martes, 25 de septiembre de 2018 Actualizado a las 22:07

Consumo chino de cobre seguirá impulsando minería en Chile, aunque de forma más lenta

por 21 noviembre, 2013

Consumo chino de cobre seguirá impulsando minería en Chile, aunque de forma más lenta
"Probablemente vamos a ver niveles de precios inferiores, como los estamos viendo en la práctica, pero nuestras proyecciones para el próximo año son de que más o menos tendremos precios relativamente superiores a tres centavos de dólar la libra (0,453 kilos) como precio de referencia", sostuvo el subsecretario de Minería, Francisco Orrego.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

A pesar del frenazo que sufrió la producción de cobre mundial entre 2010 y 2012 por la crisis internacional, el consumo de China, aunque más lento que en años anteriores, seguirá impulsando la minería en Chile, explicó el subsecretario del sector, Francisco Orrego.

Orrego, quien participa en la novena edición de la Conferencia del Cobre de Asia, aseguró que "las tasas de crecimiento de China de los últimos años no se van a repetir".

Con todo, "aún en ese escenario de desaceleración, nosotros vemos que las tasas de crecimiento van a seguir siendo positivas y particularmente para la minería chilena", afirmó.

A partir de ahora, dijo, "probablemente vamos a ver niveles de precios inferiores, como los estamos viendo en la práctica, pero nuestras proyecciones para el próximo año son de que más o menos tendremos precios relativamente superiores a tres centavos de dólar la libra (0,453 kilos) como precio de referencia".

Unos precios semejantes, con el peso calculado en libras según el estándar de la Bolsa de Metales de Londres (LME), "aunque son bajos en relación al máximo histórico, aún permiten mantener cierta competitividad de la industria minera en Chile", aseveró Orrego.

En los últimos años, a pesar del aumento mundial del consumo, ha crecido tanto la producción que ahora mismo hay más cobre disponible para la Humanidad que en ningún otro momento de la historia, explicó en la conferencia Don Smale, secretario general del Grupo Internacional de Estudios del Cobre (ICSG).

Según Orrego, la situación actual se debe en parte a que "en muchos países, incluyendo el nuestro, la industria minera se dedicó a producir, producir y producir, y hubo una baja o escasa preocupación por los costes de producción", por lo que muchas firmas están tratando ahora de controlarlos.

Aunque cree que no está claro si hay un superávit de producción mundial en estos momentos, "en todo caso los analistas estiman que este superávit no debería traer especiales repercusiones ni en el precio del cobre ni en la industria (minera), por lo tanto no es un tema que en el corto plazo veamos como una preocupación".

Según Smale, se espera que la producción minera crezca en 2013 y 2014 con nuevos proyectos.

En Chile se prevé que se inviertan esta década al menos 104.000 millones de dólares en proyectos de desarrollo, ampliación y apertura de nuevos yacimientos mineros.

Entre 2012 y 2015, las diez mayores nuevas minas de cobre que se están abriendo en el mundo supondrán un incremento de unos 2,5 millones de toneladas más de suministro para el mercado mundial, dentro del cual 530.000 toneladas anuales provendrán de nuevos yacimientos en Chile.

En concreto serán las nuevas minas de Sierra Gorda, de la minera KGHM, con 220.000 toneladas anuales, de Ministro Hales, de la estatal Codelco, con otras 160.000 toneladas, y de Caserones, de Pan Pacific Copper, con unas 180.000 toneladas adicionales al año hacia 2016.

Este aumento del cobre disponible en el mercado, combinado con la disminución de los últimos años de la demanda en Europa y Norteamérica por efecto de la crisis internacional, ha rebajado los precios respecto de los "máximos históricos" de años anteriores, aunque con suficiente margen para las minas chilenas, según Orrego.

Dado que el cobre supone el 54 por ciento de las exportaciones chilenas, y cerca del 37 por ciento de ellas están destinadas a China, la situación da lugar a cierto "optimismo" en el corto plazo, dijo a Efe el embajador chileno en el gigante asiático, Luis Schmidt.

"China no va a seguir creciendo a tasas por encima del 10 por ciento anual, pero sí de un 7,5 o un 8 por ciento, que es un gran crecimiento", indicó.

"La demanda en China está creciendo fortísimo (consumió el 63 por ciento del cobre mundial en 2012)", por lo que, junto con la progresiva recuperación del consumo en occidente hasta 2014, estimó, "probablemente de 2015 a 2017 volvamos a tener una bonanza".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV