domingo, 21 de octubre de 2018 Actualizado a las 12:46

Se teme desangramiento de la colectividad en marzo

“Amplitud” prende las alarmas en RN

por 4 febrero, 2014

“Amplitud” prende las alarmas en RN
La irrupción del movimiento liderado por la senadora Lily Pérez ha sacado chispas en el sector más duro de la colectividad encabezada por Carlos Larraín. Desde allí han seguido con interés su agenda comunicacional y acusan que los parlamentarios estarían usando las bases de datos del propio partido para levantarles militantes.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Aunque los máximos dirigentes de Renovación Nacional han hecho innumerables esfuerzos por mantener la calma y evitar que en las filas del partido se desate la paranoia, a raíz de la fuga de militantes, lo cierto es que en un sector de la tienda ya perciben al naciente movimiento Amplitud como una amenaza flagrante para la colectividad. La principal crítica que se le hace a este nuevo “emprendimiento político” es que habría comenzado “jugando sucio”, porque lejos de intentar abrirse a sectores a los que la derecha tradicional no ha llegado, estaría creando una plataforma a partir del fichaje de la militancia con residencia actual en la casona de Antonio Varas. Los más duros acusan “robo” del padrón y acceso ilícito a la base de datos; y, en este contexto la gira por Chile programada a partir de marzo por los escindidos sólo contribuyó a echarle más leña al fuego. Quienes intentan apagar este incendio antes de que prenda más, en cambio, advierten que llegado el 11 de marzo la Alianza, de vuelta a la oposición, tendrá que buscar acuerdos con todos sus representantes para enfrentar al oficialismo. Por lo que hay que aplacar las rencillas internas. Algo que no parece nada fácil por estos días.

Desde RN siguen con atención los movimientos de Amplitud. Y no pasan por alto la “agenda comunicacional” que han desplegado los cuatro parlamentarios escindidos y liderados por la senadora Lily Pérez. Por lo mismo que fue imposible que pasaran inadvertidos los dos encuentros que el grupo sostuvo con sus adherentes en Santiago y Valparaíso, en los pubs Santo Secreto y Piedra Feliz, respectivamente, hasta donde llegaron en promedio unas 250 personas. La convocatoria causó molestia en un sector de RN y, en otro, derechamente envidia. Desde Amplitud se defienden, asegurando que ellos han invitado a unas pocas personas que los contactaron luego de su renuncia al partido y que estos interesados en el nuevo proyecto fueron los que multiplicaron la asistencia a través del “boca a boca”.

Lo cierto es que en RN afirman que algunos de los integrantes de Amplitud se llevaron consigo padrones y bases de datos, cuando se unieron a la naciente iniciativa. Y agregan que “nos consta que es con esa base de datos con la que los parlamentarios que renunciaron al partido invitan a nuestros militantes a sumarse a su proyecto”. Algo que el secretario general de la colectividad, Mario Desbordes, confirma. Aun cuando él es quien se está tomando con más tranquilidad este proceso. A su juicio, lo que está ocurriendo “era esperable”, por lo que no cree que sea una exageración la actitud asumida por un sector de su partido que alega que habría que tomar medidas en contra de los parlamentarios renunciados. Algo que, sin ir más lejos, ya intentó hacer la directiva con la fallida presentación ante del Tribunal Calificador de Elecciones para que se les quitaran sus respectivos escaños a los renunciados.

Lo cierto es que en RN afirman que algunos de los integrantes de Amplitud se llevaron consigo padrones y bases de datos, cuando se unieron a la naciente iniciativa. Y agregan que “nos consta que es con esa base de datos con la que los parlamentarios que renunciaron al partido invitan a nuestros militantes a sumarse a su proyecto”. Algo que el secretario general de la colectividad, Mario Desbordes, confirma. Aun cuando él es quien se está tomando con más tranquilidad este proceso. A su juicio, lo que está ocurriendo “era esperable”, por lo que no cree que es una exageración la actitud asumida por un sector de su partido que alega que habría que tomar medidas en contra de los parlamentarios renunciados.

Este complicado escenario interno, que se desata en medio de un proceso eleccionario que no está muy claro aún porque todo dependerá de la postura que adopte el controvertido timonel del partido, Carlos Larraín Peña, es el que impulsó a Desbordes a enviar una carta a la militancia, con el fin de calmar a quienes temen que Amplitud comience a tomar cuerpo a costa de los militantes de la tienda. Aunque parte de la misiva –que fue distribuida por correo electrónico a al menos unos siete mil militantes que figuran en la base de datos del partido– plantea que “nadie sobra en RN. Toda renuncia es importante, desde la de una senadora, hasta de un militante de base. (...) Y si bien es cierto nadie sobra, también es verdad que participar de RN es un tema voluntario, y que no podemos obligar a nadie a militar. En este contexto, si alguien decide renunciar, está en su derecho”; más adelante añade que “en las últimas semanas, cuando pensábamos que quienes se fueron se concentrarían en construir su nuevo referente, hemos tomado conocimiento de que su esfuerzo sigue concentrado en buena parte, en atacar a RN. Yo espero sinceramente que todos los que desean emigrar y constituir un nuevo partido o movimiento, lo hagan a partir de propuestas, a partir de una mirada de futuro y respecto de su antigua tienda o sus dirigentes, cesen los ataques”.

Y en este contexto, aprovecha de llamar a la tranquilidad a la ya bastante inquieta militancia, por algunos mails que estarían circulando desde el nuevo proyecto a las bases de RN: “Aprovecho de decirles que no se extrañen porque les lleguen a todos ustedes correos desde Amplitud, pues durante la primaria confiamos en gente en ese entonces 'nuestra', que tuvieron acceso a la base de datos RN, la que ahora están usando”, dice Desbordes. Otros, más molestos y menos diplomáticos, acusan derechamente el “robo” de la misma. Sin embargo, y pese a la discreción con que ha intentado apaciguar los ánimos, el dirigente no eludió la que se ha convertido en la mayor preocupación de un amplio sector de RN y que es que Amplitud “crezca a costa nuestra, porque así es refácil”. En la misiva, Desbordes advierte que “espero también que termine pronto este proceso de desvestir un santo para vestir otro, y tanto nuestro partido, como el nuevo movimiento, nos aboquemos a recuperar a los miles de electores que hemos perdido estos cuatro años, y a tratar de convencer a las millones de personas que no participan en los procesos electorales”.

La moderación con que el secretario general del partido está enfrentando esta situación resulta incomprensible para quienes exigen una “actuación más dura” con Amplitud, de parte de la dirigencia. Sobre todo porque, dada la buena acogida que ha tenido el movimiento en estos días en que recién inicia su proceso, algunos temen que la gira que está organizando para comenzar a recorrer Chile a partir de marzo, constituya un nuevo “desangramiento” para la colectividad, en términos de militancia. Pero Desbordes tiene claro también que existe un objetivo superior y es el que él pretende resguardar: la unidad de la Alianza a partir del 11 de marzo. Convencido, como está, de que la única forma de volver a La Moneda es actuando como una oposición unida, insiste en que todos los movimientos que han surgido en su sector deberán confluir en un trabajo conjunto y, obviamente, llegar a acuerdos. Por lo que tiene la convicción de que las peleas intestinas en las que se ha debatido su partido tras la derrota presidencial, no contribuye. De ahí su interés por bajarle los decibeles a esta verdadera guerra civil que provocaron los parlamentarios que renunciaron a RN.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV