domingo, 21 de octubre de 2018 Actualizado a las 12:46

Futuro ministro del Interior respaldó el nombramiento de la cuestionada autoridad

Familiares de Desaparecidos molestos por mantención de subsecretaria Echeverría y le exigen "degradar al torturador de su padre"

por 25 febrero, 2014

Familiares de Desaparecidos molestos por mantención de subsecretaria Echeverría y le exigen
Pese a las numerosas críticas en su contra por el rol de su padre como torturador en la dictadura, el gobierno de Bachelet resolvió mantener en su cargo a Carolina Echeverría, sacando incluso a relucir su "compromiso en materia de DD.HH.". Este martes, la presidenta da la AFDD, Lorena Pizarro, criticó el hecho y recalcó que las materias pendientes que tiene la autoridad complicarán los avances "en un tema tan largamente retrasado como la demanda de verdad y justicia".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En las últimas semanas, son varias las autoridades designadas por la Presidenta electa, Michelle Bachelet, que han estado en el ojo de la tormenta debido a los cuestionamientos a sus nominaciones, las que se han visto complicadas por "fantasmas del pasado". Tal es el caso de Hugo Lara (DC) y Miguel Moreno (PR), quienes descartaron a asumir a la cabeza de las Subsecretarías de Agricultura y de Bienes Nacionales, respectivamente, luego de que el primero se viera complicado por una querella por estafa que su contraparte retiró poco después de su nominación y de que el segundo tuviera que enfrentar en 2011 un juicio que lo condenó por el delito de “ofensas al pudor”.

Junto a ellos, otra que se había convertido en blanco de críticas es la nominada subsecretaria de Fuerzas Armadas, Carolina Echeverría, a quien se le reprocha la participación de su padre, Víctor Echeverría, en interrogatorios y sesiones de tortura durante la dictadura de Augusto Pinochet.

Sin embargo, el lunes se difundió un comunicado emitido por el equipo de comunicaciones de Bachelet en donde se aceptaba la renuncia de Morales y de Lara, confirmando así indirectamente la nominación de Echeverría. Por su parte, el ministro del Interior de la nueva Presidenta, Rodrigo Peñailillo, hizo lo propio al asegurar ante la prensa que "todos conocemos a Carolina Echeverría, ella ya desempeñó un cargo en el gobierno anterior y tiene una gran experiencia en relación con las Fuerzas Armadas y sabemos de su compromiso en materia de Derechos Humanos”.

Este martes, la presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Lorena Pizarro, criticó la decisión de la Presidenta electa, recalcando que sobre "el compromiso con los derechos humanos, con la verdad y la justicia no hay nadie que pueda sentir que lo que estaba en el centro era eso", según detalló Radio Cooperativa.

"Lo que ocurre es que lamentablemente ella tiene dos situaciones que dificultan lo que puede significar el avance en un tema tan largamente retrasado como es la demanda de verdad y justicia. No nos deja conformes y, más allá, es una mala señal para lo que viene. Hay que degradar a los genocidas y espero que la señora Echeverría esté dispuesta a degradar al torturador de su padre", agregó Pizarro.

Una de las primeras en dar la alarma fue una de las propias víctimas de abusos durante la dictadura. Mercedes Bulnes, esposa del abogado de derechos humanos, Roberto Celedón, denunció haber sido torturada y abusada a manos de Víctor Echeverría durante su permanencia en el Regimiento Buin en 1973.

De igual forma, días después, el sacerdote jesuita José Aldunate, quien en la década de 1980 fue uno de los fundadores del Movimiento Contra la Tortura Sebastián Acevedo, manifestó que el caso de la autoridad nombrada por la Presidenta electa Michelle Bachelet “no se puede acallar (…) no podemos eludirlo, hay que afrontarlo directamente”. Esto porque ya “la opinión pública está alertada (…) de que va a estar la hija de un torturador para un puesto tan importante”.

Pero su vínculo con quien ha sido identificado como un torturador en años de la dictadura no es el único elemento que complica la nominación de Carolina Echeverría como subsecretaria de Fuerzas Armadas. En mayo del 2008, un grupo de marinos constitucionalistas que exigían ser considerados exonerados de las FF.AA., pusieron una querella en contra de los responsables de las torturas sufridas entre 1973 y 1976 al interior de la institución. En aquel entonces, Echeverría, que se desempeñaba como subsecretaria de Marina, pidió a los denunciantes retirar la querella y les aseguró que a cambio les concederían ciertos acuerdos.

Posteriormente, en 2006, con el primer mandato de Michelle Bachelet, los ex marinos mencionados recuperaron sus esperanzas de ser atendidos por las autoridades y de lograr ser catalogados como exonerados. Para ello se pusieron en contacto con la entonces ministra de Defensa, Vivianne Blanlot, quien les aseguró que diseñarían de cero un proyecto de ley que cumpliera este cometido. Con este fin tuvieron que trabajar directamente con Echeverría. Sin embargo, en 2007 se les informó que, según estimaba el gobierno, "se ha cumplido con todos los compromisos asumidos por el ejecutivo en relación a ese tema, por lo que no se considera pertinente presentar nuevos proyectos de ley que concedan nuevos o mayores beneficios”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV