Lunes, 26 de septiembre de 2016Actualizado a las 07:24

Se realizarán tres reuniones de coordinación a partir del lunes 17 de marzo

Peñailillo se pone el parche y organiza intensa agenda de coordinación con los partidos de la Nueva Mayoría

por 6 marzo 2014

Peñailillo se pone el parche y organiza intensa agenda de coordinación con los partidos de la Nueva Mayoría
El jefe de gabinete encabezó la cita en 'La Moneda chica', entregando el diseño en el que se basará la coordinación entre el gobierno y el bloque, a fin de evitar nuevas diferencias públicas a partir del 11 de marzo y lograr que todas las colectividades se cuadren para cumplir con el exigente programa propuesto por la mandataria electa durante su campaña.

Ante la evidencia de las complicaciones que ha generado el proceso de instalación del gobierno de la Nueva Mayoría y la visita a Chile del Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en el marco de la ceremonia de cambio de mando, para los dirigentes de los partidos que integran el bloque se hace imperiosa una fuerte coordinación con las máximas autoridades del Ejecutivo, con miras al cumplimiento del programa propuesto por la que será la segunda Presidencia de Michelle Bachelet.

De ahí que hoy los timoneles de la coalición llegaran hasta la que es conocida como 'La Moneda chica', para reunirse con el jefe de gabinete de la mandataria electa, Rodrigo Peñailillo. En la ocasión, este último destacó que la unidad del conglomerado y su proyecto están por sobre las diferencias puntuales que puedan surgir entre las colectividades, aludiendo a los hechos que han copado la agenda política esta semana.

“La unidad en torno a un proyecto político tan profundo como es la Nueva Mayoría, encarnado en el programa de gobierno y en el liderazgo de la Presidenta Bachelet es mucho más que diferencias de ese tipo”, sentenció Peñailillo tras la cita. En la misma línea, el timonel del PPD, Jaime Quintana, también intentó bajarle el perfil al tema que ha generado una fuerte tensión al interior del pacto, como es la figura de Maduro y su visita a Chile, afirmando que la disputa pública que se generó entre la DC y el PC, pero también entre la DC y el PS, “no fue tema en esta reunión”.

Pero no fueron sólo estos desencuentros los que motivaron la cita en la sede de calle Tegualda, ya que desde la Nueva Mayoría admiten que esta era una antigua demanda de los máximos dirigentes del sector, que advertían lo imperioso de una buena coordinación entre el próximo gobierno y los partidos que lo sustentan, necesidad que comenzó a gestarse a raíz de las críticas que se le hicieron a las autoridades designadas por Bachelet, por no dejar vocerías a cargo durante el periodo estival, a fin de enfrentar las dificultades que surgieron, particularmente, con algunos nombramientos. Dichas críticas incluso habrían generado molestia hacia la DC y el PS, partidos que hicieron ver su molestia públicamente y que no dudaron en advertir que el estilo con que se había manejado la campaña debía cambiar al volver a La Moneda. Al punto que se comenta que Pañailillo se comunicó telefónicamente con algunos de los máximos dirigentes antes de volver de sus vacaciones para calmar los ánimos.

A partir de eso es que los timoneles habrían pedido elaborar un diseño que les permitiera un contacto directo y permanente con las autoridades del futuro gobierno. Aun cuando en el sector hay quienes están conscientes de que ese no es el estilo de Peñailillo Aparentemente, los desencuentros a raíz de la visita de Maduro habría acelerado la decisión de presentar el solicitado diseño, porque inicialmente se esperaba –según se comenta– para después del 11 de marzo.

Esto coincide con los temores expresados por parlamentarios de la Nueva Mayoría, en el marco de las diferencias surgidas en el Congreso respecto a la crisis que afecta a Venezuela, porque para algunos este podría ser sólo el inicio de problemas más profundos, mismos que podrían poner en duda la aprobación de iniciativas emblemáticas para el nuevo gobierno, como la reforma educacional, y que constituyeron el eje de la campaña presidencial de Bachelet para asegurarse el retorno a La Moneda. Un representante de la Nueva Mayoría advertía que lo sucedido pasaba justamente porque no había una fórmula establecida previamente para hacer frente de forma coordinada a estos impasses que, muchas veces, son previsibles. Lo que preocupa es que en el sector existe el convencimiento de que sin unidad se hará imposible un buen gobierno con las perspectivas que ha generado este. Es por eso que las frases relativas a la unidad del sector son repetidas como un verdadero mantra por los máximos representantes de la coalición y el futuro gobierno, tal como lo hizo el propio Peñailillo tras la cita.

Y, por lo mismo, la expectativa que generó la reunión con el ministro del Interior de Bachelet, en la que también participaron sus pares de la Segpres, Ximena Rincón; de la Segegob, Álvaro Elizalde; y de Hacienda, Alberto Arenas, tras la cual –según se explicó– habrá tres reuniones de coordinación que se realizarán los días lunes, a partir del próximo 17 de marzo: Comité Político (integrado por los ministros que participaron en la cita de hoy, más los timoneles de la Nueva Mayoría y los presidentes del Senado y la Cámara); la cita de Coordinación Política (que será encabezada por la titular de la Segpres y en donde participarán los presidentes de ambas cámaras, más los jefes de las bancadas de la Nueva Mayoría); y las Reuniones Sectoriales, abocadas a la coordinación entre los ministros sectoriales y la comisiones legislativas correspondientes). Con esto se cumpliría con el anhelo de los dirigentes del bloque, de estar en permanente contacto con las autoridades de gobierno.

Por el momento, al menos, los dirigentes de la Nueva Mayoría habrían quedado satisfechos con el diseño que se comenzará a implementar a partir del lunes 17 de marzo. Así lo plantearon el vocero del bloque, Jaime Quintana (PPD) y el presidente del PS, Osvaldo Andrade. Este último fue enfático en sostener que “el ministro del Interior nos ha hecho una propuesta de trabajo que satisface plenamente nuestras expectativas. Por lo menos yo, me voy muy, muy conforme” y, acto seguido, en alusión a las críticas que él mismo hizo durante el verano a la falta de vocería del nuevo gobierno, aseguró que esa etapa concluyó el 24 de febrero y a partir de ahora comienza una nueva, con lo que dio por cerrado el tema.

Por su parte, el vocero del conglomerado indicó que lo que se dio a conocer fue “un esquema de trabajo, de coordinación estrecha en todos los ámbitos, de agenda política, de coordinación legislativa, de coordinación al interior de las comisiones legislativas, por lo tanto, todo aquello que importa para el cabal cumplimiento del programa de gobierno de la Presidenta Bachelet para los próximos cuatro años. Y también, por cierto, los partidos hemos analizado y hemos expresado nuestra preocupación por el estado de la situación en lo económico que está dejando este gobierno”.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes