Viernes, 30 de septiembre de 2016Actualizado a las 11:58

Senadores construyen tándem de poder interno

Ossandón y Allamand lideran bloqueo de acuerdo RN-Amplitud por comisiones parlamentarias

por 5 marzo 2014

Ossandón y Allamand lideran bloqueo de acuerdo RN-Amplitud por comisiones parlamentarias
El senador electo por Santiago Oriente asegura que con el ex ministro de Defensa están “trabajando absolutamente juntos” en esta materia y que esto tiene que ver con un tema de “coherencia” de quienes optaron por dejar las filas de Renovación Nacional.

Cuando el reloj estaba por marcar las 16:00 horas del lunes recién pasado, la bancada de diputados de Renovación Nacional, reunida en las dependencias del Instituto Libertad, recibió un llamado en el que se le confirmaba al jefe de dicha instancia, Leopoldo Pérez, algo que ya se rumoraba: que los representantes de Amplitud rechazaban cualquier acuerdo con sus ex camaradas para integrar las comisiones y que se mantendrían en la Cámara Baja como independientes. Con ello se dieron por cerradas las conversaciones que se habían iniciado en enero y en las que no llegaron a puerto. Los parlamentarios escindidos de RN están convencidos de que, desde la dirigencia de la colectividad, hubo una orden que obstruyó cualquier tipo de avance. Y aunque en la bancada niegan que los dirigentes de la casona de Antonio Varas hayan intervenido en este proceso, lo cierto es que hubo una sola postura de la colectividad en la materia: que no resulta coherente haber dejado la tienda en la forma como se hizo y esperar negociar de igual a igual. En ello existe una especie de “pacto de sangre” entre quienes han pasado a convertirse al día de hoy en figuras que roncan en RN, los senadores electos Andrés Allamand y Manuel José Ossandón, generando un polo de influencia significativo.

Aunque existía el rumor de que había una diferencia de opiniones entre ambos en cuanto a cederles cupos a Amplitud y Evópoli en las comisiones de la Cámara Baja, lo cierto es que el futuro senador por Santiago Oriente aclaró que en esta materia “estamos trabajando absolutamente juntos” con Allamand. Ello, según Ossandón, porque en este caso se trata de “principios más que de conveniencia. Es un tema de coherencia”, con lo que apunta al hecho de que, a su juicio, no es posible dejar el partido, “de la forma como ellos lo hicieron, hablando pestes” de la colectividad que los cobijó hasta su renuncia y pretender “que les cedamos cupos en las comisiones”. Incluso el “Cote” va más allá, asegurando que con el ex ministro de Defensa “concordamos dos cosas en una especie de pacto de sangre”: por un lado, no negociar comisiones con Amplitud y, por otro, apoyar a un mismo candidato a la presidencia del partido.

Si bien Ossandón admite su objeción a negociar con Amplitud, el jefe de la bancada de RN descarta de plano que algún dirigente del partido haya influido o participado en la decisión de la bancada. Y es aquí donde surgen versiones cruzadas, por cuanto desde Amplitud retrucan que las negociaciones se habían iniciado en enero, de lo que dan cuenta múltiples versiones de prensa, y que Pérez sólo cambió de opinión luego que Ossandón, en su calidad de vicepresidente de RN, manifestó públicamente su oposición a que se le cedieran cupos a los escindidos. Lo cierto es que el jefe de la bancada de RN comparte el argumento del ex alcalde de Puente Alto, pues no sólo sostiene que “la bancada mayoritariamente no quería ceder cupos, porque era malo para RN, no ganábamos nada”, sino que también plantea que ante una posibilidad de negociación “no había coherencia con lo que ellos mismos plantearon al irse”.

Así las cosas, se llegó al escenario en que finalmente no habrá acuerdo entre RN y Amplitud y los últimos integrarán el comité independiente de la Cámara, con lo que les queda negociar con los parlamentarios que están en su misma condición la integración de las comisiones que les corresponden por estatuto. Pero más allá del tema administrativo, este impasse deja en evidencia el poder que adquirieron dentro del partido los senadores electos por Santiago Poniente y Oriente, tras un triunfo inesperado que le ha dado a la directiva de la tienda el argumento para atribuirse un buen resultado parlamentario. Allamand y Ossandón se han convertido, a juicio de algunos representantes de la tienda, en un nuevo eje de poder, dada “la relevancia de sus respectivos triunfos parlamentarios. Son una especie de símbolo, porque lo que lograron era un imposible para muchos de nosotros. Por eso la posición que tomen en algunos temas es escuchada y tomada en cuenta”.

Este impasse deja en evidencia el poder que adquirieron dentro del partido los senadores electos por Santiago Poniente y Oriente, tras un triunfo inesperado que le ha dado a la directiva de la tienda el argumento para atribuirse un buen resultado parlamentario.

Tanto es así que el propio jefe de la bancada de RN admite haber conversado con Allamand en varias ocasiones y sobre múltiples temas, la última vez el viernes pasado, y confirma que el senador electo por Santiago Poniente no estaba de acuerdo con cederles cupos a los diputados de Amplitud en la Cámara. Lo que confirma la influencia que Allamand y Ossandón han comenzado a ejercer al interior del partido, desde que lograron arrebatarles a sus socios de la UDI las circunscripciones emblemáticas para el sector. A ello se suma el hecho de que si, como plantea Ossandón, apoyan a un mismo aspirante a presidir el partido, podrían ejercer una gran influencia en la nueva directiva, proceso interno que no está aún nada decantado.

Para algunos representantes del partido esta especie de alianza no ha pasado inadvertida y la siguen con atención. Entre otras cosas, porque estiman que no puede ser de largo plazo, pues ambos “tienen aspiraciones de convertirse en el candidato presidencial del partido”, apunta un consejero. Incluso agrega que “lo bueno que tiene que los dos apoyen al mismo candidato a la presidencia del partido es que, si resulta electo, va a tener que ser necesariamente imparcial cuando llegue el momento de definir nuestro candidato para el 2017”, aludiendo a un elemento que es considerado relevante en el marco de la gestión que reemplace a Larraín, porque en la colectividad están conscientes de que el resultado de las performances de ambos senadores le facilitará, a quien muestre un mejor desempeño y liderazgo, la posibilidad de constituirse en el favorito para representar a Renovación en la próxima carrera presidencial.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes