martes, 16 de octubre de 2018 Actualizado a las 01:22

Ambos son partidarios de que los líderes sean elegidos en competencia y no por consenso

Víctor Pérez y Ernesto Silva: Dos cartas que aspiran a dirigir la UDI

por 15 febrero, 2014

Víctor Pérez y Ernesto Silva: Dos cartas que aspiran a dirigir la UDI
La mesa directiva que encabeza Patricio Melero planteará en la convención política ampliada aumentar el número de militantes con derecho a voto en las elecciones, ya que actualmente sólo participan de esa decisión los consejeros generales, que suman cerca de mil personas. Si se aprueba, se ampliaría el padrón a cuatro mil.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El senador Víctor Pérez y el diputado Ernesto Silva aspiran a dirigir la Unión Demócrata Independiente (UDI), partido que enfrentará en mayo las elecciones internas para definir la nueva directiva, cuyos líderes podrían ser elegidos en una competencia y no por la vía del consenso.

El gremialismo también se está preparando para la convención política del partido, entre el 28 y 29 de marzo, ocasión en que se analizarán algunas modificaciones a los principios de la coalición y sus respectivos estatutos.

Ambos postulantes concuerdan en que es necesario que haya competencia al interior del partido, ya que reforzaría el liderazgo de los líderes de la tienda de calle Suecia.

Así, el senador Pérez señala en La Tercera que “la potencia del liderazgo nace más de una elección competitiva para que la directiva pueda ejecutar lo que tiene que hacer, que no es fácil ni sencillo”.

Por su parte, Silva cree que la competencia ayudará a empoderar a la directiva que asuma en mayo próximo.

De esta forma, la mesa directiva que encabeza Patricio Melero planteará aumentar el número de militantes con derecho a voto en las elecciones, ya que actualmente sólo participan de esa decisión los consejeros generales, que suman cerca de mil personas. Si se aprueba, se ampliaría el padrón a cuatro mil.

Sin embargo, este esquema ha provocado críticas en el partido por lo estrecho del espectro de electores y cuestionamientos de varios dirigentes que piden impulsar el mecanismo “un militante, un voto”.

Víctor Pérez cree que las principales tareas que deberá enfrentar la nueva directiva serán las de elaborar el discurso político de la tienda y modificar y renovar las estructuras de la UDI, como es la designación de candidatos.

“Se estableció una suerte de práctica que se ha mantenido y, a mi juicio, es causante de muchos de los malos resultados electorales. Es un tema que hay que resolver adecuadamente. Y para eso necesitamos una directiva con un poder potente que pueda llevarlo adelante”, precisó.

En ese sentido, el legislador destaca la importancia de una renovación de los equipos políticos y los liderazgos del gremialismo en cada una de las regiones.

Sin embargo, se manifestó contrario a la idea de algunos grupos que plantean que la UDI tiene que hacer una revisión doctrinaria de sus principios.

“Creo que los principios y valores de la UDI están y la gente los conoce, es la base de nuestra acción política y, por lo tanto, lo que hay que modernizar es cómo proyectamos esos valores a la vida pública… Lo que debemos cambiar son las acciones y las propuestas políticas, pero estoy seguro de que en materia de principios y valores nadie está por modificarlos”, agregó.

Igual opinión tiene Silva, quien señala que el partido debe hacer una revisión de su proyecto político, “pero nuestras ideas y valores están firmes y vigentes. Valores esenciales como la libertad, la creencia en la economía social de mercado y nuestra vocación popular se mantienen muy vigentes. Lo que está pendiente es contestar desde nuestras ideas las preguntas que tienen los chilenos hoy, que son diferentes de las de hace 10 o 20 años, y eso implica una revisión profunda de nuestro proyecto y de nuestra mirada hacia el futuro”.

Además, ambos dirigentes gremialistas discrepan con los dichos del ministro del Interior, Andrés Chadwick, respecto a que el principal legado del Presidente Sebastián Piñera será su postura frente a los 40 años del Golpe Militar.

Frente a los comentarios de Chadwick, el senador estima que “creo que hay que ver con el paso del tiempo si efectivamente fueron un legado o una dificultad para los partidarios de una sociedad libre”.

Idéntica posición manifiesta Silva, quien señala que “las declaraciones del Presidente Piñera en el contexto de septiembre, y a dos meses de la elección, no fueron oportunas, y nosotros tenemos que poder mirar la historia hacia atrás, desde una perspectiva amplia, y entender que ha habido aspectos muy dolorosos y negativos en el gobierno militar, pero también aspectos importantes, fundamentales para el desarrollo y el bienestar de Chile”.

En cuanto a la herencia de algunos dirigentes históricos del gremialismo y el tiraje a nuevos rostros, Víctor Pérez afirma que los llamados “coroneles” forman parte de un grupo exitoso y que puso a la tienda como la más grande del país, añadiendo que “no veo a la UDI sin Longueira, sin Novoa, sin Coloma, por lo tanto, yo no sé si eso va a ser un paso al costado. Puede ser que no estén en la primera línea, pero, al igual como los jóvenes que han ingresado a las alcaldías, a las concejalías, a los consejos regionales, a las diputaciones, todos van a tener un rol muy relevante”.

Por su parte, el diputado Silva no cree en los derechos sucesorios en política, afirmando que “creo que los liderazgos se van construyendo con identidad propia. Es muy difícil que vuelvan a darse liderazgos naturales tan potentes como los que hubo en la UDI históricamente, y hoy tienen mucho más valor el proyecto y la forma en que esto se construya como equipo”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV