Lunes, 26 de septiembre de 2016Actualizado a las 10:52

Tras dejar el Senado y no ser considerado para integrarse al gabinete de Bachelet

Escalona quejumbroso: “He sido víctima privilegiada de ataques”

por 8 marzo 2014

Escalona quejumbroso: “He sido víctima privilegiada de ataques”
“Se descargó una artillería de descalificaciones de grupos de presión extrapartidarios que han instalado una especie de vetos tácitos y yo he sido una víctima privilegiada de estos ataques, de forma que ahora no me ha sorprendido no ser convocado al gabinete. Se ha querido satanizar la experiencia política. Esos grupos chicos, que son grupos de presión, que operan desde el anonimato, desde las redes sociales muchas veces han hecho de mí un objetivo privilegiado de ataques personales”, reclama el legislador socialista que deja su curul en el Congreso el próximo martes.

El senador socialista, Camilo Escalona, quien deja el Congreso el próximo martes, se mostró quejumbroso al recordar la forma en cómo grupos de presión que “operan desde el anonimato” lo han hecho, según él, un objetivo privilegiado de ataques personales y de una campaña “de canibalismo político”.

En entrevista con La Tercera, el legislador admite haber autorizado al timonel del PS, Osvaldo Andrade, a incluir su nombre en la lista de personajes para integrar el gabinete de la Presidenta Michelle Bachelet, pero señala asimismo que “había un veto tácito para que yo no llegara al gabinete, yo nunca he sido un problema, desde mi punto de vista. Nunca me he considerado yo un problema. Si no, me hubiera retirado de la política”.

Y prosigue con sus reclamos, recordando lo vivido en 1998, cuando pierde la senatorial por Santiago Poniente, y afirmando que “había mucha gente que me quería aislar y marginar. Hubo elecciones internas en el PS y aunque volví a sacar en agosto de ese año la primera mayoría individual, el comité central designó a Ricardo Núñez como presidente, así es que yo asumí la secretaría general. La procesión iba por dentro y era amargo, sentí el sabor amargo de la derrota en aquella ocasión”.

Sobre la posibilidad de ser considerado para integrar el gabinete de Bachelet, Escalona consiente que Andrade se le acercó para ser incorporado en la lista de personas que se le iban a presentar a la mandataria electa y “mi ánimo fue naturalmente favorable, y con mi acuerdo fui incluido, así fueron las cosas, quiero señalarlas como son para que haya plena transparencia”.

En ese sentido, explica que es de los políticos con mayor experiencia y “por eso yo autoricé que mi nombre fuera postulado, no es de arrogante, es porque no tengo la preparación técnica para otras responsabilidades”.

“A mí me pilló el golpe a los 18 años y sólo terminé la enseñanza media, soy un autodidacta, me enorgullezco de eso, hay personas que piensan que la universidad lo da todo, a mí la vida me lo dio todo. He sido presidente del Senado, presidente de la Comisión Mixta y de Presupuestos, presidente de la Comisión de Hacienda, presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara, he tenido múltiples responsabilidades y yo lo aprendí todo solo, sin ir a un aula universitaria, de manera que siento que puedo desempeñar una responsabilidad en que se complemente lo político con lo técnico, siendo primordial lo político”, sostiene.

Afirma que durante el primer gobierno de Bachelet trabajó para que le fuera bien a esa administración sin esperar compensación alguna por su lealtad, añadiendo que “sufrí una campaña, un fenómeno de canibalismo político, de todos contra mí, para desautorizarme como senador en la Región de Los Lagos. Porque, no lo dicen quienes me han intentado destruir políticamente, una parte muy importante de los días y de las horas de mi trabajo como senador de Los Lagos, los saqué de mi trabajo de senador de Los Lagos para dedicarlos al trabajo por el eje del gobierno de Bachelet, o sea, tuve un costo regional, pero nunca pensé que esto era para que me lo agradecieran después”.

Además, sostiene no estar dolido por lo que le hicieron, debido a que "la vida me ha enseñado a mirar la política con crudo realismo y puedo observar que sobre quienes han tenido una tarea de responsabilidad política, como las que yo he tenido en los últimos 25 años, se descargó una artillería de descalificaciones de grupos de presión extrapartidarios que han instalado una especie de vetos tácitos y yo he sido una víctima privilegiada de estos ataques, de forma que ahora no me ha sorprendido no ser convocado al gabinete".

Reclama, enfático, que “se ha querido satanizar la experiencia política. Esos grupos chicos, que son grupos de presión, que operan desde el anonimato, desde las redes sociales muchas veces han hecho de mí un objetivo privilegiado de ataques personales”.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes