domingo, 23 de septiembre de 2018 Actualizado a las 01:22

Senador de Aysén se reunió brevemente con Matthei y su comando

Horvath no renuncia a RN y directiva busca evitar el “síndrome Adolfo Zaldívar”

por 22 noviembre, 2013

Horvath no renuncia a RN y directiva busca evitar el “síndrome Adolfo Zaldívar”
Están molestos en la tienda y no lo ocultan. En el equipo de la candidata de la Alianza hay indignación y ella –afirman– está “sentida”, porque nuevamente su campaña está envuelta en una polémica y está dando explicaciones en vez de poder instalar su agenda de propuestas con miras al balotaje del 15 de diciembre.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Fue al menos una hora de intensos rumores que apuntaban a que el senador RN, Antonio Horvath, dejaría plantada a la candidata de la Alianza, Evelyn Matthei, y no llegaría a la anunciada cita en el comando de Avenida Suecia. Es más, la cancelación se debía a que el parlamentario supuestamente habría renunciado más temprano a su militancia en RN. Pero, pasadas las 11:00 horas, llegó rodeado de un mar de cámaras de televisión y lo primero que hizo fue desmentir su salida del partido. Se reunió con la candidata, brevemente y se retiró repitiendo lo que dijo ayer tras conversar con Michelle Bachelet. Que tenía más convergencia programática con la Nueva Mayoría.

Toda la mañana el timonel de RN, Carlos Larraín, estuvo en la sede del partido en Antonio Varas, mientras dos veces llegó al comando presidencial de Matthei el secretario general, Mario Desbordes, quien se retiró sin hacer declaraciones. En el partido confiesan que están complicados y que internamente hay mucha presión para que se expulse a Horvath de la colectividad, luego de la estocada mortal que le dio a Matthei, reuniéndose con su contrincante, poniendo en jaque la campaña oficialista de segunda vuelta.

Pero la idea de la directiva es resistir las presiones internas, porque su objetivo mayor es evitar tener que pagar el costo de expulsarlo. Cuentan que, desde ayer, en la mente de la directiva ronda el “fantasma” de Adolfo Zaldívar, quien en pleno gobierno de Bachelet fue expulsado de la DC, lo que derivó en la salida de varios parlamentarios de la falange, como la diputada Alejandra Sepúlveda, y la conformación de una nueva colectividad, el PRI.

“La experiencia de lo sucedido con el ‘Colorín’ Zaldívar está presente, no queremos cometer ese error, sería torpe, porque cuando la DC lo echó, él fue la víctima, el partido fue el malo de la película”, confiesan en RN. Más aún, lo que le preocupa a Larraín, además, es que tras las elecciones parlamentarias del domingo el equilibrio de fuerzas en el Senado es “muy precario”, ya que la Nueva Mayoría logró 21 escaños y con dos votos logra el umbral de los 3/5, quórum clave para sacar adelante reformas políticas, económicas y sociales de peso: “Si Horvath sigue en RN, al menos lograremos que vote la mitad de los proyectos alineado con nosotros”, confiesan desde la directiva del partido.

Están molestos en RN y no lo ocultan. En el comando de Matthei hay indignación y la candidata –afirman– está “sentida”, porque nuevamente su campaña está envuelta en una polémica, está dando explicaciones en vez de poder instalar su agenda de propuestas con miras al balotaje del 15 de diciembre.

Horvath sabe que la pelota está en su cancha y en RN dicen que entró de lleno a disputarle al senador independiente por Magallanes, Carlos Bianchi, el papel de “bisagra” –con todo lo que eso implica a la hora de negociar para llevar agua al molino propio– ante la Nueva Mayoría para que pueda sacar adelante su programa de gobierno.

"Yo no voy a renunciar a RN", dijo Horvath antes y después de la reunión con Matthei. “Yo no voy a renunciar a Renovación Nacional, me mantengo en contacto con la directiva, tengo afinidad con personas nuevas que veo hoy en día en el comando, como el caso de Karla Rubilar, con quien hemos trabajado hace muchos años, con Lily Pérez, con Pedro Browne, nosotros tenemos un ala más liberal, de centro en ese partido y eso tenemos que revitalizarlo”, agregó.

Desde el círculo más estrecho del parlamentario explicaban que no estaba en los planes salirse de RN, a menos  que decidan pasarlo al Tribunal Supremo del partido. “Si lo pasan al TS, ahí renuncia”, dicen.  Coincidente con eso, Horvath precisó públicamente que él no tendría problema en dar un paso al costado, pero que RN no se lo ha pedido. “Si mi permanencia en el centro incomoda al partido, daré un paso al costado”.

En RN esperan que el tema no llegue más allá y que la presión baje. Horvath, tras la conferencia de prensa en la sede del Congreso en Santiago, volará rumbo a su región. Los esfuerzos en la Alianza al parecer apuntan a poner paños fríos y el propio Presidente Sebastián Piñera –de gira por Temuco– trató de prestarle piso a Horvath apelando a la necesidad de que la coalición oficialista aprenda a respetar la diversidad de opiniones y visiones.

"Las coaliciones deben compartir visiones, pero no son un convento, deben tener capacidad de vivir con visiones distintas (…) la ropa sucia se lava en casa y la del rey en la plaza, por eso es mejor que estos temas se discutan dentro de la Alianza".

 Son rumores, son rumores

 Si ya la conversación de ayer de Horvarh con Bachelet dejó en mal pie a Matthei, un flaco favor le hizo a la abanderada oficialista la ola de rumores que circularon toda la mañana de que la “iban a plantar”. Su propio entorno y asesores del comando cayeron en las versiones y por casi una hora era evidente lo desconcertados que estaban y la información cruzada que daban, asumiendo en privado como un hecho, incluso, el plantón y que el senador RN había renunciado.

Horvath llegó al comando a las 11.09 horas, donde ya lo esperaban la diputada Rubilar, quien junto a la vocera Lily Pérez, han tratado de evitar que la sangre llegue al río. Esperó a Matthei por unos 10 minutos, quien llegó después que él a su comando.

Matthei y Horvath se sentaron en una mesa frente a frente, acompañados de Paúl Fontaine, el edil UDI, Rodrigo Delgado, Rubilar y el asesor del senador, Mauricio Daza. No duró más de quince minutos y a la salida, el senador reiteraba que se inclinaba más hacia las propuestas de la Nueva Mayoría, aunque fue muy cuidadoso de dejar en claro que no estaba llamando a votar por Bachelet.

“La segunda vuelta llama a un tiempo de reflexión, esa es la idea, no es que las personas se cambien como jugadores de fútbol. Y en el caso nuestro, en el caso mío en particular, yo represento un programa (el de Franco Parisi) y nosotros queremos que los puntos sensibles de ese programa sean realmente incorporados. Me refiero a que no haya lucro o negocios en la educación, que se mejore pero sustancialmente la aplicación de justicia y la acción de lo que se refiere al Ministerio Público, de que efectivamente se hagan reformas constitucionales profundas. Nosotros vamos más allá, planteamos que sí es posible una Asamblea Constituyente”, explicó Horvath.

Diez minutos después, Matthei dio un escueto punto de prensa flanqueada por Rubilar y Fontaine, para precisar que está en proceso de “revisión de su programa de gobierno”, incorporando nuevas propuestas, que se anunciarán en los días venideros y que en su totalidad se darán a conocer la próxima semana. Se retiró sin aceptar preguntas, ni tampoco sus asesores.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV