Viernes, 30 de septiembre de 2016Actualizado a las 04:52

Claudia Peirano estuvo casada y prestó asesoría a Walter Oliva

El vínculo de la nueva subsecretaria de Educación con el principal sostenedor de colegios de la DC y defensor del lucro en el sistema

por 29 enero 2014

El vínculo de la nueva subsecretaria de Educación con el principal sostenedor  de colegios  de la DC y defensor del lucro en el sistema
Oliva es defensor del lucro en la Educación y dueño de una red de colegios subvencionados. El 2012 se hizo pública una investigación que apuntaba a asesorías cruzadas entre agencias de Asistencia Técnica Educativa (ATE) a familiares. Entre ellos la ATE de Grupo Educativo de Peirano y el establecimiento del actual consejero nacional del partido. Hoy Oliva, cercano a Gutenberg Martínez y Soledad Alvear, es pareja de la próxima ministra de la Segpres, Ximena Rincón.

Hace seis años entró en funcionamiento la Ley de Subvención Preferencial (SEP) que entrega a los colegios recursos adicionales sobre la base de los alumnos vulnerables que asistan al establecimiento. La ley también exige planes de mejoras, para los cuales pueden contratar asesorías externas: las agencias de Asistencia Técnica Educativa (ATE).

La nueva subsecretaria de Educación, Claudia Peirano (DC), cuyo nombre fue oficializado el martes en la noche por el próximo vocero de Gobierno, Álvaro Elizalde, es fundadora de una de estas agencias, llamada Grupo Educativo.

Claudia Peirano es un nombre reconocido en el mundo de la educación. No sólo por ser dueña de una ATE. Además, es miembro del Consejo Nacional de Educación Técnica; forma parte del equipo directivo del Programa de Acreditación de Excelencia Pedagógica (AEP) y del Directorio Académico del Programa INICIA. También es representante de BHP Billiton en el directorio de Fundación Chile.

La nueva subsecretaria también estuvo a cargo del área Educación del comando de Claudio Orrego –de quien es cercana y al que apoyó en la primaria interna de la DC–, con miras a las primarias de la Nueva Mayoría. De hecho, su socia en Grupo Educativo, Paulina Araneda, fue directora de la Corporación Municipal de Peñalolén durante el primer periodo como alcalde de Orrego (2004 a 2008).

Esta agencia prestaba servicios a la red de colegios Crecemos, perteneciente a su entonces esposo y ex vicepresidente de la DC, Walter Oliva.

Según un reportaje publicado por La Tercera en julio 2012, de los siete establecimientos de Oliva –actual consejero nacional de la falange–, hasta esa fecha tres habían contratado los servicios de la empresa de la que su ex esposa era directora ejecutiva, por un total de 26 millones de pesos. Se trata de los colegios Dagoberto Godoy de La Granja, El Bosque y Lo Prado.

En 2011, en medio de las movilizaciones y tomas estudiantiles, uno de los colegios de la red de Oliva, el Dagoberto Godoy de Lo Prado, fue denunciado ante la Seremi de Educación por la diputada Cristina Girardi junto a los apoderados, porque “los estudiantes habían recibido amenazas por parte de los trabajadores del colegio, les habían pegado y además había una serie de denuncias por parte de los padres acerca de que el establecimiento no cumplía con requisitos básicos, porque gastaba la plata en otras cosas”. Incluso, la parlamentaria asegura que hasta tiraban perros mientras estaban los alumnos adentro.

Lo anterior, es una práctica que no está prohibida legalmente, pero que para el entonces ministro de Educación, Harald Beyer, constituye una mala práctica. El ex titular de la cartera incluso señalaba que “no estamos contentos en la forma en que están organizadas las ATES ni cómo funcionan”, ya que este tipo de servicios cruzados entre establecimientos, agencias y familiares, se había convertido en un modus operandi para varias ATE.

Walter Oliva es ex vicepresidente de la DC y sostenedor de la red de colegios Crecemos. Además es vicepresidente de la Universidad Miguel de Cervantes y posee una Agencia de Asistencia Técnica Educativa que presta sus servicios a lo largo de todo el país.

Oliva, cercano a Gutenberg Martínez y Soledad Alvear, además es vicepresidente de la Universidad Miguel de Cervantes, de la que Martínez es uno de los dueños y rector. Según el propio Oliva –en una entrevista a La Nación en 2009–, su panorama favorito es “terminar un asado al calor de un buen puro y al sabor de un buen coñac junto a su gran amigo Gutenberg Martínez”.

En la Universidad, Oliva comparte silla en el directorio con el ex presidente de la Corporación Nacional de Colegios Particulares (CONACEP), Rodrigo Bosch. Conacep es una institución que también fue presidida por el ex esposo de Peirano.

Oliva es sindicado, asimismo, como cercano al Presidente Sebastián Piñera. El 7 de julio de 2005, La Segunda publicaba que la escuela Teniente Dagoberto Godoy de El Bosque, perteneciente a la Red de colegios Crecemos del demócratacristiano, fue la elegida por el entonces candidato presidencial de Renovación Nacional para presentar su programa educacional.

En tanto, según comentan en el mundo del que proviene Claudia Peirano, sus fortalezas están en la “educación inicial”. Sin embargo, también tendrá que sentarse a la mesa con los secundarios y universitarios cuando estos salgan a la calle para seguir exigiendo fin al lucro y educación gratuita y de calidad.

En esa pugna, en el entorno universitario, podría tener como contraparte a su hijo. Ignacio Oliva Peirano es Primer Vicepresidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica; aunque –según cercanos a Ignacio–, más que el vínculo con la subsecretaria, lo que le incomoda es el negocio educacional del papá.

En noviembre de 2012, Claudia Peirano y Walter Oliva se divorciaron. Hoy él mantiene una relación con la senadora DC y próxima ministra de la secretaria General de la Presidencia (Segpres), Ximena Rincón.

 Defensor del lucro

Walter Oliva, que fue presidente de la Corporación de Colegios Particulares Subvencionados (CONACEP), también posee una ATE junto a su madre, Aurelia Munizaga, llamada Innovación Tres, que presta servicios a lo largo de todo el país.

Entre 2009 y 2010, los mismos colegios asesorados por la agencia de su aún esposa fueron atendidos por Innovación Tres, por un monto total de $165 millones.

Oliva, que fue candidato a diputado por Puente Alto, dos veces vicepresidente de la Democracia Cristiana y ahora consejero nacional de dicho partido, es conocido como el principal sostenedor de colegios de la DC y como un férreo defensor del lucro en la Educación, uno de los temas más combatidos por el movimiento estudiantil y cuyo término es parte de las promesas de campaña de Michelle Bachelet.

Oliva ha manifestado esta postura públicamente. En su opinión, es necesario transparentar el lucro pero no prohibirlo.

Así lo señalaba en La Segunda en agosto de 2011, al asegurar que “el tema no es el lucro sino la gestión”. Argumentando que “si hay colegios, como los nuestros, que están funcionando bien, que tienen un compromiso con la calidad, buenos resultados en el SIMCE y buenos porcentajes de ingreso a la universidad, me parece legítimo que obtengan una utilidad por esa gestión”.

En 2011, en medio de las movilizaciones y tomas estudiantiles, uno de los colegios de la red de Oliva, el Dagoberto Godoy de Lo Prado, fue denunciado ante la Seremi de Educación por la diputada Cristina Girardi junto a los apoderados, porque “los estudiantes habían recibido amenazas por parte de los trabajadores del colegio, les habían pegado y además había una serie de denuncias por parte de los padres acerca de que el establecimiento no cumplía con requisitos básicos, porque se gastaba la plata en otras cosas”. Incluso, la parlamentaria asegura que hasta tiraban perros mientras estaban los alumnos adentro.

Los negocios de Oliva

El consejero nacional,  es uno de los accionistas mayoritarios del medio electrónico El Dínamo, a través de Ediciones Giro País SPA*, sociedad creada junto a la ex ministra de Educación, también de la DC, Mariana Aylwin; el abogado Luis Alberto Aninat Urrejola, socio del estudio Aninat y Cía.; y el ex falangista Juan José Santa Cruz, uno de los financistas y jefe de campaña del ex ministro de Hacienda de Michelle Bachelet, Andrés Velasco.

Además, Oliva es vicepresidente general del Club Social y Deportivo Colo Colo. Walter Oliva declinó conversar con este medio. El Mostrador también intentó comunicarse con Claudia Peirano, pero no fue posible.

*N. de la R.: Con posterioridad a la publicación de esta nota recibimos la aclaración de que Walter Oliva tiene menos del 0,9% de la propiedad de El Dínamo, dentro de más de 400 accionistas. Y no tiene ningún rol directivo en la empresa.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes