jueves, 20 de septiembre de 2018 Actualizado a las 03:48

Opinión

Cancillerías están coordinadas para enfrentar el fallo de La Haya

por 2 enero, 2014

Cancillerías están coordinadas para enfrentar el fallo de La Haya
No queda claro cuál es el destino posible que en la estrategia peruana se ha previsto para esa fuerza política. Lo que sí está meridianamente claro es que, si las cancillerías están coordinadas, en materia de difusión de lo hecho sus posturas son diametralmente opuestas, pues en Chile la Cancillería ha guardado un hermético silencio.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El domingo pasado el diario peruano La República sorprendió con su titular “Cancillerías de Perú y Chile coordinan acciones conjuntas ante fallo de La Haya”. Según el medio limeño, esta coordinación está directamente en manos de los cancilleres Eda Rivas y Alfredo Moreno, los cuales –según el medio– promueven y cuidan, desde la diplomacia, que no se pierda el espíritu positivo entre peruanos y chilenos.

El artículo habla de un contacto frecuente entre Lima y Santiago: “Las cancillerías peruana y chilena mantienen constante comunicación para coordinar los aspectos técnicos en torno al fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, así como las acciones para incentivar un clima de cordialidad y confianza en espera de la lectura de la resolución, que se dará el 27 de enero próximo”.

Esta situación de total apertura pública que se explicita en medios peruanos, contrasta con el hermetismo con el que la cancillería chilena maneja el tema en nuestro país. Tal hecho fue criticado hace pocos días por los parlamentarios de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados y, de manera subterránea, también se hace sentir al interior de las Fuerzas Armadas.

Según fuentes de Defensa, ellas se sienten excluidas del debate, pues sólo estarían siendo informadas por la vía formal y de manera muy acotada, y sin participar de manera franca en los diseños de política. Según esas mismas fuentes, hay una sensación incómoda por la política de aislamiento manifiesto que sigue el Canciller Moreno, quien no ha terminado de restaurar y reforzar los canales de comunicación entre la Cancillería y el sector Defensa.

Jorge del Castillo, Secretario General del Apra, el partido del ex Presidente Alan García que fue el que demandó a Chile en La Haya, dijo en una cita convocada por el premier César Villanueva –el pasado viernes– que “esta posición es una muestra de madurez de las agrupaciones políticas frente a un tema de Estado, como es el diferendo marítimo con Chile; e instó al gobierno a realizar más reuniones con otros sectores, como los colegios profesionales, las universidades, las organizaciones sociales y de jóvenes, entre otros”. Por su parte, el equipo jurídico de Torre Tagle en La Haya está en sesión permanente.

En Perú circula como un hecho un dato seguro que ya se habría acordado que ambos países cuenten con una traducción conjunta y simultánea al castellano de la sesión en la que se leerá la sentencia, tal como ocurrió el año pasado durante las audiencias públicas. El tribunal internacional ya colabora escogiendo los intérpretes que harán la traducción y los dos países comparten los gastos.

Todo listo

En su crónica, La República asegura que “están conversando (en Cancillería) sobre los equipos que estarán presentes en La Haya, los que hasta el momento estarán liderados por los agentes ante la Corte: el  embajador y ex canciller Allan Wagner, de Perú...”. De Chile, lo único seguro es que estará el ex subsecretario de Relaciones Exteriores y jefe del equipo técnico, Alberto van Klaveren”. La canciller de Perú, Eda Rivas, ha asegurado que esperará la resolución en Lima, mientras su par chileno, Alfredo Moreno, no se ha pronunciado oficialmente al respecto.

Lo que pone una nota de tensión en medio de todas estas tratativas de puesta en escena, es la insistente posición de Perú de una aplicación inmediata del fallo, lo que suena a una apuesta por una sentencia favorable.

Según el medio peruano: “Otro de los aspectos que están coordinando (ambas Cancillerías) es la conformación de comisiones conjuntas de autoridades y expertos que trabajen algunas medidas a tomar para ejecutar el fallo, más allá de los equipos que cada país designará para las modificaciones de las normas internas que sean necesarias… Lo que públicamente han declarado siempre los cancilleres y Presidentes de los dos países es que sin duda acatarán y cumplirán el fallo, sea cual sea su contenido”.

Respecto de este punto, un dato relevante es la eventual reunión del  próximo 9 de enero, cuando los cancilleres de Chile y Perú se encuentren en México, con motivo de la reunión preparatoria de la Alianza del Pacífico. Según Torre Tagle, será la última reunión de coordinación entre Rivas y Moreno en donde –de acuerdo fuentes peruanas– ambos secretarios de Estado emitirán una declaración conjunta para renovar el compromiso de respetar la sentencia.

La opinión pública

En Perú, desde inicio del litigio, las autoridades adoptaron una política de sensibilización pública, basada en que su demanda es de toda justicia, lo que se ha ido acentuando a medida que se acerca la fecha del fallo.

Ello contrasta con lo que ocurre en Chile, donde el tema se encapsuló como un problema técnico y de las elites, especialmente la Cancillería y la Presidencia de la República. Según los especialistas, a diferencia de Perú, en Chile, el “pueblo llano” poco y nada sabe del caso. Mientras tanto, la prensa peruana coincide en señalar que el anuncio de la lectura del fallo del tribunal de La Haya se ha convertido en un punto de unidad nacional, que ha generado el respaldo de todas las organizaciones políticas, muy por encima de las discrepancias que tienen en otros aspectos.

Jorge del Castillo, Secretario General del Apra, el partido del ex Presidente Alan García que fue el que demandó a Chile en La Haya, dijo en una cita convocada por el premier César Villanueva –el pasado viernes– que “esta posición es una muestra de madurez de las agrupaciones políticas frente a un tema de Estado, como es el diferendo marítimo con Chile; e instó al gobierno a realizar más reuniones con otros sectores, como los colegios profesionales, las universidades, las organizaciones sociales y de jóvenes, entre otros”. Por su parte, el equipo jurídico de Torre Tagle en La Haya está en sesión permanente.

No queda claro cuál es el destino posible que en la estrategia peruana se ha previsto para esa fuerza política. Lo que sí está meridianamente claro es que, si las cancillerías están coordinadas, en materia de difusión de lo hecho sus posturas son diametralmente opuestas, pues en Chile la Cancillería ha guardado un hermético silencio.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV