sábado, 20 de octubre de 2018 Actualizado a las 10:59

Timonel UDI enfrenta críticas y se da por descontado que no se repetirá el plato

Melero con las horas contadas

por 25 noviembre, 2013

Melero con las horas contadas
El resultado electoral del gremialismo provocó un remezón al interior de la tienda. Si bien algunos admiten que se esperaba perder algunos diputados, porque era difícil repetir el escenario del 2009, también reconocen que nunca se imaginaron que se perderían tantos escaños en la Cámara Baja y menos que el escaño de Jovino Novoa, en la Poniente, lo ocuparía el RN Andrés Allamand el próximo período. Por eso es que alguien tiene que responder.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“(Patricio) Melero no tiene vuelta”, este es el comentario con el que un diputado de la UDI interpreta el futuro del timonel del partido, tras los malos resultados de la colectividad en las pasadas elecciones parlamentarias donde se perdieron 9 escaños en la Cámara Baja y las dos circunscripciones de la Región Metropolitana, a manos de los RN Andrés Allamand y Manuel José Ossandón. Durante estos días se ha hecho un drástico análisis puertas adentro, porque en la tienda se pretende evitar una polémica que pudiera perjudicar la campaña presidencial con miras al balotaje. Pero ello no ha impedido que internamente se evalúe con dureza el desempeño de la colectividad y se le atribuya a su Presidente la responsabilidad política de los magros resultados, aun cuando se logró mantener supremacía relativa en lo que respecta a la Cámara de Diputados.

Si bien también hay quienes creen que no es el momento de “comenzar a buscar responsables, porque ahora tenemos que abocarnos a la presidencial”, lo cierto es que el tema se ha conversado en todas las instancias, pero sobre todo de manera informal. Y aunque Melero tiene algunos defensores, lo que está claro es que es altamente improbable que pueda repostular a un nuevo período a la cabeza del partido. Sobre todo porque desde el inicio de su gestión ha recibido críticas soterradas y quienes fueron contrarios a su labor ahora sienten que tiene piso para impedir la continuidad de su mandato y que se abre una oportunidad para concretar algunos cambios que han estado en el discurso de algunos de los más antiguos e influyentes ex dirigentes.

Un parlamentario gremialista, evidentemente molesto, no duda en señalar que “con estos resultados, yo habría presentado la renuncia a la presidencia el domingo en la noche”, aunque admite que eso es algo que “nadie hace”. Otro, que admite que la responsabilidad política “de lo bueno y lo malo” que le ocurre a un partido político es de su directiva y, particularmente, del timonel. Y atribuye este retroceso de la UDI a la ausencia de la figura del ex ministro de Economía Pablo Longueira en las instancias de toma de decisiones, en la última fase de la campaña, debido a su enfermedad: “No haber tenido a Longueira fue un problema”, afirma. Y quienes centran su molestia en Melero, atribuyen algo de razón a este comentario, pues, según un consejero el timonel, “nunca ha tenido el liderazgo suficiente para encabezar una campaña tan difícil como la que enfrentamos este año. Además estaba claro que se requería otra figura que moviera al partido y a las bases, porque estábamos arriesgando mucho. ¡Y mire cómo nos fue!”.

Un parlamentario gremialista, evidentemente molesto, no duda en señalar que “con estos resultados, yo habría presentado la renuncia a la presidencia el domingo en la noche”, aunque admite que eso es algo que “nadie hace”. Otro, que admite que la responsabilidad política “de lo bueno y lo malo” que le ocurre a un partido político es de su directiva y, particularmente, del timonel.

Pero una de las críticas más recurrentes es que, finalmente, “el que tomaba las decisiones en esta mesa era (Jovino) Novoa, Melero sólo acataba”. De allí que no falte el que estime que el senador por Santiago Oriente también tiene algún grado de responsabilidad, especialmente en la pérdida de la circunscripción que representa actualmente, de manos de Allamand. Un escenario en el que la UDI se negaba a pensar. Por otra parte, se le atribuye al ‘coronel’ el haber impuesto al ex ejecutivo de Cencosud, Laurence Golborne, como “candidato seguro para mantener la Oriente”. A juicio de un antiguo consejero de la tienda, “no sé si tenía lógica levantarlo como candidato a senador, después de haberlo bajado como candidato presidencial. Pero ahí está el resultado y ahora se dice que Renovación no puso buenas duplas, que tenemos casi la misma votación de siempre, pero lo concreto es que perdimos 9 diputados y dos senadores que ni en sueños hubiéramos imaginado y alguien tiene que hacerse responsable de este desastre que pudo ser peor todavía”.

La UDI sangra por la Poniente

Un parlamentario gremialista explica que “el tema en el Senado es menos grave que en la Cámara. Aunque para nosotros la Poniente es emblemática. Yo creo que por eso es que muchos están tan enojados con Melero y piden su cabeza. Pero en esto influyeron diversos elementos, como que las decisiones de última hora fueron las peores; que donde había un candidato UDI con posibilidades, RN no se atrevía a competir y ponía un carnet. Hay circunstancias políticas que contribuyeron a este resultado”. Y un senador admite que si bien hay “responsables políticos”, añade que “también hay diputados flojos que no hicieron la pega y por eso se van para la casa”.

Lo cierto es que con este escenario, pese a los comentarios públicos que enfatizan que la UDI sigue siendo la colectividad con más diputados, al interior de la casona de calle Suecia ya se comenzó a especular sobre eventuales nombres para reemplazar a Melero, que, para un diputado, “es un hecho que no tiene otro período”. Un antiguo militante del partido incluso ironiza con el hecho de que “hasta (Juan Antonio) Coloma podría aspirar a volver a encabezar el partido, después de la terrible performance de Melero. Al menos ‘el chico’ tuvo la suerte de que en su periodo la UDI sacó la bancada más grande y no me extrañaría que utilizara eso como eslogan de campaña”.

Otros han comenzado a levantar la figura de Novoa. El argumento es que con el nuevo escenario político el senador “es el único capaz de hacer frente a lo que se viene con (Michelle) Bachelet otra vez en La Moneda y nosotros en la oposición. Sin Longueira no hay nadie más que pueda hacer la pega y bien”. Sus detractores, en cambio, argumentan que el senador es en parte también responsable de lo que pasó en estas parlamentarias, por lo que no parece lógico pedirle que asuma. Sin tomar partido respecto de si sería bueno o malo que Novoa asumiera esta responsabilidad, un diputado gremialista explica que el saliente senador lidera “un grupo actuando y pensando en serio reflotar el poder del partido. Haciendo una mirada profunda de introspección y de propuesta para reposicionar a la UDI. Probablemente ahí esté incorporado el cambio de directiva, por lo que la cabeza de Melero debe estar camino a rodar. También están los que, sin tener una propuesta muy concreta, parten por el cambio de directiva”.

Y añade que “los ejes más claros son el liderado por Novoa, con (Ernesto) Silva y otros; el de Hernán Larraín, que siempre tiene un camino más propio, con el que seguramente va a tratar de influir y poner sus planteamientos sobre la mesa. También está Coloma, que es bastante dúctil para acomodarse rápidamente a cualquier escenario. Y los piñeristas de la UDI, con (Iván) Moreira a la cabeza, aunque pese a llegar al Senado no tiene gran influencia dentro del partido. Y como Melero no tiene vuelta, tiene estas semanas para reflexionar y ver qué hace”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV