Jueves, 29 de septiembre de 2016Actualizado a las 13:59

Osamentas halladas en Colonia Dignidad serían de recién nacidos

por 5 marzo 2014

Osamentas halladas en Colonia Dignidad serían de recién nacidos
Los restos humanos fueron encontrados el pasado 24 de febrero por turistas que recorrían los terrenos de una planta extractora de arena, situada en el antiguo enclave de alemanes en la provincia de Ñuble.

Al menos tres de las osamentas halladas en un predio perteneciente a la ex Colonia Dignidad pertenecerían a recién nacidos, según confirmaron este miércoles fuentes vinculadas a la investigación.

Durante esta jornada viajará al lugar un equipo multidisciplinario de ocho profesionales pertenecientes al Servicio Médico Legal (SML) de Santiago, para reforzar las indagatorias, agregaron las fuentes citadas por la agencia EFE.

Los restos humanos fueron encontrados el pasado 24 de febrero por turistas que recorrían los terrenos de una planta extractora de arena, situada en el antiguo enclave de alemanes en la provincia de Ñuble.
La planta está ubicada en un predio de unas dos hectáreas en las cercanías del río Itata, en el municipio de Bulnes, lugar donde también funciona un restaurante perteneciente a los alemanes.

Entre las osamentas encontradas hay también un cráneo completo perteneciente a un adulto que presentaría un orificio atribuible a un impacto de bala.

Según señalaron las fuentes consultadas por Efe, "hasta ahora no se puede establecer la data de muerte de las personas a las que pertenecen estos restos".

El lugar del hallazgo tiene una estructura húmeda y de acuerdo con las fuentes, podría haber un derrumbe, si se excava para verificar si hay más restos.

El descubrimiento ha generado alarma entre los familiares de los detenidos desaparecidos durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), que hizo de la Colonia Dignidad un campo de torturas y exterminio de prisioneros políticos.

El fundo principal de la Colonia Dignidad, de unas 16.000 hectáreas, conocido como Villa Baviera, está 40 kilómetros al este de la ciudad de Parral y a unos 380 de Santiago y en su interior fueron asesinados al menos 20 prisioneros, que fueron sepultados en dos fosas clandestinas.

Según la investigación que instruye el juez especial Jorge Zepeda, en 1978 esos cuerpos fueron desenterrados por los alemanes y quemados con fósforo químico, y las cenizas lanzadas al río Perquilauquen, que cruza la Colonia Dignidad, operación admitida en el juicio por quien la dirigió, Gerhard Mücke, uno de los lugartenientes de Paul Schaefer, el fundador y líder del enclave.

Mücke, que está procesado por varios crímenes cometidos en el lugar, fue el principal guardaespaldas de Schaefer.

El mismo año 1978 se llevó a cabo en todo Chile la llamada operación "Retiro de Televisores" ordenada por Pinochet y consistente en exhumar todos los cadáveres de prisioneros asesinados y sepultados clandestinamente en el país, para ser arrojados al mar.

Esa decisión se tomó después del descubrimiento, en las afueras de Santiago, de una quincena de cadáveres correspondientes a campesinos detenidos tras el golpe de 1973.

Paul Schafer, un ex suboficial del Ejército nazi, huyó en 1997 a Argentina para ocultarse, pero fue detenido en 2005 y murió el año 2010 en la cárcel donde cumplía una condena de veinte años de prisión por violaciones y abusos sexuales contra más de una veintena de niños y otra de siete años por infracción a la ley de armas.

Durante la dictadura de Augusto Pinochet, unos 3.200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado, de los que 1.192 están aún desaparecidos.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes