jueves, 20 de septiembre de 2018 Actualizado a las 21:10

Fiscales presentaron pruebas de supuesta participación del machi en los hechos

Testimonio del hijo de matrimonio asesinado marca segunda jornada de juicio contra Celestino Córdova

por 4 febrero, 2014

Testimonio del hijo de matrimonio asesinado marca segunda jornada de juicio contra Celestino Córdova
Jorge Luchsinger relató lo sucedido la noche del 4 de enero de 2013, cuando sus padres murieron calcinados luego que desconocidos incendiaran su casa en Vilcún. En la oportunidad el Ministerio Público reprodujo el desgarrador audio de la llamada que hizo a Carabineros Vivian Mackay momentos antes de morir.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Con la rendición de pruebas, este martes se inició la segunda jornada de juicio oral contra el machi Celestino Córdova, único acusado del ataque incendiario que el 4 de enero del año pasado le costó la vida al matrimonio conformado por Werner Luchsinger Lemp y Vivian Mackay González, de 75 y 69 años de edad, respectivamente.

La investigación, donde a Córdova también se le responsabiliza del ataque incendiario que sufrió el fundo Santa Isabel de la comuna de Lautaro el 24 de diciembre de 2012, es liderada por el fiscal regional de La Araucanía, Cristián Paredes, e integrada por Alberto Chiffelle, fiscal Jefe de Temuco; además de los adjuntos, Miguel Velásquez y Luis Arroyo.

La jornada comenzó con la declaración de Jorge Luchsinger, hijo del matrimonio fallecido muerto en el atentado, y Cynthia Mackay, hermana de Vivian Mackay. Mientras declaraban, la Fiscalía reprodujo el audio del desgarrador llamado telefónico de auxilio que hizo Vivian Mackay a la Central de Comunicaciones de Carabineros poco antes de morir y en el que relató que estaban siendo atacados y que su marido estaba herido.

Luchsinger relató en la oportunidad que recibió una llamada de su madre a la una de la mañana, lo que de inmediato fue para él un indicio de que "algo grave estaba pasando".

"Contesté el teléfono y era la mamá que me llamaba para decirme que estaban siendo atacados, que el papá estaba herido y que la fuera a ayudar lo más rápido posible", dijo, recordando que cuando llegó al lugar el inmueble ya estaba incendiado y que entonces llamó por teléfono a su primo, tomando el resguardo de no cortar esa llamada. "Pensé que lo más probable es que me iba a encontrar con una gran cantidad de gente en la casa y, como no iba armado, dije, bueno, en una de esas me matan pero por lo menos para que supieran lo que pasó".

Luego relató que comenzó a llamar a viva voz a su madre y que pensaba que la pareja podría haber huido del lugar, hasta que más tarde le informaron que habían encontrado sus restos calcinados en medio de las cenizas de la casa.

Incendio intencional

Luego de su declaración, el fiscal Paredes señaló que "hemos escuchado el testimonio desgarrador de la víctima, me refiero al hijo del matrimonio, quien ha relatado pormenorizadamente lo que aconteció esa madrugada del 4 de enero, lo que significó, para él y para toda su familia, este atentado y la terrible muerte de sus padres. Al mismo tiempo ha referido el temor con el que estos vivían en el sector, el temor que siente él cada día de sufrir atentados de la misma especie, temor que sustenta no sólo en los hechos que afectaron de manera tan tremenda a sus padres, sino que también a otras víctimas y personas que habitan la región".

A su juicio el testimonio prestado a continuación por Cynthia Mackay, hermana de Vivian Mackay, evidencia también la idea presentada por la Fiscalía en los alegatos de apertura. "Aquí hay una sensación de temor, que es generalizado en la población, que estos actos no ocurren espontáneamente, que hay preparación de los mismos, y que todo ello da cuenta tanto el modus operandi como la preparación, que tuviesen un plan premeditado de atentado contra un grupo de personas", dijo Paredes.

En tanto, el perseguidor penal  enfatizó  que no sólo Werner y Vivian sufrieron atentados, sino que "miembros de su familia, hace más de una década han sido atacados de la misma forma. Se ha referido que la noche anterior las víctimas pasaron una muy mala noche, puesto que sintieron ruidos, vieron luces, y también escucharon el ladrido de perros que daban cuenta de personas merodeando por el lugar. Todo esto abona el punto de que hay un plan premeditado para atentar contra las personas".

Las botas de Celestino y las papas de los Luchsinger

En la segunda parte de la jornada declararon tres peritos del Laboratorio de Criminalística de la PDI, que se refirieron a las conclusiones de peritajes fotográficos, planimétricos y químicos realizados en el sitio del suceso del fundo Granja Lumahue, donde murió el matrimonio Luchsinger Mackay.

A través de estas pericias se pudo establecer que el incendio de la casa habitación de la familia fue intencional y que además se intentó incendiar un vehículo del matrimonio, que se encontraba estacionado a muy corta distancia.

La perito químico de la PDI Myriam Morales explicó, además, un peritaje practicado al polen hallado en las botas que le fueron incautadas al acusado el día de su detención en el Hospital Regional, el cual concluye que es compatible con la plantación de papas sembrada en el predio de las víctimas.

"Esto nos sitúa aún más a Celestino Córdova en el sitio del suceso, ya que recordemos que fue encontrado huyendo desde el predio de la familia Luchsinger y a través de un potrero sembrado de papas. Estos peritajes junto a los otros elementos de prueba nos permiten acreditar más allá de toda duda razonable la participación culpable de autor del imputado en estos hechos," destacó Paredes.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Odio al árbol

Envíada por Rodrigo Pérez de Arce | 20 septiembre, 2018

Cartas al Director

Noticias del día

TV