Jueves, 29 de septiembre de 2016Actualizado a las 02:02

Considera a la ex subsecretaria víctima, pues "se expuso a su familia y su tranquilidad personal"

Zaldívar califica de "campaña de bullying" lo ocurrido con Echeverría y dice que "era respaldada por todos, no era necesario el cambio"

por 9 marzo 2014

Zaldívar califica de
El senador DC explica que, de existir causales claras y directas, hay que hacerlas ver desde el primer momento, “porque no se puede dejar pasar 60 días para estirar una decisión y aceptar la renuncia. Debemos buscar realizar un planteamiento corporativo, porque la propia gente de uno es la que empieza a participar en el bullying, y esto pasa a ser un deporte nacional”.

El senador DC y ex ministro del Interior en el primer gobierno de Michelle Bachelet, Andrés Zaldívar, calificó como una campaña de “bullying” las presiones de organismos de Derechos Humanos y sectores de la Nueva Mayoría contra la designada y hoy renunciada subsecretaria de Fuerzas Armadas, Carolina Echeverría, señalando que era “respaldada por todos y no era necesario realizar el cambio”.

En entrevista con La Tercera, el legislador falangista precisa que existe una “inconveniencia” de volver a repetir renuncias como las de Claudia Peirano y Echeverría, producto de la presión externa.

“Espero que no se vean las polémicas en los casos de Carolina Echeverría y Claudio Peirano como un resultado de la presión social, porque sería realmente inconveniente. Creo que se ha producido un hecho real, la gente ha sido objetada por campañas de bullying, exponiendo a sus familias y su tranquilidad personal. Lo más complicado es que la persona era respaldada por todos y no era necesario realizar un cambio y, sin embargo, la víctima no tiene otra opción que renunciar para resguardar su tranquilidad”, explicó.

El senador reitera que se ha hecho un “bullying innecesario”, porque “queda la sensación de que los cargos que se han planteado son reales, son verídicos y se daña a la persona por tiempo indefinido”.

Explica que de existir causales claras y directas, hay que hacerlas ver desde el primer momento, “porque no se puede dejar pasar 60 días para estirar una decisión y aceptar la renuncia. Debemos buscar realizar un planteamiento corporativo, porque la propia gente de uno es la que empieza a participar en el bullying, y esto pasa a ser un deporte nacional”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes