lunes, 22 de octubre de 2018 Actualizado a las 10:12

Yuseff se salió de libreto en caso de chilenos detenidos en España por colocación de bombas

Excesivo autobombo del director de la ANI genera molestia en La Moneda

por 28 noviembre, 2013

Excesivo autobombo del director de la ANI genera molestia en La Moneda
En La Moneda confirmaron que cuando “leyeron” la noticia sobre el supuesto rol del director en la detención, hubo una profunda y explícita molestia con Yuseff, es más, reconocieron que les cayó “pésimo” y que fue un tema que se conversó en un par de reuniones en Palacio esos días. Agregan que fue coincidente la “interpretación” que hicieron de entender esos trascendidos como una salida de libreto que no es propia ni corresponde al actuar que debe tener un jefe de inteligencia, el cual “no debe hacer noticia”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“Se supone que los jefes de inteligencia no existen, no se debe saber lo que hacen ni lo que dicen”, es la sentencia que ha cruzado La Moneda –más de una vez en los últimos quince días– ante el despliegue de protagonismo del cuestionado director de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), Gonzalo Yuseff, en el marco de la detención de dos chilenos en España, previamente involucrados en el bullado Caso Bombas.

Días antes de la primera vuelta presidencial, el 13 de noviembre, se supo del arresto en Barcelona de Francisco Solar y Mónica Caballero, por su presunta vinculación en el atentado a la Basílica del Pilar de Zaragoza a principios de octubre. Las alarmas en Chile se prendieron rápidamente, pues se trataba de dos de los absueltos del Caso Bombas, considerado uno de los mayores fracasos del Ministerio Público, porque los tribunales no se formaron la convicción ante las pruebas para condenar y, también del entonces ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, que jugó un papel protagónico, a quien se le acusó incluso de montaje.

Un día después, el 14 de noviembre, en La Segunda, salió publicada una información, con titular principal de la portada, sobre el destacado papel de colaboración que habría jugado Yuseff con la Policía Nacional Española en las semanas previas al arresto de Solar y Caballero. Que fue contactado por las autoridades respectivas en España solicitando información de algunos sospechosos, que el director de la ANI habría tomado el primer vuelo disponible rumbo a Madrid y que, una vez allá, los identificó en un set de fotografías, junto con aportar una serie de antecedentes de sus actividades en Chile.

Todo venía acompañado de una valoración que se hacía en off de la gestión de Yuseff en la agencia, en la que se destacaba que “cuando asumió no había detenidos ni procesados y aunque el juicio terminó mal (Caso Bombas), en los hechos no han continuado las acciones de este tipo, porque se sienten vigilados”.

En el gobierno consideraron que la “filtración” claramente había salido de la misma ANI con la intención evidente de darle a Yuseff un protagonismo que jamás tuvo en este caso. Explican que no fue él ni su agencia los que hicieron el trabajo previo, sino que la Policía de Investigaciones de Chile (PDI), la que colaboró en silencio con sus pares españoles. Incluso, confiesan que dicha cooperación fue por más de un mes y sin informar al Ministerio del Interior de los contactos iniciales.

En La Moneda confirmaron que cuando “leyeron” esta noticia hubo una profunda y explícita molestia con Yuseff, es más, reconocieron que les cayó “pésimo” y que fue un tema que se conversó en un par de reuniones en Palacio esos días. Agregan que fue coincidente la “interpretación” que hicieron de entender esos trascendidos como una salida de libreto que no es propia ni corresponde al actuar que debe tener un jefe de inteligencia, el cual “no debe hacer noticia”.

En el gobierno consideraron que la “filtración” claramente había salido de la misma ANI con la intención evidente de darle a Yuseff un protagonismo que jamás tuvo en este caso. Explican que no fue él ni su agencia los que hicieron el trabajo previo, sino que la Policía de Investigaciones de Chile (PDI), la que colaboró en silencio con sus pares españoles. Incluso, confiesan que dicha cooperación fue por más de un mes y sin informar al Ministerio del Interior de los contactos iniciales.

Por eso, no fue gratuito ni casual que dos días después, en El Mercurio (16 de noviembre), se publicara sobriamente la información que desde el propio gobierno aclaraba que la identificación de Solar y Caballero no se había hecho en persona, sino que vía online el 8 de noviembre y que las solicitudes de información que hizo España se gestionaron a través de la Interpol y la PDI.

Así, el polémico abogado había sido desmentido públicamente y recibido un mensaje claro y directo desde Palacio.

Y es que algo más molestaba profundamente en La Moneda en toda esta historia y es el viaje que hizo a Europa el jefe de la ANI. Explican que Yuseff literalmente habría corrido con colores propios al embarcarse rumbo a Madrid, porque ello sólo correspondía en este caso –explican– “si hubiese sido mandatado por el Ministerio del Interior”, lo que no habría sucedido.

La primera versión del viaje de Yuseff señalaba que había ido acompañado de dos analistas de la ANI y se destacaban los contactos preferentes de la agencia chilena con México, Argentina, Italia, España y Grecia sobre actividades delictuales anarquistas, lo que habría contribuido también a los arrestos en Barcelona.

Pero dos días después el sentido y tenor del viaje cambió y se publicó que la misión de Yuseff no tenía que ver con el reconocimiento de fotografías de Solar y Caballero, sino que su objetivo era analizar la seguridad de las embajadas chilenas en Europa.

En La Moneda coinciden en que hay una sola explicación para cambiar públicamente la versión del viaje con tanta premura: el abogado había procedido por cuenta propia y su ida a España no tuvo el mandato que requería para estos casos.

Todo este episodio se suma a las duras críticas que desde hace tiempo hay en el gobierno y en particular en La Moneda hacia la gestión de Yuseff y que van más allá de su excéntrica personalidad y otrora afición al café Bombay, a dos cuadras de la sede de gobierno, lo que por meses fue comentario obligado en la actual administración.

Los cuestionamientos a Yuseff vienen por su falta de manejo para llevar las riendas de una agencia de inteligencia. Pero había sorteado las críticas internas hasta el cambio de gabinete de noviembre del 2011, cuando Hinzpeter salió del Ministerio del Interior para encabezar la cartera de Defensa, lo que lo dejó sin su “protector” y, por ende, sus falencias quedaron expuestas en el seno de La Moneda.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV