcelona y la tensión con La Moneda “seguramente” será analizado en el pleno del máximo tribunal de mañana y, según Juica, “puede que haya una declaración, no estoy seguro”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV