martes, 25 de septiembre de 2018 Actualizado a las 03:21

Rabindranath (PS): "Resulta imprescindible modificar la forma en que se distribuye y administra el poder en el país"

por 22 noviembre, 2013

Rabindranath (PS):
El senador electo reflexionó respecto de cómo recuperar la confianza que progresivamente se ha perdido con las instituciones políticas del Estado y, especialmente, con las personas que ejercen la representación de la ciudadanía.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El senador electo por la Región de Los Lagos, Rabindranath Quinteros, aseguró que "si queremos devolverle a la política el prestigio perdido, entonces el imperativo es el de terminar con todos aquellos ripios que enturbian este quehacer".

En una columna publicada en El Mercurio, el parlamentario de oposición reflexionó respecto de cómo recuperar la confianza que progresivamente se ha perdido con las instituciones políticas del Estado y, especialmente, con las personas que ejercen la representación de la ciudadanía.

"Los ciudadanos perciben una lejanía cada día más difícil de franquear entre los temas que a ellos les interesan y aquellos que conforman la agenda de quienes ejercen el poder. Esta brecha se ha acrecentado, en buena parte, porque la comunidad percibe que su vida cotidiana transcurre con los mismos desafíos y complejidades, y que así seguirá siendo, de modo independiente del gobierno de turno o de quien desempeñe la representación parlamentaria de su territorio".

"La demanda ciudadana por una mayor vinculación de parte de sus autoridades y representantes con los problemas propios de cada comunidad viene haciendo eco desde hace tiempo, y fue especialmente clara e intensa durante los meses que tomó la última campaña electoral. La expresan quienes, a pesar del desencanto, siguen concurriendo a votar y también la manifiestan aquellos que prefieren abstenerse de participar en el proceso".

"La sociedad espera que las cosas cambien. Pero no termina de creer que los políticos seamos capaces de hacer que los cambios se produzcan. Quienes hemos recibido de la comunidad el mandato de su representación hoy estamos conminados a demostrar, con acciones, que tenemos voluntad y capacidad para modificar la realidad del país".

"Propiciar los cambios que la sociedad espera y reclama implica asumir que las fórmulas que permitieron restablecer la democracia en Chile, hace ya más de dos décadas, requieren profundas modificaciones".

"Y no se trata solo de redactar una nueva Constitución Política, de cambiar el sistema binominal por uno realmente representativo, o de establecer nuevas y más amplias fórmulas de acuerdo entre sectores políticos, que son hoy cuestiones medulares. También resulta imprescindible modificar la forma en que se distribuye y administra el poder en el país".

"Chile necesita hoy gobiernos regionales más fuertes y autónomos, municipios con mayores atribuciones y capacidades y nuevos espacios de participación para la comunidad que apunten a lograr una redistribución equitativa del poder que permita generar políticas nacionales con sentido descentralizador".

"Si queremos devolverle a la política el prestigio perdido, entonces el imperativo es el de terminar con todos aquellos ripios que enturbian este quehacer".

"Debemos animarnos a abordar aquellas materias que durante mucho tiempo han sido omitidas".

"Desde la explotación abusiva de nuestros recursos naturales en manos de unas pocas empresas hasta la marginación a la que han sido sometidos los pueblos originarios y las minorías sexuales".

"Desde el respeto por los derechos individuales hasta la necesidad de establecer límites al negocio de las AFP, de las isapres y de la educación superior".

"Desde el desamparo en que se encuentran nuestro pequeño y mediano sector silvoagropecuario y nuestra pesca artesanal —incluidos mitilicultores y algueros— hasta la necesidad de otorgar la importancia que se merecen a las localidades aisladas y fronterizas del país, que hacen soberanía con gran esfuerzo y sin la debida preocupación del Estado".

"El diálogo y la relación permanente y directa con la comunidad es una práctica que debe ser impulsada con fuerza y entusiasmo tanto por el Gobierno como por los parlamentarios".

"Chile espera de sus representantes políticos capacidad para actuar, pero antes que todo espera ser escuchado y atendido en sus necesidades e inquietudes y aspira también a que sus parlamentarios sean capaces de rendir cuentas de modo permanente sobre su quehacer en beneficio de quienes los han elegido".

"Esos son algunos de los requerimientos que debemos asumir si queremos comenzar a reconstruir la confianza de la comunidad en sus instituciones y sus representantes políticos".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV