martes, 25 de septiembre de 2018 Actualizado a las 03:21

Las claves para comprender al grupo armado que dirige José Manuel Mireles

Autodefensas en México: la nebulosa en torno al movimiento paramilitar que combate al narco

por 17 febrero, 2014

Autodefensas en México: la nebulosa en torno al movimiento  paramilitar que combate al narco
Son el grupo de civiles que ha hecho frente a Los Caballeros Templarios –una de las organizaciones criminales más poderosas del país azteca– y que ha logrado traer la paz y protección que no pudo darles el Estado a los habitantes de Michoacán. Pero este discurso de liberación con olor a pólvora trae a la memoria a los paramilitares de Colombia, quienes terminaron igualmente metidos en el lucrativo negocio de la cocaína. La duda que ronda es quién los financia y de dónde sacan armamento de guerra que ni siquiera la policía tiene. Muchos creen que son carteles rivales que están operando en las sombras.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“Me tocó tratar los casos de señoritas, muchachas donde les pedían que si no se iban con ellos sus papás pagarían las consecuencias. Eran niñas, muchachitas, adolescentes entre los 15 y 16 años que se veían forzadas a estar con ellos uno o dos días”.

Así cuenta Javier Cortés una de las tantas historias que, en su calidad de vicario de la Diócesis de Apatzingán, le tocó escuchar de boca de las propias niñas violadas por Los Caballeros Templarios. Situaciones de este tipo fueron las que finalmente obligaron a los pobladores del Estado de Michoacán a armarse, tomar la ley por sus propias manos y enfrentarse a una de las organizaciones criminales más peligrosas que existen actualmente en México. Esto, debido al abandono total por parte del Estado mexicano, que se encuentra infiltrado prácticamente en todas sus capas por el narcotráfico y su inmensurable poder.

Pero sólo cuando el gobierno de Enrique Peña Nieto (PRI) mandó al Ejército a intervenir, fue cuando el mundo supo de la existencia de estas autodefensas, que llevan más de un año enfrentándose y quitándoles territorios en Michoacán a los soldados del cartel de Los Caballeros Templarios.

El discurso de José Manuel Mireles –50 años, médico egresado de la Universidad Michoacana, conocido como “el doctor de mirada fría” y uno de los líderes más reconocibles de las autodefensas– parece totalmente legítimo y, sin dudas, es el de un hombre que sólo quiere liberar a su pueblo de los horrores que ha tenido que sufrir a manos de las bandas criminales por el abandono total del Estado.

A los que tienen experiencia sobre grupos armados, sólo escuchar la palabra autodefensas los hace apretar los dientes y simplemente esperar con incredulidad, ya que el discurso de liberación con olor a pólvora lo han escuchado en otras partes y el desenlace no ha sido el mejor.

ARMAS DUDOSAS

Sobre Mireles y sus grupos de autodefensas sólo se sabe que son ganaderos, comerciantes y gente que quiere recuperar la paz en donde vivían. Pero pocos se preguntan sobre un hecho que está a la vista, pero pareciera no ser tan evidente. ¿Cómo un grupo de simples pobladores y ganaderos puede tener acceso a armamento de guerra como fusiles AR15 y francotiradores Barrett 50 mm? Es un tipo de armamento que ni siquiera la policía local puede usar. ¿Quién financia y da entrenamiento a un grupo que se ve que tiene demasiada preparación militar para ser uno compuesto por simples ganaderos?

Sobre Mireles y sus grupos de autodefensas sólo se sabe que son ganaderos, comerciantes y gente que quiere recuperar la paz en donde vivían. Pero pocos se preguntan sobre un hecho que está a la vista, pero pareciera no ser tan evidente. ¿Cómo un grupo de simples pobladores y ganaderos puede tener acceso a armamento de guerra como fusiles AR15 y francotiradores Barrett 50 mm? Es un tipo de armamento que ni siquiera la policía local puede usar. ¿Quién financia y da entrenamiento a un grupo que se ve que tiene demasiada preparación militar para ser uno compuesto por simples ganaderos?

Es aquí donde el discurso de Mireles y las autodefensas comienza a ser nebuloso y da espacio para especular que hay otros actores en las sombras. En este sentido, los entendidos en el tema dicen que los grupos de autodefensas están siendo ayudados y financiados por los carteles rivales de los Templarios, específicamente –como aseguró Servando Gómez Martínez, alias “La Tuta”, líder de Los Caballeros–, por los del cartel Jalisco Nueva Generación.

El propio Mireles no ha sabido justificar el origen de las armas. Pero sí ha reconocido que varios carteles se le han acercado para ofrecerle ayuda, como quedó de manifiesto en la última entrevista que dio a la periodista Carmen Aristegui, de CNN México, en donde asegura que tuvo contacto con el mismísimo cartel de Sinaloa.

“¿Usted cree que no hemos recibido intenciones de otros carteles? Todos los días. A mí me llegó una persona un día y me dijo ‘vengo de México a saludarlo y a ponerme a sus órdenes. Tengo seis helicópteros artillados a la hora que usted los necesite’. Ese señor venía de Sinaloa. Me habló del Mayo Zambada”, aseguró Mireles.

Esta sería una de las razones por las que el Ejército intervino en Michoacán: el poderío armamentístico y, más peligroso aún, la legitimización que están teniendo entre las comunidades. Ante la ausencia del Estado, los pobladores ven a las autodefensas como el protector que hace falta.

CUÁLES SON LAS ARMAS DE LAS AUTODEFENSAS

Aunque los narcos tienen un poder de fuego mayor que la policía, con lanzamisiles y artillería antiaérea, hay armamento común entre las organizaciones criminales y las autodefensas. El costo de equipar a un miembro de las autodefensas ronda los US$15 mil. Aquí alguna de ellas.

-Rifle Barret M81. Origen: EE.UU. Tiene un calibre 50 mm, el cual puede destruir radares, camiones y aviones en tierra. Por su alto poder de fuego se ha prohibido usarlos a corta distancia contra humanos. Fue usado por el Ejército de EE.UU. en la Tormenta del Desierto en el Golfo Pérsico. Valor aproximado: US$ 10 mil

-AR15 (M16). Origen: EE.UU. Tiene un calibre 5.56 mm. En los Estados Unidos actualmente es el fusil de asalto más comprado por civiles, como les permite su Constitución. Fue el arma que ocupó el pistolero que abrió fuego el 20 de julio de 2012 en el estreno de Batman: The Dark Knight Rises, en donde murieron 12 personas y 59 resultaron heridas. Valor aproximado: US$ 1.200

-AK47 o Kaláshnikov. Origen: Rusia. Fusil de asalto de calibre 7,62 mm, diseñado por Mijaíl Kaláshnikov. El AK47 es el arma más vendida ilegalmente en todo el mundo. Se estima que existen entre 70 y 100 millones de unidades en circulación. Conocida en México como cuerno de chivo, es la predilecta de narcos y guerrillas, por su bajo precio y su resistencia (puede pasarle un tanque por encima y sigue funcionando). Valor aproximado: entre 800 a 1.200 dólares.

CERCA DE LOS PARAMILITARES

Para el periodista y analista político mexicano Raymundo Riva Palacio, se está ante la “colombianización” de Michoacán, donde las autodefensas de Mireles están tomando el lugar y las mismas características de las temidas guerrillas y paramilitares de Colombia.

“Aquí en Colombia fue exactamente igual. Los movimientos de autodefensas, cuando empezaron la guerra contra las guerrillas, se presentaban únicamente como campesinos. Fue mucho tiempo después que se pudo saber que manejaban recursos del narcotráfico y que hubo grupos de empresarios que los financiaron. En México estoy seguro que está pasando y va a pasar exactamente lo mismo”, asegura Eduardo Salcedo-Albaran, cientista político colombiano.

Salcedo-Albaran es voz autorizada en temas de narcotráfico y grupos criminales. Junto con Luis Jorge Garay Salamanca, publicaron, en el 2011, Análisis de Redes Ilícitas: La Familia Michoacana, un estudio de ocho años en donde pudieron comprender cómo opera La Familia Michoacana, uno de los grupos criminales más peligrosos y diseminados en México en el último tiempo.  Grupo de donde provienen precisamente Los Caballeros Templarios.

Uno podría pensar que lo vivido en Colombia a mediados de los 80, con los autos bomba de Pablo Escobar, no tiene comparación alguna, pero para Salcedo es todo lo contario: “Lo que vivió Colombia fue un chiste en términos de la complejidad del problema que vive México actualmente”.

Para Salcedo, México tiene el mismo desorden institucional que tenía Colombia en los tiempos de Escobar y la guerrilla, pero en el caso del país azteca el tema es mucho más complejo y profundo, debido a la configuración de los carteles, los que debido a la forma de operar son verdaderas redes criminales que abarcan todo tipo de negocios ilícitos.

“Son estructuras totalmente descentralizadas, no hay una figura que llene toda la capacidad de decisión de la organización. Si tú hablas de los Zetas, por ejemplo, los tienes operando en la frontera con Estados Unidos, dentro de Estados Unidos, en Honduras, España, en África Occidental y lo grave es que no están dedicados sólo al narcotráfico. Tanto los Caballeros como los Zetas están metidos en tráfico de hidrocarburos, de material ferroso, en tráfico de Coltán que mandan a China, en tráfico humano, etc.”.

EL EJÉRCITO NO AYUDA

La intervención del Ejército en el Estado de Michoacán, por otro lado, no ha mejorado las cosas. Los mismos pobladores los acusan de no hacer nada ni de saber quiénes son Los Caballeros Templarios, como lo dejó en claro el sacerdote Gregorio “Padre Goyo” López, uno de los referentes en la lucha contra el narcotráfico en Michoacán. “He afirmado que esta estrategia del gobierno de meter policías es una farsa. Hay un grupo de Templarios vestidos de periodistas paseándose en las narices de los propios policías, tomándoles fotos. Están aquí en la plaza, comiendo, tomando helado, riéndose de todo lo que el gobierno está haciendo”, dijo el padre Goyo.

Además, se acusa al Ejército de no tener una estrategia clara: si van a capturar a los grupos criminales o simplemente quieren desarmar a las autodefensas. “En los informes de las comisiones de Derechos Humanos hay gran cantidad de denuncias sobre la torpeza del Ejército al acercarse a estas comunidades. Hacen retenes muy agresivos en donde si una familia no se detiene la acribillan”, asegura Antia Mendoza, directora general de Seguridad y Paz Ciudadana del Distrito Federal.

Ahora, cuando Mireles señala que están desplazando a los Caballeros Templarios y pacificando zonas de Michoacán, dice que se están “recuperando municipios”. En otro lugar y contexto lo más probable es que se considerarían como eso: municipios.

Pero cuando esto ocurre en un país cuyo nivel de industrialización no es tan significativo y la tierra sigue teniendo un papel preponderante en la configuración de los poderes, la “recuperación de municipios” tiene una relevancia mucho mayor, en donde lo que importa es tener control sobre territorios, es decir, tierras cultivables, producción y rutas.

Algo que los carteles de México, Colombia y las guerrillas entienden a la perfección. Saben que la tierra es primordial para controlar el negocio de la cocaína y el contrabando. Por eso es que los silencios y omisiones de Mireles sobre quién los financia y de dónde obtienen las armas provocan dudas sobre sus reales intenciones o, por lo menos, en lo que se puedan convertir en un futuro no muy lejano, ya que el que alguna vez se hizo del poder, es difícil que quiera entregarlo después.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV