martes, 25 de septiembre de 2018 Actualizado a las 03:21

Cordesan bajo la lupa por millonaria deuda bajo administración del ex edil

La auditoría que pudo haber complicado la candidatura de Pablo Zalaquett

por 15 noviembre, 2013

La auditoría que pudo haber complicado la candidatura de Pablo Zalaquett
La Corporación para el Desarrollo de Santiago arrastra un déficit de $2.000 millones desde que Zalaquett era alcalde. Con el fin de esclarecer el origen de ésta, la administración de Carolina Tohá encargó en junio una auditoría. Su resultado se ha demorado en ser público. ¿Las razones? Mientras que para algunos se debe a algo “circunstancial”, otros apuntan a una estrategia política destinada a evitar un foco de conflicto con Zalaquett, quien corre para senador por Santiago Poniente y su hermana para diputada por el mismo distrito.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Una de las primeras medidas que anunció la alcaldesa Carolina Tohá (PPD) cuando ganó las elecciones el año pasado fue esclarecer la millonaria deuda, por más de $2.000 millones, que tiene la Corporación para el Desarrollo de Santiago (Cordesan).

En febrero de este año se abrió la licitación para hacer una auditoria del periodo 2009-2012 de la Corporación. Durante ese tiempo Pablo Zalaquett, hoy candidato al Senado por Santiago Poniente, era el alcalde.

La deuda se origina porque la Cordesan se encarga del aseo y seguridad del municipio. Además tuvo un papel importante en la reconstrucción después del 27-F. Aparte de esto, existían cotizaciones impagas a los trabajadores por más de $300 millones. Esta situación fue resuelta por el municipio durante este año.

Claudia Pascual, concejala del Partido Comunista (PC), cree que la deuda en el Cordesan se había convertido en una bicicleta. “No me cuadra un desfinanciamiento desde el 2010 hasta la fecha producto de lo que se hizo en la reconstrucción después del 27-F, además de aseo y seguridad, cuando el 2010 y el 2011 no se informó (el desfinanciamiento). Sólo cuando Zalaquett pierde la elección (Municipal) se informa al concejo”.

Para conocer los detalles de la deuda, la Municipalidad de Santiago suscribió, el 4 de junio pasado, un contrato con la empresa Fortunato Auditores. Ésta se comprometía a entregar en 80 días de corrido el informe sobre el origen de la deuda de la Cordesan, a un costo de $17 millones.

Sobre la fecha límite, la empresa pidió más plazo debido a la enfermedad de uno de los socios que lideraba la auditoría. Cumplido este plazo (30 de septiembre), la empresa volvió a pedir tiempo. Esta vez la razón fue el desorden que había en la Cordesan, lo que dificultó el levantamiento de información. El nuevo plazo venció el 25 de octubre.

“Es un tema que se puede interpretar para los dos lados. Si sale mal la auditoría, se interpreta como un acto contra Zalaquett; si sale positiva, como algo a favor de él. Es por eso que no era la prioridad”, comenta una fuente del municipio que ha conocido el tema. “Es claro que no había ánimo de entregar una auditoria que de seguro iba a salpicar a Zalaquett en medio de la campaña”, comenta otra fuente del municipio.

Dos semanas después la administración de Carolina Tohá recibió el informe (7 de noviembre). Hoy se encuentra dentro del plazo para realizar las observaciones, según dicen desde el Municipio.

Pero no son pocas las voces que apuntan a que la verdadera razón por la que no se ha dado a conocer el informe es la elección parlamentaria en la que el ex alcalde es candidato al Senado, y su hermana, Mónica Zalaquett, candidata a diputada por el mismo distrito de Santiago.

EVITANDO UNA “CAMPAÑA SUCIA”

Este miércoles, durante el concejo municipal, los concejales Felipe Alessandri (RN) e Ismael Calderón (PS) preguntaron por el informe en cuestión. “Aún hay plazo para formular observaciones y cuando las respondan ahí será publicado el informe”, fue la escueta respuesta de la alcaldesa Tohá.

“Es un tema que se puede interpretar para los dos lados. Si sale mal la auditoría, se interpreta como un acto contra Zalaquett; si sale positiva, como algo a favor de él. Es por eso que no era la prioridad”, comenta una fuente del municipio que ha conocido el tema. “Es claro que no había ánimo de entregar una auditoria que de seguro iba a salpicar a Zalaquett en medio de la campaña”, comenta otra fuente del municipio.

De haberse conocido la auditoría antes de las elecciones, no sólo habría repercutido sobre Pablo Zalaquett, sino que también sobre su hermana Mónica.

Una visión distinta tiene Gabriela Elgueta, Secretaria Comunal de Planificación (Secplan). En su opinión, la auditoría no es un instrumento para usarlo contra nadie, sino para determinar las fuentes del déficit de la Cordesan y las acciones a seguir. “No fue posible porque la persona que estaba a cargo se enfermó y eso obligó a reestructurar; y la otra es que la Corporación se encuentra con un desorden administrativo bastante grande, lo que dificultó hacer los hallazgos y levantamiento. Respecto de eso se han ido cumpliendo los plazos”, dice Elgueta.

Además, aclara que “no es que el municipio lo esté manejando. ¿Por qué no lo sacamos ahora?, porque lo recibimos la primera semana de noviembre y lo tenemos que revisar tanto de forma y de fondo, de manera que la información sea clara.  Si calza o no con el tema electoral, es algo circunstancial”.

 ROCES Y FOCO DE CONFLICTO

Otro aspecto que deja en evidencia las tensiones que generaba la auditoría está al interior del propio concejo municipal. Varias fuentes señalan que el concejal RN, Felipe Alessandri, fue uno de los que indagó por la auditoría de forma más constante. “Esto ha generado bastantes conflictos entre RN y la UDI. Felipe Alessandri estuvo preguntando para que esto saliera. Todas las señales son que Pablo le ha cobrado sentimientos a él en algunas ocasiones”, comenta otra fuente que ha conocido de cerca el tema.

En la misma línea, otra fuente cree que “sólo hay que ver el interés de Alessandri por que salga el informe y el silencio de los concejales Carolina  Lavín (UDI) o Carlos Kubick (UDI) en este tema”.

Pero quienes conocen a la alcaldesa aseguran que “si hay algo que le molesta es que la juzguen de hacer campaña sucia”. La misma fuente resalta como un aspecto positivo que durante la campaña electoral de Carolina Tohá no existieron ataques directos a Pablo Zalaquett.

De haberse conocido la auditoría antes de este domingo, hubiese abierto un foco de tensión público para la Municipalidad. Algo, según dicen por los pasillos del Palacio Consistorial, que no era adecuado para el momento. La auditoría se hubiese sumado a la polémica por el cierre del “paseo de las carteras” y el paro de los funcionarios municipales por el reajuste del 8.8%. Esto último ha significado un gran esfuerzo para la alcaldía, a fin de mantener las calles limpias de basura. Santiago es una comuna que “no aguanta” un día sin que se recolecten los residuos, entre otras cosas por la elevada población flotante que transita diariamente por la comuna.

Si hay algo en lo que varios actores concuerdan, es que el ideal era que la auditoría fuera pública antes de la elección presidencial.  Cuestión que no ocurrió.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV