miércoles, 19 de septiembre de 2018 Actualizado a las 10:55

Documento sostiene que responsabilidades “no son equivalentes”

Voto de la UDI recoge dura autocrítica y atribuye “déficit político” a Gobierno de Piñera

por 11 enero, 2014

Voto de la UDI recoge dura autocrítica y atribuye “déficit político” a Gobierno de Piñera
Pablo Longueira, en la jornada de cierre del Consejo Directivo Ampliado, junto con asegurar que "comienza una nueva etapa" en el partido, hizo referencia al alejamiento de los coroneles de la primera línea de la colectividad, señalando que "nos hace bien a todos, a la UDI y a nosotros". Dirigentes defendieron hermetismo del encuentro, porque "no queremos hacer el mismo show que RN".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Con un voto político en el que no sólo se reconoce cierta responsabilidad en el resultado “adverso” de la UDI en las elecciones parlamentarias y presidenciales, pero que además le atribuye al Gobierno de Sebastián Piñera un “déficit político” que no permitió el perfilamiento de la Alianza y de la tienda gremialista, concluyó el Consejo Directivo Ampliado en el que los máximos dirigentes de la casona de calle Suecia estuvieron reunidos durante dos días para analizar las razones de la debacle electoral que los afectó.

En el documento se hace una especie de mea culpa por el fracaso electoral, señalando que “hemos perdido importante representación en el país, como consecuencia de múltiples factores. Creemos que debemos reconocer nuestros propios errores y responsabilidades, así como los del Gobierno. Nadie está exento de una cuota de responsabilidad, pero éstas no son equivalentes”.

Sin embargo, la administración de Piñera no se libra del drástico análisis que realizó la UDI, pues en el segundo punto de su voto político sostiene que “con la misma fuerza que valoramos las realizaciones del Gobierno y los cambios que se impulsaron en estos años, reconocemos en el déficit político del primer gobierno de la Alianza uno de los factores que afectaron nuestra fuerza electoral como coalición y el perfilamiento de la UDI. Faltó muchas veces la voluntad propia y del Gobierno para asegurar unidad en los objetivos, unidad en la acción y la comprensión de que el éxito de uno estaba amarrado al éxito del otro”.

"Creo que el alejamiento nuestro (los coronales) nos hace bien a todos, a la UDI y a nosotros. Obviamente que tenemos que estar colaborando (…) pero creo que hoy el cambio en la sociedad chilena es muy profundo y creo que la mejor forma es que los líderes jóvenes asuman esa conducción”.

En este contexto de los reconocimientos de carencias y errores que ha mostrado la colectividad, el Consejo Directivo Ampliado acordó realizar antes del Consejo General de mayo “una jornada de amplia participación, que permita elaborar propuestas en torno a nuestro proyecto político, en los cambios internos de nuestro partido, en la política de alianzas a seguir, y en nuestras relaciones con el próximo gobierno, entre otras consideraciones”, cuyo itinerario y proceso será definido próximamente por la directiva con el acuerdo de la Comisión Política de la UDI.

En este cónclave se le realizó un homenaje a todos los candidatos presidenciales del partido, desde Joaquín Lavín, pasando por Laurence Golborne y Pablo Longueira, hasta quien fuera su última abanderada, Evelyn Matthei. La ex senadora fue quien habló en nombre de todos los homenajeados, señalando, entre otras cosas, que cuando ella asumió la responsabilidad política de la derrota presidencial “básicamente lo que queríamos era evitar estos pseudoanálisis (…) que generalmente lo que dejan es un reguero de sangre y heridas personales. No tiene ningún sentido permitir las heridas personales porque van a hacer muy difícil la unidad en el futuro”, en una clara alusión a la crisis por la que atraviesan sus aliados de Renovación Nacional y particularmente a Andrés Allamand, quien abrió los fuegos atribuyéndole al Presidente Sebastián Piñera la mayor responsabilidad en la derrota de la Alianza.

De hecho, el ejemplo de la situación que atraviesa RN cruzó todo el Consejo Directivo Ampliado de la UDI porque no fueron pocos los dirigentes que repetían como mantra que la idea del hermetismo de la cita se debía a que “no queremos hacer el mismo show que Renovación”, y más de algún representante aludió explícita o implícitamente al difícil trance que atraviesan sus socios políticos.

Pero también Matthei hizo un llamado a que se les abran espacios a los jóvenes para que tomen la posta en la dirección del partido, instando a sus pares a que “démosle espacios a la gente joven”. Todo a pesar de que este tema, relacionado con la posta que se debiera hacer entre antiguas y nuevas generaciones en la conformación de la próxima directiva nacional, no fue abordado en esta cumbre por estimar que lo primero era saber qué tipo de directiva necesitan para que se haga cargo de los desafíos futuros de la UDI. No obstante, cada vez toma más fuerza la idea de que será un joven el que tomará el relevo cuando la directiva de Patricio Melero concluya su periodo y la figura que surge con mayor respaldo es la del diputado Ernesto Silva.

Quien también se mostró muy dispuesto a dar este paso y valoró que el partido se haya abierto a él, fue el ex abanderado de la UDI Pablo Longueira, quien tiene meridianamente claro que a partir de ahora “comienza una nueva etapa, porque hay cambios muy importantes en la conducción histórica de la UDI y creo que eso es muy sano. Creo que el alejamiento nuestro (los coronales) nos hace bien a todos, a la UDI y a nosotros. Obviamente que tenemos que estar colaborando (…) pero creo que hoy el cambio en la sociedad chilena es muy profundo y creo que la mejor forma es que los líderes jóvenes asuman esa conducción”.

A juicio del líder más carismático del gremialismo, justamente “los problemas históricos de los partidos políticos son que no asumen de buena forma el relevo de las generaciones más jóvenes” y Longueira estima que la UDI lo está haciendo de la mejor manera. Sin embargo hizo una severa advertencia a las nuevas generaciones gremialistas: “Pero que les quede claro a los jóvenes que una cosa es retirarse y la otra que crean que estamos viejos porque nos vamos a jubilar. Porque no somos ni viejos ni vamos a jubilarnos. Así es que estaremos atentos a que el ideario al cual dedicamos gran parte y los mejores años de nuestra vida siga vigente, así que no crean que vamos a darles un cheque en blanco para destruir algo que nos costó mucho sacrificio a muchos. (…) Creo que la renovación es muy importante y me alegro que se dé en un espíritu de unidad porque no es fácil, estas son las crisis que generan la destrucción de los partidos”, también en directa alusión a lo que ocurre en Renovación Nacional con las renuncias de parlamentarios que ya se iniciaron y que seguirán concretándose en el futuro.

Así, tras dos intensas jornadas de debate, en algunos momentos, según varios de los presentes, con críticas “frontales y brutales”, la UDI logró el cometido –medianamente al menos– de evitar la confrontación pública, con el acuerdo de que existe consenso en que se requiere participación para cambiar aquellas prácticas que contribuyeron a la derrota electoral sufrida por la colectividad en las últimas elecciones parlamentarias y presidenciales. Según los participantes y la mesa directiva, este es un proceso que recién comienza y que tiene que estar definido para el Consejo General de mayo, donde se deberá elegir a la nueva mesa directiva, que debería tener incorporada las ideas de cambio que se han planteado en esta cita.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV