jueves, 20 de septiembre de 2018 Actualizado a las 10:40

Red liberal llama a hacer de 2014 "el año de la convergencia" de todos los liberales

por 10 diciembre, 2013

Red liberal llama a hacer de 2014
"Los que hemos decidido ser liberales ya no seremos más allegados en hogares ajenos ni estaremos forzados a escoger cuáles ideas callar ni a qué rivales engordar. No seremos sangre nueva para viejas divisiones", señala en una misiva.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

A través de una carta, Red Liberal formuló un llamado a convertir 2014 en el año de la "convergencia de todos los liberales", en el entendido que "están los liderazgos, están los proyectos y están los ciudadanos que apoyan nuestras causas".

La misiva, suscrita por María Constanza Acuña, Cesia Arredondo, Daniel Brieba, Cristóbal Bellolio, Cristóbal Caviedes, Cristián Duarte, Carolina Fuentealba, Antonio Gil, Ignacio Gil, Angello Giorgio, Manuel Lobos, Francisco Meneses, Davor Mimica, Claudia Negri, Sacha Razmilic, Max Spiess, Richard Tepper y Javier Tobar, sostiene que "la elección, para todo efecto práctico, ya terminó. Es hora que los liberales asumamos un rol activo en el nuevo escenario político".

"Llevamos mucho tiempo divididos. Hasta hace poco, las razones para esto parecían sólidos témpanos. Hoy, sin embargo, se deshacen ante el sol de los nuevos tiempos. La división de los liberales debe terminar".

Asimismo, Red Liberal enfatiza que 2014 "debe ser el año de la convergencia" y que sus razones para creerlo son  el hecho de que sus propuestas ya no pueden ser alojadas por las "coacciones del pasado".

"Se decía que los liberales estábamos mejor dentro de la diversidad de partidos tradicionales, cada uno empujando desde la trinchera propia. Decían que, repartidos, tendríamos mayor impacto. La evidencia muestra lo contrario: en pocos años, los partidos y las coaliciones del pasado se han movido inexorablemente hacia los extremos. Ya no son capaces de alojarnos. Allí los liberales se sienten cada día más huérfanos, mientras nuestras ideas conquistan cada día más voluntades. Seremos cada día más, pues nuestra cultura política es empujada principalmente por las nuevas generaciones. Queremos, podemos y debemos construir nuestra casa propia", indica.

En segundo término, señala que "nos hicieron escoger entre la derecha y la izquierda, herederos del Sí y el No. Nos dijeron que el sistema electoral lo hacía necesario, que esto era la estabilidad y el único orden posible. Este dogma tambalea. El triunfo de los valores democráticos fue inapelable, mientras el sistema binominal está herido de muerte y hay consenso para reformarlo. Esta fue la última elección bajo su sombra. Para adelante, no seguimos obligados a apostar por el mal menor. La posibilidad de una convergencia viable fuera de las coaliciones tradicionales es real".

Y también reflexiona que "por primera vez en décadas, el eje de la discusión pública se movió y el centro político pasó de conservador a liberal. El triunfo en la primaria de Andrés Velasco por sobre la Democracia Cristiana así lo demostró. Es hora de ocupar este nuevo centro, el único terreno fértil donde todos los liberales pueden volver a reunirse".

Por ello, afirma que "en Red Liberal estamos disponibles, desde hoy, para recibir, pactar, sumar a esfuerzos mayores y trabajar unidos. En otras palabras, para construir desde este espacio. Están los liderazgos, están los proyectos y están los ciudadanos que apoyan nuestras causas. Hagamos del 2014 el año de la convergencia liberal. Seamos capaces de construir un poder liberal que dispute seriamente los sentidos comunes y los cargos de representación".

Finalmente formuló un llamado a "los que están hoy en política a revisar sus lealtades. Habrá que elegir entre el mundo en blanco y negro de la izquierda y la derecha o un mundo multicolor dibujado por la libertad. Los llamamos a decidir si son más de izquierda, más de derecha o más liberales y actuar en consecuencia. Los que hemos decidido ser liberales ya no seremos más allegados en hogares ajenos ni estaremos forzados a escoger cuáles ideas callar ni a qué rivales engordar. No seremos sangre nueva para viejas divisiones. Ya no hay excusas. Es hora de construir la casa propia, donde quepan todas las valientes y todos los valientes que estén dispuestos a dar el paso y apropiarse de la oportunidad histórica que hoy tenemos ante nosotros".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV