miércoles, 17 de octubre de 2018 Actualizado a las 19:02

Gabriel Gaspar y lo que viene con Perú:

“Chile dio la imagen de que no es grave que nos demanden, lo que generó un equívoco a los amigos bolivianos”

por 28 enero, 2014

“Chile dio la imagen de que no es grave que nos demanden, lo que generó un equívoco a los  amigos bolivianos”
El ex subsecretario de Guerra asegura que el fallo de La Haya zanja todas las disputas con el país vecino, por lo que la relación entre ambos países estará fuertemente marcada por “la voluntad política de dar por cerradas etapas en que disputas territoriales marcaron la agenda”. Además, el otrora embajador asegura que la fórmula de las cuerdas separadas impulsada por el gobierno de Piñera dio una señal equívoca para el resto de los países, que la interpretaron como que a Chile no le importa que lo demanden, lo que incluso, asegura, habría propiciado la demanda de Bolivia en La Haya.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Como una oportunidad de generar una nueva etapa en la relación con Perú califica el ex subsecretario de Guerra y ex embajador, Gabriel Gaspar, el fallo de La Haya dado a conocer el lunes. Oportunidad que, asegura, se verá marcada por la voluntad política de las partes, mucho más que por un tema técnico.

-¿Cómo califica el fallo para Chile?
-Quisiera resérvarme la opinión, porque quiero estudiarlo bien en todos sus alcances. Lo que se puede decir con propiedad es que es un momento de inflexión en la relación bilateral y deberíamos aprovecharlo porque se ha zanjado la disputa político jurídica planteada por Perú y en ambos países se escuchan voces de aprovechar la oportunidad de generar una nueva etapa. Me parece muy positivo, y creo que se debe protocolizar con un documento vinculante entre ambos Estados, de que no hay temas territoriales pendientes y que con esta controversia se terminan todas las demandas, lo que permitiría crear una delimitación fronteriza estable, segura y duradera. Eso le da estabilidad a la relación, lo que no existe cuando vivimos una demanda distinta en cada década. Yo le escuche al canciller en persona decir que el 99 “cerramos todos los temas pendientes” y, si te fijas en su presentación, (Alan) Wagner, en la parte oral, inició declaraciones afirmando que este era el último litigio pendiente. Entonces hay que invitarlos, porque para bailar tango se requieren dos. Por eso habría que concretarlo con un documento de carácter vinculante.

-¿En términos simples cómo se resume el fallo?
-Me pregunto nada más de dónde surge, cuál es el argumento jurídico para explicar, y que es la misma pregunta de Van Klaveren, que el paralelo sólo rige hasta las 80 millas. Eso no logro entenderlo, por eso prefiero estudiar el fallo con más detalle.

Y se requiere de voluntad política. Tienen que sentarse a la mesa y conversar positivamente. Iniciativas como decir que no tenemos más demandas pendientes ayudarían mucho. O gestos concretos: como que el Perú le venda a Chile energía de gas, porque ellos tienen grandes yacimientos cerca de la frontera. No quisiera creer que por razones políticas no lo hacen…

-¿Qué pasa con los puntos que quedan abiertos a partir del fallo, como que la Corte dice que no tiene competencia para conocer límites terrestres? ¿Se iría a EE.UU. para adjudicarse playa entre el Hito 1 y Concordia?
-Precisamente por eso sería buenísimo una declaración, un compromiso diplomático de cerrar todos estos temas, que no existan más demandas pendientes porque, si no, puede ser interminable.

-Sobre estos mismos flancos, según el Presidente Ollanta Humala, Perú se adjudica plena soberanía en el triángulo exterior, pese a que la Corte no se pronunció al respecto, lo que podría impulsar un problema político- militar…
-Por eso mismo hay que estudiar bien el fallo. Perú no ha aprobado la Convención del Mar, que se refiere al carácter del dominio territorial marítimo. Inevitablemente por eso creo que el periodo que viene, más que de peritos, abogados o topógrafos, estará marcado por la voluntad política de dar por cerradas etapas en que disputas territoriales marcaron la agenda. Podemos invitar a nuestros hermanos peruanos a avanzar en esa dirección, lo que no es fácil, pero es necesario. Ha concluido una fase, pero la relación bilateral va a continuar, por lo que lo importante es una relación de confianza mutua. Probablemente en Perú tengan algún tipo de demanda para la construcción de esta confianza y creo que estamos abiertos a ello.

-O sea, que lo que viene no es técnico, sino primordialmente político…
-Hay un tema político diplomático detrás. Hay que traducirlo en construir confianza mutua. No es un tema técnico, tampoco de pesca. Obviamente están involucrados, pero es de relaciones entre dos Estados y la soberanía en conformación de sus territorios. Y se requiere de voluntad política. Tienen que sentarse a la mesa y conversar positivamente. Iniciativas como decir que no tenemos más demandas pendientes ayudarían mucho. O gestos concretos: como que el Perú le venda a Chile energía de gas, porque ellos tienen grandes yacimientos cerca de la frontera. No quisiera creer que por razones políticas no lo hacen… hay que avanzar hacia la construcción de la confianza mutua y eso tiene que traducirse. Y un programa de abastecimiento de energía sería una muestra concreta de voluntad de integración.

-¿Ve otro conflicto abierto?
-Creo que no hay conflictos pendientes, pero de repente me encuentro con demandas… Mejor aclarémoslo.

-¿Jugó en contra de Chile la fórmula de las “cuerdas separadas” impulsada por Piñera y Alfredo Moreno?
-Creo que fue una señal complicada para Chile, porque dio la imagen de que no es grave que nos demanden, lo que generó un equívoco a los amigos bolivianos, que nos demandaron por el supuesto de que no generaba molestias para Chile.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV