sábado, 22 de septiembre de 2018 Actualizado a las 01:01

Karol Cariola, secretaria general de la Jota es rompecorazones y fenómeno político

Miss comunismo

por 13 diciembre, 2013

Miss comunismo
Lee a Lenin, cita a Engels, fue de las primeras que se jugaron por apoyar a Bachelet y cree en las alianzas para lograr los cambios estructurales que Chile necesita. Al interior del PC hay quienes la comparan con Gladys Marín. Otros, comentan su carácter disciplinado y autoritario. En la cúpula del partido esperan que su carisma ayude a que su trabajo sea tomado con seriedad por La Moneda. Al mismo tiempo baila salsa, sonríe, toca guitarra y anuncia una relación con un periodista rockero por el diario-rey de la farándula: LUN.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Causó sorpresa. No por verla ahí, en la portada de LUN, posando con un blazer calipso para hablar de política y abrir su corazón en estilo couché, contando su nueva relación con el periodista Freddy Stock. La sorpresa era más que nada porque algunos aún no sabían que había puesto fin a una relación de años con el concejal de Peñalolén Juan Urra.

“Pero ella es así, tan natural, que estas cosas pueden pasar”, cuenta un militante de las JJ.CC., aunque la portada molestó a la dirigencia del partido.

Además de ser estudiosa, exponente fiel de la ideología, una enciclopedia que constantemente cita a Lenin, es considerada la más carismática representante comunista. “Una pequeña Michelle Bachelet, que tiene mucho potencial, incluso más que Camila Vallejo, porque tiene un modo más simple, menos rebuscado, más directo”, según el analista político Jorge Navarrete. “Le dio una presencia a la Jota a través de sus cualidades mediáticas. Le da mucha amplitud a la imagen del partido”, comentan en la comisión política del PC.

Karol Cariola (26) logró lo que pocos en la familia comunista: ganarse la confianza de los PC históricos sin venir de cuna roja. Comenzó a caminar como militante del Partido Comunista cuando estaba en el colegio y reafirmó sus convicciones al llegar a la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción, donde estudió obstetricia y se convirtió en la presidenta de la Federación (FEC). Fue en ese tiempo que conoció a Urra, quien fue presidente de la misma un par de años antes, en 2005: “Un tipo brillante, estudioso, pero arrogante”, comenta un miembro del partido.

Karol Cariola es para muchos una nueva forma de expresión del comunismo en la política nacional. Flecha corazones, baila salsa, canta a Silvio, toca guitarra y le gusta actuar. Sus caderas mortales dejan heridos. Es capaz de salir hablando de amor en LUN y a la vez ser una especie de estrella que busca guiar a Chile hacia el socialismo. Con diplomacia –como lo hacen los conejos de fuego como ella, según el horóscopo chino– y con una perseverancia e intensidad ariana, para los que creen en el zodiaco solar. Leyendo y releyendo a Lenin y a Engels, recorriendo poblaciones, llamando a votar por Bachelet y pidiendo Asamblea Constituyente. Eso sí,  sin nunca dejar de sonreír.

TÁCTICA Y ESTRATEGIA

En las JJ.CC. dicen que su carisma es reconocido por todos, pero también su control. “Con su antecesor en la Secretaría General de las JJ.CC., Óscar Aroca, se impuso la idea de que hubiera menos intermediarios entre ellos y los militantes. Por eso, si hay algún problema con algún militante, ella va y se acerca. Eso también es tomado como que ella no quiere que pase nada sin que lo sepa”, cuentan en la Jota. “A veces llega a ser autoritaria”, comentan otros cercanos militantes.

Aunque desde fuera parecía un enigma a quién apoyaría el PC en estas elecciones presidenciales, para muchos compañeros de Karol estaba claro lo que pensaba: más de una vez la escucharon decir que se debía caminar hacia las alianzas y a establecer pactos. En esos momentos, la matrona sacaba a relucir sus lecturas de Lenin, específicamente el libro: La enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo.

Karol deberá ser una oreja potente de los movimientos sociales y también actuar con diplomacia frente a La Moneda. “Ella es un fenómeno electoral y, pese a ser secretaria de las Jota, tiene un discurso menos ortodoxo. Es más simple a la hora de transmitirlo. Ella está más cerca de ser una líder ciudadana que de tener un cargo muy importante en el Partido Comunista. Es decir, uno debería apostar a que Karol vaya construyendo un personaje que vaya mucho más allá de su militancia comunista”, dice Jorge Navarrete.

“Para ella siempre estuvo claro ese camino”, cuenta una compañera de militancia. Es lo mismo que Karol no esconde: “Después de 100 años de construcción del Partido Comunista en Chile, nos hemos dado cuenta de que para los procesos de cambios estructurales que nos hemos planteado, primero debemos seguir procesos previos de transformación en los cuales tenemos que avanzar y para eso necesitamos lograr niveles de alianza distintos al nuestro que nos permitan encaminarnos en esa dirección, porque solos no podríamos tener los avances que esperamos podamos tener en el próximo período presidencial”, dice la diputada electa.

Y en esa alianza ha sido activa participante. Es uno de los rostros bien evaluados en el comando de Bachelet; tanto así que es una de las figuras del PC más relevantes en la campaña para lograr ganar en segunda vuelta y evitar la abstención. Para eso ha tenido que construir el camino, desde lo más básico. “Se vestía bien hippie. Era tradicional su blusa de feria artesanal, los jeans, zapatos bajos. Todo eso cambió cuando comenzó su campaña a diputada. Le pidieron cambiar el look y lo hizo sin problemas porque es disciplinada”, comenta un militante que la conoce de cerca.

“Creo que respecto a su futuro rol como parlamentaria será más fácil llegar a acuerdos con ella por parte de un probable gobierno de Bachelet. Es una militante orgánica y disciplinada a la línea del partido. No hay que olvidar que forma parte del aparato del PC, es miembro del Comité Central. Para llegar a ocupar cargos internos se requiere en el PC una adscripción a la cultura comunista”, comenta el cientista político de la U. Central Marco Moreno. Para Moreno, aquí radica la principal diferencia con Camila Vallejo, “cuya trayectoria en el PC está más vinculada al frente estudiantil, en tanto que Karol Cariola es parte de la nomenclatura del partido”, señala.

GLADYS

Hay una analogía de estos tiempos que les gusta repetir a los comunistas. En 1973 el panorama era éste: un comunista estaba al frente de la FECH, Alejandro Rojas; y una joven Gladys Marín ocupaba la presidencia de las JJ.CC. Para muchos, esa dupla se encarna en otra, también exitosa, que se consolidó mientras las calles parían al movimiento social: Cariola-Vallejo. “Hay una relación entre la Jota en el movimiento estudiantil y luego la proyección que tiene en la lucha del país, la lucha social. Antes era la Gladys, ahora la Karol”, dice Lautaro Carmona, diputado y secretario general del Partido Comunista.

Al interior del PC, hay quienes ven a Cariola y recuerdan a la combativa Gladys Marín; aunque esta última generaba mayor simpatía general. En las últimas elecciones del Comité Central, cuando fue electa secretaria general, Cariola salió última entre los 50 nombres elegibles. Sin embargo, la mayoría de esos 50 decidió que era la mejor apuesta para dirigir a la Jota.

Karol deberá ser uno de los rostros más importantes para empujar este nuevo estado civil de su partido con la Nueva Mayoría.  “Pienso que será una de las parlamentarias que va a tener consideración de parte de quienes estén cumpliendo labores de gobierno. Va a ser escuchada por el gobierno y eso no es menor; es un dato significativo ser una contribución al curso del proceso”, dice Carmona.

Karol deberá ser una oreja potente de los movimientos sociales y también actuar con diplomacia frente a La Moneda. “Ella es un fenómeno electoral y, pese a ser secretaria de las Jota, tiene un discurso menos ortodoxo. Es más simple a la hora de transmitirlo. Ella está más cerca de ser una líder ciudadana que de tener un cargo muy importante en el Partido Comunista. Es decir, uno debería apostar a que Karol vaya construyendo un personaje que vaya mucho más allá de su militancia comunista”, dice Jorge  Navarrete.

Pero al interior de la Jota también esperan que pueda involucrarse para salvar la debacle al interior de las federaciones. “No descartamos que pueda apoyar el trabajo universitario”, comentan en las JJ.CC; esto porque han perdido casi todas las Federaciones y en universidades como la Austral recibieron golpes muy duros.

Para Marco Moreno, los desafíos de Cariola no van a estar sólo en el Congreso. “Al igual que otros comunistas, también parte de su discurso da cuenta de un cierto vacío ideológico. Tendrá que hacerse cargo y dar cuenta de la práctica democrática del PC chileno, ahora con una bancada importante, por ejemplo, respecto del juicio acerca de la situación en Cuba, Corea del Norte o la referencia –con poca sustancia– a que el gobierno de Bachelet es el primer paso al socialismo”, cierra Moreno.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Plazos MOP

Envíada por Enrique Álvarez Jaque | 22 septiembre, 2018

Cartas al Director

Noticias del día

TV