miércoles, 26 de septiembre de 2018 Actualizado a las 12:18

En sólo tres horas habló el ministro del Interior y luego el Presidente

Piñera sale a corregir vocería de Chadwick por Cosena ante mala evaluación comunicacional

por 20 enero, 2014

Piñera sale a corregir vocería de Chadwick por Cosena ante mala evaluación comunicacional
No fue favorable que el jefe del gabinete apareciera hablando del inminente fallo de La Haya con la voz quebrada. La escena en los noticieros no se hizo esperar y obligó a gestiones desde La propia Moneda ante los respectivos canales de televisión avisando que hablaría el mandatario, cuyas declaraciones no se diferenciaron en casi nada de las que pronunció un rato antes Andrés Chadwick.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Claramente la idea de que la versión del Cosena la diera el ministro del Interior, Andrés Chadwick, apuntaba a recalcar el tenor de órgano consultor y bajar los decibeles a las suspicacias del Perú por lo que consideraron una militarización en la antesala del fallo de La Haya. Pero el problema de voz que evidenció el ministro, obligó a que en menos de tres horas saliera el propio Presidente Piñera a hablar de la inminente sentencia de la Corte Internacional para corregir el problema comunicacional. La voz temblorosa, a ratos casi quebrada que se escuchó de Chadwick mientras leía el comunicado oficial tras la reunión del Consejo de Seguridad Nacional, llevó toda la atención y comentarios públicos hacia esa situación y no así al real contenido de la versión del Consejo, que buscaba dar una señal de alineamiento institucional absoluto del poder civil y militar tras la figura del jefe de Estado.

En Twitter, Chadwick ya es trending topic y su performance es comentario obligado en las radios y redes sociales. No sirvieron las informaciones extraoficiales que se dieron en Palacio tratando de explicar que no había ningún problema de fondo y que la voz quebrada del ministro era sólo un traspié.

Sin embargo, no fue favorable que el jefe del gabinete apareciera hablando del inminente fallo de La Haya con la voz quebrada. La escena en los noticieros no se hizo esperar y obligó a gestiones desde La propia Moneda ante los respectivos canales de televisión avisando que hablaría el mandatario.

Una gestión que apuntaba claramente a que en las notas siguientes fuera incluida la opinión del Presidente y no la comentada lectura del comunicado del ministro.

Así, a pesar de que Chadwick habló ante los medios de prensa al mediodía, el Presidente Piñera bajó al patio de La Moneda a las 15:00 horas. Ubicado en el entrepatio, con el estandarte de la bandera chilena a un costado y pódium presidencial, habló por más de cinco minutos, una intervención que no se diferenció casi en nada a lo dicho anteriormente por el ministro del Interior.

Piñera agregó que, en el cumplimiento del fallo, “Chile buscará avanzar en su debida ejecución, la que deberá ser gradual y acordada con Perú” y que, en su implementación, “este gobierno y también, estoy seguro, el que vendrá, tomarán todas las precauciones para defender los legítimos derechos e intereses de nuestros país y mantener la relación de diálogo y entendimiento con Perú".

El tema comunicacional de La Moneda y el fallo de La Haya no ha sido fácil. Es más, la semana pasada ya se comentaba cierta molestia presidencial al constatar que el gobierno de Perú ha sido mucho más proactivo en este plano, marcando permanentemente la pauta.

Asimismo, la sesión del Cosena se produce después que la semana pasada, tal como informó El Mostrador, trascendiera la sorpresa que despertó la repentina convocatoria al encuentro, ya que constituyó un giro respecto a la política de encapsulamiento del tema de la demanda peruana por parte del canciller Alfredo Moreno. Esto, porque simbolicamente militariza un tema que con la estrategia de "cuerdas separadas", desplegada desde el edificio Carrera, se busca mantener en situación de total normalidad.

Asimismo, se produce como resultado de la soterrada molestia de las Fuerzas Armadas por no haber sido incluidas en el manejo, diseño y tratamiento de la demanda y los posibles escenarios post fallo, considerando que es un asunto que involucra la soberanía nacional, lo que sería un síntoma del distanciamiento entre los ministerios de RR.EE. y de Defensa.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV